Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Domingo, 21/10/2018
Portada > noticia

Conclusiones de las Jornadas Federales de Negociación Colectiva para 2005

29/11/2004

Las Jornadas Federales de Negociación Colectiva reunidos en Madrid el día 24 de Noviembre de 2004 ha centrado la valoración de la negociación colectiva del año 2004 resultando los siguientes datos:

Desglosando por sectores el total de convenios corresponde:

41 Convenios de Empresa.

55 Convenios de Hostelería.

12 Convenios de Juego.

248 Convenios de Comercio.

El incremento medio salarial del conjunto de los sectores ha sido del 2,89% afectando a 1.803.599 trabajadores. Los convenios nuevos han incrementado los salarios en el 3,07% con un total de trabajadores de 456.905 y el resultado de los convenios que han revisado salarios ha sido del 2,72% y están afectados un total de 1.256.694 trabajadores. Vemos que los convenios nuevos que se han firmado hasta el mes de octubre evolucionan favorablemente en cuanto al incremento salarial respecto a los convenios que solamente revisan tablas.

Incremento salarial 2004.

3,07%.

2,89%.

2,72%.

De los convenios nuevos firmados, es el sector de hostelería quien tiene un incremento salarial más alto con el 3% siguiéndole muy de cerca los convenios del sector de comercio con un 2,89% de incremento medio. En el sector de juego el incremento ha sido del 2,5%. El porcentaje más alto corresponde a los seis convenios nuevos de empresa analizados en este balance, que tienen un incremento salarial medio del 3,78%.

En cuanto a las revisiones de convenio, también tenemos el sector de hostelería con el incremento más alto 3%, luego está el sector de comercio con el 2,71% , después está el sector del juego con un incremento del 2,7% y el último lugar se sitúan las empresas con un incremento medio del 2,45%.

Para el año 2005 nuestra federación tendrá que negociar un total de 234 convenios de los que 25 son de ámbito empresarial; 27 de hostelería, 6 de juego y 176 de comercio.

Asimismo, se valoró con la intervención de la compañera Josefa Solá (C.E.C.) las conclusiones Confederales de las Jornadas de Negociación Colectiva y la perspectivas y necesidad del Acuerdo Intersectorial de Negociación Colectiva (ANC-2005) y reforzamiento que esto supone a nuestros sectores. Manifestando los asistentes la necesidad de la renovación del ANC para el año 2005 sobre la base de:

• Reforzar el carácter obligacional del Acuerdo, sin alterar su naturaleza jurídica.

• Consolidar el modelo de determinación salarial y mejorar la eficacia de las cláusulas de revisión.

• Asentar y adaptar las orientaciones, recomendaciones y criterios para conseguir un modelo productivo que prime la calidad en el empleo, basándose en cuatro ejes fundamentales: estabilidad, igualdad, seguridad y formación permanente.

• Reforzar la interrelación entre las diversas materias objeto del Acuerdo, a efectos de su traslación e incorporación a los convenios colectivos como un todo, para evitar la exclusión de aquellas en las que se produzca una resistencia empresarial.

• Por otra parte, es conveniente revisar y ampliar el temario del próximo Acuerdo haciendo especial hincapié en los aspectos referidos a la estabilidad del empleo, a la organización del trabajo, la conciliación de la vida laboral y familiar y las políticas de igualdad en la empresa, a los derechos de información, consulta y participación, así como reforzar el deber de negociar y fortalecer la estructura de la negociación colectiva.

Las jornadas han tenido como elemento central de debate el análisis de la estructura de la negociación colectiva de nuestros sectores:

COMERCIO:
La negociación colectiva de Sector de Comercio debe fijar como objetivo la reducción de ámbitos funcionales, con el fin de avanzar en la unificación de convenios, bien por la vía de la extensión o por la inclusión en ámbitos ya establecidos.

Continuar reclamando ante las Organizaciones Empresariales la necesidad de dotar al conjunto del Sector de Comercio de un Acuerdo Marco Estatal donde definir, entre otras cuestiones, la estructura de la negociación del conjunto del sector.

Asimismo, las jornadas han analizado en profundidad el pacto de ACES-Fetico en Supermercados, concluyendo nuestra posición contraria a la apertura de ámbitos artificiosos y sin criterios sectoriales objetivos. En este sentido, hemos reafirmado nuestra oposición en dos niveles:

• Jurídicas: Con las acciones ya iniciadas ante la Administración Laboral y ante la Audiencia Nacional.

• Sindicales: Con el compromiso de iniciar una campaña junto con CC.OO. de información y denuncia del mencionado pacto sin descartar posibles movilizaciones allá donde seamos agredidos.

HOSTELERÍA: La negociación colectiva del Sector de Hostelería debe continuar incidiendo en ampliar los contenidos del ALEH II, y para ello es necesario recuperar el diálogo sectorial en la búsqueda de soluciones a problemáticas subsectoriales concretas.

JUEGO: La necesidad de finalizar la adaptación de los Convenios de Comunidad o Provinciales al Acuerdo Marco Laboral de Bingos.

Insistir y hacer un llamamiento a la Patronal de Casinos de la necesidad de iniciar un convenio Marco Estatal de Casinos donde se empieza a debatir materias que son homogéneas a todos los Casinos de Juego.

Como conclusión de las jornadas se reafirmaron como objetivos a tener en cuenta en los contenidos de las plataformas de negociación del año 2005 los siguientes diez puntos para el conjunto de nuestros sectores.

1. Crear empleo y mejorar su calidad

Los objetivos marcados por el Consejo de Lisboa de la Unión Europea precisan para su cumplimiento alcanzar ciertos objetivos globales entre los que destaca la transformación hacia un modelo económico basado en los conocimientos, con una dependencia directa en la inversión en capital humano y en I+D. Esta sería la clave para mejorar la productividad y una importante fuente de creación de empleo. En este sentido, la negociación colectiva debe contemplar como elementos fundamentales del volumen y calidad del empleo los siguientes aspectos:

• Estabilidad

• Formación permanente.

• Seguridad y salud laboral.

• Igualdad de oportunidades para mujeres y hombres.

• Políticas laborales para jóvenes.

• Integración de trabajadores con discapacidades.

• Inserción de los inmigrantes en el ámbito laboral.

• Mayor participación de técnicos y cuadros.

•Mayor equilibrio y participación en las relaciones laborales.

2.  Limitar la temporalidad del empleo

Para lo cual habría que:

• restringir la utilización de las modalidades de contratación temporal (reduciendo su volumen, fijando porcentajes máximos o limitando las modalidades);

• reforzar la causalidad de los contratos temporales;

• aumentar los controles sobre los mismos, incrementando las indemnizaciones a su finalización;

• evitar el encadenamiento de contratos temporales;

• alcanzar compromisos para la conversión de contratos temporales en fijos.

3.  Luchar contra la precarización del empleo, especialmente la subcontratación y la cesión de trabajadores

En las empresas contratantes:

• delimitando las actividades que no pueden ser subcontratables, mediante la definición del concepto de “propia actividad”, y la determinación de las actividades y trabajos concretos, susceptibles o no de externalización;

• extendiendo la responsabilidad salarial del empresario principal;

• limitando la subcontratación en cadena;

• estableciendo derechos de consulta previa de los representantes sindicales sobre los proyectos de contratas;

• fijando la subrogación de los trabajadores ante cambios en las empresas subcontratadas;

• introducir mecanismos de control para evitar la cesión ilegal.

En las subcontratas:

• articulando una actuación sindical coordinada para la representación de todos los trabajadores subcontratados;

• protegiendo las condiciones salariales y de trabajo a través de la articulación de la negociación colectiva y dando respuesta a las situaciones específicas. En particular, introducir medidas para la equiparación de derechos y condiciones laborales de los trabajadores de las subcontratas o empresas de servicios respecto de las empresas principales, estableciendo en los convenios aplicables a éstos las condiciones en las que operaria la equiparación (definición de trabajador equivalente, contenido de la equiparación, etc.).

4.  Mejorar y proteger los salarios

En todos los ámbitos de negociación se deberían incorporar las siguientes reivindicaciones:

• conseguir ganancias de poder adquisitivo para los salarios, de modo que contribuyan al crecimiento y al empleo;

• introducir cláusulas de revisión que protejan plenamente la mejora del poder adquisitivo pactado para todos los trabajadores, incluidos los temporales;

• elevar los niveles de los salarios mínimos de convenio, en la perspectiva de lo que marca el desarrollo del nuevo SMI, y con el objetivo de alcanzar o superar el umbral de los 600€, aplicando en todo caso incrementos más elevados a los grupos de más bajos salarios;

• regular las fórmulas de retribución variable para evitar la individualización salarial, la discrecionalidad empresarial, y las fórmulas no objetivas y sin control sindical ni contractualización en convenio, estableciendo en todo caso límites mínimos en proporción de la retribución total de los conceptos variables.

5. Reducir los accidentes de trabajo, los riesgos laborales y mejorar la salud

Hay que seguir trabajando para que los convenios incorporen prioritariamente las siguientes cuestiones:

• la creación de comisiones paritarias de Seguridad y Salud;

• el establecimiento de la obligatoriedad de elaborar planes de prevención sectoriales, y sus contenidos mínimos;

• la vigilancia específica de la salud de acuerdo con los riesgos concretos para la misma de la actividad y de los puestos de trabajo;

• la creación de la figura del Delegado Sectorial/Territorial, con funciones, garantías y crédito horario propio que permita dotar de capacidad y contenido real a sus funciones;

• el aumento del crédito horario del Delegado de Prevención;

• la introducción de protocolos sobre acoso moral y sexual;

• el desarrollo de la normativa sobre coordinación de actividades empresariales (negociar la figura del responsable de la coordinación, planes y procedimientos de coordinación...).

6. Organización del trabajo. Reducción del tiempo de trabajo

Debemos seguir impulsando que la flexibilidad en las condiciones laborales debe ir emparejada, inexcusablemente, con la seguridad jurídica y contractual de la relación laboral. Tenemos, además, que seguir consiguiendo mejoras en la reducción del tiempo de trabajo, con el horizonte de las 35 horas semanales.

Además, debemos ser capaces de influir positivamente en la organización del trabajo, para hacerlo compatible con la conciliación de la vida familiar y laboral, y compaginar la flexibilidad empresarial con la seguridad de los trabajadores .

Es necesario establecer instrumentos de participación de los trabajadores en las decisiones que les afectan en materia de organización del trabajo.

7. Avanzar en la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres

La posición de las mujeres en el mercado de trabajo se sigue caracterizando por una fuerte segregación profesional, por las diferencias salariales discriminatorias respecto a los hombres, y por las dificultades notables para conciliar la vida laboral y familiar. A este respecto, los convenios deberían plantear prioritariamente:

• la sustitución de los métodos de selección, contratación, y promoción por sistemas objetivos, que garanticen la ausencia de discriminaciones por razón de sexo o familiares, con participación de los representantes de los trabajadores, así como la realización de estudios periódicos sobre la composición de las plantillas y las situaciones no paritarias;

• la apertura en todos los convenios de un capítulo sobre igualdad de trato y de oportunidades cuyo cometido deberá ser mejorado con cada renovación de los mismos;

• la revisión en cada convenio de los sistemas retributivos y de las clasificaciones profesionales para evitar que a trabajos equivalentes les correspondan salarios inferiores, así como la realización de estudios periódicos sobre la composición retributiva de hombres y mujeres;

• concretar, mejorar y ampliar el cuadro de medidas y protecciones legales para conciliar la vida laboral y familiar, eliminando la atribución exclusiva de estos derechos a las mujeres e incentivando a los hombres para que hagan uso de los permisos y excedencias;

• Establecer en la negociación colectiva garantías y protección para las victimas de la violencia domestica.

8. Garantizar el derecho a la formación y promoción profesional de los trabajadores

En el nuevo modelo productivo que defendemos la formación continua es un derecho para todos los trabajadores y facilitarla es un deber para el empresario y para la Administración.

Este derecho no basta afirmarlo como principio genérico sino que es necesario el concretarlo a través de la negociación colectiva mediante cláusulas que permitan ejercerlo. Para lo cual es necesario:

• incrementar la inversión directa en formación de las empresas, y no solamente su actuación a través de los programas subvencionados;

• concretar por grupos profesionales los cupos anuales de trabajadores que deben recibir formación, atendiendo prioritariamente a los que padecen mayor riesgo de perder el empleo por supresión o transformación del puesto de trabajo y los que tienen menor nivel de cualificación;

• las horas destinadas a formación continua deben estar dentro de la jornada (al menos en su mayoría), porque deben ser consideradas como jornada real de trabajo.

9. Luchar por la igualdad de trato hacia los grupos de trabajadores menos favorecidos

• establecer cauces que garanticen la plena igualdad de trato de los trabajadores inmigrantes en materia de selección, clasificación, promoción y formación;

• recuperar el compromiso de contratación de un 2% de trabajadores con discapacidad, planteando la adaptación de puestos de trabajo y de accesos, así como la igualdad de acceso en la selección, en el empleo y en la formación;

• asegurar la igualdad y no discriminación en función de la orientación sexual, así como el reconocimiento a las parejas de hecho del disfrute de los mismos permisos retribuidos que las parejas casadas;

• facilitar la posibilidad de trabajar a las personas con enfermedades derivadas del VIH; y tratar las drogodependencias como enfermedad, estableciendo planes de prevención y de rehabilitación en el lugar de trabajo, impidiendo cualquier tipo de sanción y contemplando la desintoxicación como baja por enfermedad.

10. Fortalecer la acción sindical y la capacidad representativa

De manera prioritaria habría que avanzar en los siguientes temas:

• reforzar la capacidad de influencia del sindicato regulando procesos para que los periodos de consulta y en los procesos de negociación sectorial que contempla la ley sean verdaderos procesos de negociación regidos por los principios de la buena fe;

• establecer plazos y salidas para las situaciones de bloqueo;

• establecer aspectos cualitativos y de plazo de los derechos de información, al servicio de la capacidad de intervención y de negociación;

• reforzar los derechos sindicales al servicio de la negociación, la difusión del convenio, la acción sindical (bolsas de horas, mejora de los derechos reconocidos legalmente) y de la comunicación con los trabajadores (más facilidades para el derecho de reunión en la empresa).

• ampliar y fortalecer los instrumentos de administración y gestión del convenio colectivo (Comisiones Paritarias, de Salud Laboral, de Medio Ambiente, de Igualdad de Oportunidades, etc.)

• prever mecanismos de solución de conflictos mediante mediación y arbitraje.

• permitir el ejercicio de los derechos sindicales a través de la utilización de la red informática de las empresas (correo electrónico, Internet, Intranet);

• crear observatorios de empleo en el ámbito sectorial, para abordar la adaptación de las empresas a los requerimientos del mercado, a los cambios productivos y a los derivados de la innovación tecnológica, permitiendo el análisis conjunto de las perspectivas futuras en materias tales como la posición de las empresas en el mercado, la ampliación de la Unión Europea, el desarrollo tecnológico, las cuestiones medioambientales, el empleo, las necesidades formativas, etc.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek