Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Jueves, 18/10/2018
Portada > noticia
Foro Cinco Días con Europa

Almunia pide una gran reforma laboral para ganar competitividad

España debe acometer de forma urgente la reforma laboral que tiene pendiente desde hace varios años además de mejorar la formación de capital humano en las empresas para evitar más pérdidas de competitividad

08/02/2005 | Cinco Días

España debe acometer de forma urgente la reforma laboral que tiene pendiente desde hace varios años además de mejorar la formación de capital humano en las empresas para evitar más pérdidas de competitividad. Así de contundente se mostró ayer el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Joaquín Almunia, en su intervención en el Foro Cinco Días con Europa, dedicado a los Retos económicos de la Europa ampliada.

'En mi opinión, hay dos reformas que España debe acelerar cuanto antes. Una es la laboral, que lleve a una reducción de la alta tasa temporalidad en los contratos; y la otra, pasa por elevar la cualificación de los trabajadores y su formación dentro de las empresas', resaltó en el citado foro, organizado con la participación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), y al que asistió una nutrida representación de altos ejecutivos de todos los sectores productivos.

El comisario hizo un guiño, de esta forma, a la reunión celebrada la semana pasada en La Moncloa entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los máximos dirigentes empresariales y sindicales (José María Cuevas, José María Fidalgo y Cándido Méndez). En esa cita, tanto la patronal CEOE como los sindicatos CC OO y UGT decidieron aparcar las diferencias en otros ámbitos (como la revalorización del salario mínimo) y abordar cuanto antes asuntos 'más prioritarios' como la negociación de los convenios colectivos y la reforma del mercado laboral.

Pérdida pausada pero continua

Ayer, Almunia insistió en que España se juega mucho en este terreno. El comisario hizo referencia a la 'pérdida de competitividad' de la economía española, que 'no es muy acusada pero sí continua'. A esa pérdida de competitividad contribuye tanto la 'precarización del empleo', como la 'insuficiente cantidad de recursos' dedicados a la investigación y la innovación. En su opinión, éstas son las dos asignaturas pendientes del país, y que serán claves para no perder el tren del progreso en los próximos años.

En materia de empleo, otro punto negro, ligado a la precarización de los contratos, es la situación de la mujer en el mercado laboral. Mientras la tasa de paro masculino está por debajo de la media comunitaria, 'la tasa de paro femenina coloca a España como el último país de la zona euro, a pesar de los avances cosechados en los últimos años', denunció Almunia.

Elogios a las finanzas públicas

No obstante, Almunia tuvo elogios para la situación global de la economía española, y en especial para las finanzas públicas. A su juicio, los gestores políticos 'han cumplido los deberes del equilibrio fiscal que se les exigía desde Bruselas', no como ha ocurrido con otros países de peso en la UE como Alemania, Francia o Italia y que ahora están pasando por dificultades para cumplir el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

La economía española crece actualmente casi un punto de PIB por encima de la media comunitaria (un 2,7% en el cuarto trimestre de 2004, según el Banco de España), y sin grandes desequilibrios en deuda y déficit. Tan sólo asoma, y de forma persistente, un repunte de la inflación, por encima de la media de la UE, y que 'habrá que corregir en los próximos meses si no se quiere minar aún más la competitividad' de los productos españoles.

Otro aspecto criticado por Almunia es la viabilidad a medio y largo plazo del actual 'modelo de crecimiento' económico que se lleva arrastrando desde hace varios años. 'El crecimiento en España no puede basarse indefinidamente en un consumo vinculado al endeudamiento de las familias, y en la construcción. El boom de la vivienda no va a ser eterno; se necesita un modelo más equilibrado donde tenga más presencia el sector exterior y las inversiones', dijo, en presencia de responsables de grandes constructoras como FCC, ACS y Acciona.

Constitución europea

Por otro lado, Almunia hizo referencia al Tratado de la Constitución Europea, confiando en que España sea el primer país de la UE que lo ratifique en referéndum, el próximo día 20 de febrero, y 'sirva de acicate' para el resto de socios comunitarios.

El comisario ligó el éxito de la Constitución Europea a la continuidad de las reformas en Europa, enmarcadas en la Estrategia de Lisboa. Un traspiés en la ratificación de la Carta Magna supondría una dificultad añadida, 'aunque no insalvable', al proceso de reformas económicas que necesita la Unión.

Algunas de ellas son comunes en muchos países. Así, los problemas de España de falta de inversión e innovación tecnológica, según Almunia, son los mismos que los que tiene Europa si se compara con otras grandes áreas desarrolladas como Estados Unidos, en donde se hace un mayor esfuerzo inversor en capital que en el Viejo Continente.

El objetivo último es conseguir un crecimiento del PIB de España y de Europa por encima de su potencial actual, que en el caso de la UE, apenas supera el 2%.

Una mano la está echando el tipo de cambio del euro, según Almunia. Su fortaleza frente al dólar 'ayuda a pagar la factura energética y mantiene a raya (sin subidas) los tipos de interés' en la zona aunque para ello haya que renunciar a una evolución más favorable de las exportaciones, muy afectadas por la apreciación de la divisa única.

El comisario resaltó también el cambio de tendencia en los Gobiernos europeos, más proclives ahora que hace un año a cumplir las reglas del Pacto de Estabilidad, y a sancionar a Grecia si hiciera falta, para que cumpla sus compromisos. Algo que no ocurrió con Alemania y Francia.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek