Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Sábado, 22/09/2018
Portada > noticia

Con estos presupuestos, los pensionistas no recuperarán el poder adquisitivo perdido

UGT rechaza la utilización del Fondo de Reserva y recuerda que la pérdida masiva de cotizantes al Sistema es consecuencia directa de la reforma laboral

28/09/2012 | UGT

UGT considera insuficiente el gasto en pensiones presupuestado por el Gobierno para 2013 y advierte que este gasto no soportará la exigencia legal de revalorizar las pensiones conforme a la desviación de la inflación, ni tiene en cuenta la evolución al alza del número de pensionistas y la pensión media del Sistema.

Por otra parte el sindicato rechaza la utilización del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, puesto que a día de hoy la Seguridad Social no está en déficit (en el mes de agosto cerró con un saldo positivo de casi 3.000 millones de euros) y todavía están pendientes de pago a la Seguridad Social algunas partidas como los aplazamientos. Por último, recuerda el grave perjuicio que la reforma laboral está ocasionando en nuestro Sistema de Seguridad Social, porque no crea empleo, favorece el despido y fomenta la pérdida masiva de cotizantes y, por tanto, de ingresos del Sistema. 

UGT rechaza el Proyecto de Presupuestos de la Seguridad Social para el año 2013, así como la decisión del Gobierno de sustraer del Fondo de Reserva de la Seguridad Social la cantidad de 3.063 millones de euros, aprobados por el Consejo de Ministros de ayer jueves. 

El Proyecto de Presupuestos de la Seguridad Social presentado por el Gobierno para el año 2013, contiene grandes contradicciones en las cuentas de la Seguridad Social. No se ajusta a las previsiones más racionales sobre la evolución del sistema, lo que provocará que el año 2013 finalice en déficit presupuestario. Ahonda en una reducción excesiva del gasto. Y pone en duda la protección futura de las necesidades de los trabajadores y pensionistas de nuestro país. 

El gasto en pensiones ha sido claramente infrapresupuestado. Si bien, se ha previsto un incremento de la partida de pensiones de 4.372,96 millones de euros (un 4,36% superior a la presupuestada en el 2012), ésta no soportará la exigencia legal de revalorizar las pensiones conforme a la desviación de la inflación, ni la evolución al alza del número de pensionistas y la pensión media del sistema. 

El Gobierno ha confirmado el aumento de las pensiones para el año 2013 en un 1%, sin embargo aún no ha aclarado si los pensionistas verán o no compensada la pérdida de poder adquisitivo soportada en el año 2012, como consecuencia del incremento de los precios. Por ello, exige que el Gobierno cumpla la legislación vigente y revalorice las pensiones en función del IPC. 

Los ingresos presupuestados son irreales. No se ajustan a las previsiones macroeconómicas realizadas por organismos nacionales e internacionales, que advierten de un mayor deterioro del mercado de trabajo, en total contradicción por ejemplo, con el incremento de las cotizaciones del Régimen General del 1,91% previstas por el Gobierno. 

Por otro lado, UGT rechaza la decisión del Consejo de Ministros de extraer 3.063 millones de euros del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Al mismo tiempo, celebra que el Gobierno haya “reconsiderado” eliminar, gracias a la presión sindical, la rebaja en un punto de las cotizaciones sociales a cargo del empresario, una medida incongruente e insolidaria, cuando por otro lado se recurre a la hucha de las pensiones. 

Tres son las razones principales de nuestro frontal rechazo: 

  • La Seguridad Social finalizó agosto con un saldo positivo de 2.721,08 millones de euros 
  • El Gobierno ha incumplido su obligación de informar al respecto en la Comisión del Fondo de Reserva, del que las organizaciones sindicales forman parte. A día de hoy continuamos sin información que demuestre la conformidad o no, de esta decisión con la normativa vigente. 
  • Conviene recordar que todavía están pendientes de pago a la Seguridad Social (aplazamientos) más de 2.000 millones de euros del ejercicio 2011, a los que habría que sumar las cuantías aplazadas en años anteriores. Y que este año los aplazamientos concedidos se elevan a 1.409 millones de euros. A esto se añade que el Gobierno recientemente ha permitido disminuir los ingresos de la Seguridad Social aplazando cuotas a las Administraciones públicas que lo han solicitado. El Estado todavía tiene pendiente el pago de todas las deudas contraídas por los diferentes ministerios con la Seguridad Social, así como los complementos a mínimos o las cotizaciones de cuidadores familiares. 

En definitiva, tanto los Presupuestos de Seguridad Social presentados como la decisión de acudir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, son la consecuencia directa de una reforma laboral que no solo no ha creado empleo, sino que favorece el despido y fomenta la pérdida masiva de cotizantes y por tanto, de ingresos del sistema de Seguridad Social.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek