Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Martes, 18/12/2018
Portada > noticia
HOSTELERÍA-TURISMO | Movilización en Paradores

Cobardía

13/11/2012 | Comité Intercentros de Paradores

Define el Diccionario de la Real Academia de La Lengua Española la cobardía como: “falta de ánimo y valor”. Esas carencias parecen presidir la actuación de la dirección de Paradores de Turismo, al menos en lo tocante a las relaciones con sus trabajadores a través de los representantes de estos, a los que, como sabéis, se niegan no solo a recibir, sino siquiera a trasladar la más elemental explicación cuando para ello se les requiere.

Establece por su parte, el artículo 20.2 del Estatuto de los Trabajadores que: “El trabajador y el empresario se someterán en sus prestaciones recíprocas a las exigencias de la buena fe”. Huelga explicación alguna, los tiempos en los que en Paradores de Turismo la buena presidió las Relaciones Laborales, si es que alguna vez lo hizo, están más que perdidos en los laberintos de la memoria.

Todo esto puede resultar una reflexión inconexa, trataremos de que no lo sea haciendo un pequeño resumen de cuál es la situación en la que nos encontramos, y porque hemos llegado a ella.

Hasta no hace tanto tiempo, está empresa daba pingües beneficios a su accionista único, hasta el extremo de llegar a eso mismo, a repartirlos, algo por lo que, obviamente, el ministerio de hacienda pasó la correspondiente “receta”. Tal vez no fue esta la mejor gestión, pero es evidente que, si alguien no fue autor de la misma, estos fuimos los trabajadores.

Las distintas direcciones que ha tenido la Empresa, han emprendido una vorágine inversora en nuevos establecimientos y en la reforma de los existentes que, se han debido costear con cargo exclusivo a los fondos de la sociedad, endeudándola hasta cotas inimaginables a pesar de no ser la propietaria de los mismos. Inversiones que, como desgraciadamente estamos comprobando, no se hacen atendiendo a los más elementales criterios de eficiencia empresarial, construyendo Paradores en lugares donde vayan a ser viables económicamente, sino a “otros criterios” o más bien a “otros intereses” que se nos escapan. Tampoco en este caso han tomado estas decisiones los trabajadores.

Por otra parte, la empresa se ve obligada a pagar un canon desmesurado para los tiempos de crisis en que nos encontramos, por la explotación de los establecimientos. Que menos que, nuestros directivos negociaran la rebaja sustancial o la suspensión del pago de este, a la espera de tiempos mejores, ante el mismo poder político que, graciosamente les ha colocado al mando de la sociedad. Esta actuación no la pueden llevar a cabo los trabajadores, que si pudieran lo harían.

La dirección no está tomando decisión alguna que contribuya a mejorar la posición de la empresa en el mercado, a vender más nuestro producto, que es bueno, no busca nuevos nichos de mercado, no se preocupa de hacer una oferta distinta que la de la competencia a pesar de poder hacerlo porque nuestra oferta es única y cuenta con los mejores profesionales, aún al contrario, es incapaz de tomar las más elementales decisiones de gestión ordinaria y corriente de la empresa, que se ven retrasadas sin motivo ni razón alguna, en una especie de parálisis empresarial sin precedente conocido. En este caso no existe responsabilidad de los trabajadores, aún al contrario, son víctimas de esta ineptitud.

La anterior dirección vendió el único inmueble propiedad de la Empresa, el edificio de la calle Requena, centro de trabajo de los Servicios Centrales, y la actual “parece”, porque a pesar de haber sido preguntada no responde, tener la intención de trasladarlos a no se sabe donde, a una nueva ubicación, donde el rumor que corre, y que la dirección no desmiente, es que no hay sitio para la totalidad de la plantilla. Ignoramos si ha intentado conseguir una rebaja en el alquiler del edificio actual con lo que se evitaría un costosísimo traslado y se estaría llevando a cabo una gestión más eficiente. Una vez más los trabajadores pueden llegar a ser los que paguen en exclusiva los errores que comete la dirección de la empresa.

Sin embargo, los trabajadores si han hecho todo lo que está en su mano, han continuado trabajando con la misma profesionalidad y dedicación que en tiempos de bonanza, soportando estoicamente la rebaja económica que ha venido como consecuencia de la crisis y el descenso de la producción amén de llevar varios años sin subida salarial.

Desde aquí volvemos a reiterar que, estas dos cuestiones, pago del canon y obligación de construir Paradores, son la causa fundamental de la mala situación económica. Simplemente con que Patrimonio pagara por unos edificios que son suyos y con que el Ministerio de Hacienda rebajara o suspendiera temporalmente la obligación del pago del canon la empresa sería más que viable. No obstante, mucho nos tememos que no se explorarán estas vías, o si se exploran será demasiado tarde para un gran número de trabajadores de la Red de Paradores que habrán perdido su trabajo o habrán visto enormemente rebajadas sus condiciones laborales.

No nos parece que lo anterior sea mucho pedir, y solicitamos a los actuales gestores que se pongan manos a la obra sin demora, cuando, como es sabido, se dedica el dinero de los ciudadanos a sanear y pagar la deuda de las entidades del sector financiero que, precisamente, nos han sumido en la crisis. Aquí se mantendrían los puestos de trabajo de 4.000 personas por no hablar de la importancia que tienen los establecimientos para la economía de la zona donde se encuentran en la que todos ellos generan una gran cantidad de empleo indirecto y funcionan como verdaderos impulsores de la actividad económica.

Lamentablemente, a la vista de los acontecimientos, nada parece indicar que nos escucharán, seguramente solo tendrán “ánimo y valor” para lo fácil, privarnos de nuestro trabajo y con él de una parte importante de nuestra vida.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek