Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 14/12/2018
Portada > noticia
El mantenimiento de la errónea política del Gobierno retrasará la recuperación y afectará al bienestar de la población en España

Cinco meses después de la Refoma Laboral el aumento de la temporalidad y la destrucción de empleo siguen siendo una constante

Según los datos publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo, el paro registrado se ha incrementado en 24.318 personas, situando la cifra total de desempleados en 4.110.294. Los datos vuelven a mostrar las dificultades de la economía española para salir de la recesión y confirman que, tras la aprobación de la Reforma Laboral, la destrucción de empleo sigue siendo una constante y continúan aumentando los contratos temporales y reduciéndose los indefinidos. El crecimiento prácticamente nulo que experimenta nuestra economía tiene como consecuencia más grave el continuo deterioro que sufre nuestro mercado de trabajo. UGT considera que el recorte del gasto público y de las prestaciones sociales, unido a la rebaja de impuestos a las empresas, suponen un paso adicional en unas políticas fiscales erróneas, que además harán que se reduzca, una vez más, el tamaño del sector público en España. Para el sindicato los anuncios del Gobierno son, una prueba más de que “estamos cediendo” a las continuas presiones de las instituciones internacionales y los gobiernos de corte neoliberal.

02/12/2010 | UGT

Según los últimos datos, publicados en el día de hoy por los Servicios Públicos de Empleo, el paro registrado se ha incrementado en 24.318 personas, lo que supone un aumento del 0,60% con respecto al mes de octubre. De este modo, la cifra total de desempleados de nuestro país se sitúa en 4.110.294 trabajadores. Con respecto al paro registrado en el mes de noviembre de 2009, el desempleo aumenta en 241.348 personas, siendo la tasa de variación del 6,24%.

Desagregado por género, el desempleo se incrementa ligeramente más entre las mujeres (0,64%) que entre los hombres (0,55%) en el último mes, dándose la misma situación en términos interanuales, donde aumenta un 7,99% y un 4,49% respectivamente. En términos globales, la cifra de paro para los hombres es de 2.027.565 y para las mujeres es de 2.082.729.

Crece prácticamente lo mismo el desempleo entre los menores de 25 años que entre los mayores de esa edad, manteniéndose la proporción de desempleados jóvenes sobre el total de parados alrededor del 11,2%, ocho décimas por debajo de la registrada en 2009.

Por lo que respecta a los extranjeros, hay un 9,98% más de desempleados si lo comparamos con el año anterior, incrementándose en un 2,24% si se compara con el mes anterior.

Por sectores económicos, aumenta el número de desempleados en servicios y agricultura, donde se registran 15.757 y 2.437 parados más que en el mes anterior (un 0,66% y un 1,86% en términos relativos). Por su parte, en la construcción y en la industria se registra un descenso del paro de 769 en el caso del primero y 1.744 en el segundo (un 0,11% y un 0,36% respectivamente). Los trabajadores sin empleo anterior aumentan un 2,43% con respecto a octubre, siendo el incremento todavía mayor, del 24,09%, si lo comparamos con los datos registrados el año anterior.

El número total de contratos registrados en el mes de noviembre asciende a 1.257.479, lo que supone un descenso del 6,58% respecto al mes anterior. Los contratos temporales celebrados han supuesto el 91,40% del total de contratos firmados, siendo los indefinidos un 8,69% menos de los contratos registrados en octubre y un 0,66% menos que los registrados en el mismo mes del año anterior. La proporción de contratos indefinidos respecto a hace un año cae tres décimas.

Los datos del desempleo del mes de noviembre vuelven a mostrar las dificultades de la economía española para salir de la recesión. El crecimiento prácticamente nulo que experimenta nuestra economía tiene como consecuencia más grave el continuo deterioro que sufre nuestro mercado de trabajo. Si bien es cierto que el crecimiento que ha experimentado el paro registrado en el mes de noviembre de este año no alcanza los niveles de años anteriores, siendo noviembre un mes históricamente muy negativo para las cifras desempleados, hay que tener muy presente que la destrucción de empleo continúa siendo una constante y el total de desempleados de nuestro país supera ampliamente los 4,1 millones de trabajadores. A ello hay que añadir que la cobertura de la prestación por desempleo se ha mantenido en el mismo nivel que en el año 2009 (75,3%). Esto, unido a que el gasto total de prestaciones por desempleo ha disminuido un 3,39% anual (de octubre de 2009 a octubre de 2010), puede indicar que se está produciendo un trasvase desde las prestaciones contributivas hacia las asistenciales. En este contexto, la eliminación del PRODI, anunciada ayer por el Gobierno, puede agravar seriamente la situación de una gran parte de los parados de nuestro país.

Por otra parte, como venimos anunciando desde hace unos meses desde UGT, la reforma laboral que impuso el gobierno y que llevó al sindicato a convocar una huelga general el pasado mes de septiembre, no sirve para reducir uno de los males endémicos que tiene nuestro mercado laboral y que no es otro que el de las elevadas tasas de temporalidad que sufren los trabajadores de nuestro país. Es más, desde que se aprobó la reforma, no sólo no se ha reducido la dualidad de nuestro mercado de trabajo, sino que mes a mes se comprueba como la gran mayoría de los contratos que se firman son de carácter temporal, reduciéndose los indefinidos. Ello nos da muestras claras de que es necesaria una rectificación inmediata de las políticas laborales que está llevando a cabo el Gobierno.

A todas estas dificultades por las que atraviesa el mercado de trabajo se le añade la errónea política económica que está llevando a cabo el gobierno en los últimos meses (recorte salarios sector público, congelación pensiones y disminución inversión en infraestructuras y estímulos económicos, entre otras muchas). La última muestra la dio ayer con el anuncio de una serie de medidas totalmente desenfocadas que en nada ayudarán a la recuperación económica y, lo que es más grave, que afecta en gran medida al bienestar de la población de nuestro país.

En un país, como en el caso de España, en el que la presión fiscal es una de las más bajas de la Unión Europea, resulta sorprendente que el Gobierno crea que la ausencia de inversiones y creación de empleo se deba a unos supuestos elevados impuestos que pagan las empresas y que por ello anuncie una rebaja del Impuesto de Sociedades. La pérdida de ingresos del Estado traerá consigo precisamente el efecto contrario ya que incrementará el déficit y evitará que el Gobierno tenga capacidad para llevar a cabo una política económica que realmente contribuya a la recuperación. A ello se le une el que una rebaja de los ingresos afectará decisivamente al déficit público, lo que nuevamente nos llevará a más recortes de los derechos sociales, para satisfacción de los intereses de los mercados internacionales.

Por lo tanto, UGT considera que el recorte del gasto público y de las prestaciones sociales, unido al descenso de impuestos a las empresas, suponen un paso adicional en unas políticas fiscales erróneas, que además harán “empequeñecer” una vez más el tamaño del sector público en España. Los anuncios son, por tanto, una prueba más de que “estamos cediendo” a las continuas presiones de las instituciones internacionales y gobiernos de corte neoliberal.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek