Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Domingo, 23/09/2018
Portada > noticia
LAS COSAS COMO SON

Cuando las medias verdades, son mentiras. Otra vez con las subvenciones

02/04/2012 | UGT

El Confidencial ha vuelto con el tema de las subvenciones. El 28 de marzo, publicó otra de esas informaciones firmadas por Daniel Toledo sobre subvenciones que obviamente, no se ha molestado en contrastar. Ya se sabe que la ignorancia es atrevida… y conveniente, en este caso, porque de haberse informado, se hubieran quedado sin artículo.

Al parecer el Gobierno actual, y más concretamente la Ministra Ana Mato, nos ha concedido a los sindicatos mas de 1´3 millones de euros a cargo del IRPF ¡a un día de la huelga general¡

La verdad es que no se sabe muy bien si lo que pretende destacar el artículo es nuestra desfachatez por solicitar subvenciones a cargo de la casilla de fines sociales del IRPF o la extraordinaria magnanimidad del Gobierno por “otorgarnos” el dinero en puertas de la huelga general.

En cualquier caso, es obvio que a este medio le molestamos unas organizaciones más que otras. Junto a la perversidad y villanía (esto no lo dice el artículo, seamos justos, pero prueben a leer entre líneas) de las organizaciones sindicales que queremos hacer cosas como “lograr la igualdad entre mujeres y hombres” “asesorar a colectivos excluidos” o disponer de “centros de información y orientación social para inmigrantes” se destaca también que la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales obtiene subvenciones para “sufragar planes de convivencia juvenil, de orientación y apoyo para jóvenes y de fomento de la diversidad”.

A lo mejor es que no les gusta lo que hacemos, y que lo de la igualdad, los inmigrantes o los excluidos, entre otros, les suena mal o no les suena en absoluto y les parece un despilfarro dedicar dinero público a apoyar, conseguir la igualdad y atender las necesidades de determinados colectivos.

Y no digamos ya, hacerlo desde determinados planteamientos ideológicos, por ejemplo los de las organizaciones sindicales. O sea, que los que no debemos gustarle somos nosotros. Ni lo que significamos, ni lo que hacemos.

En cualquier caso y puesto que esta organización tiene vocación de servicio a los trabajadores y trabajadoras y una de nuestras tareas es compartir nuestro saber (por cierto, al alcance de cualquiera que se hubiera leído la primera página del BOE del 27 de marzo) queremos puntualizar:

Las subvenciones de las que habla el artículo corresponden a la asignación del IRPF del año 2011 y fueron concedidas y comunicadas, no solo a nosotros, sino a todas las organizaciones que presentamos solicitudes y estas fueron aprobadas, en la primera quincena de noviembre 2011. Por tanto el actual Ministerio, no nos ha “otorgado” nada. Únicamente y como sucede con subvenciones de otros Ministerios, entre la fecha de concesión y la de publicación en el BOE pueden pasar meses; pero la subvención está ya concedida y una vez cumplidos los trámites oportunos, los proyectos pueden iniciarse, aunque no haya aparecido la publicación en el BOE.

Conveniente es recalcar, que la asignación tributaria del 2011 y recaudada en ese año, pertenece a los presupuestos del 2011. O sea que no nos han dado nada por adelantado (porque con la casilla del 0´7% del IRPF para fines sociales no funciona así) ni a nosotros ni a nadie, a cargo del Impuesto de la Renta de de las Personas Físicas del ejercicio 2012. Para más información, se puede consultar el BOE de 31/12/2011, Real Decreto-Ley 20/2011, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público, disposición adicional sexta sobre la asignación de cantidades a fines sociales del IRPF 2012 y, si sienten especial curiosidad, también la séptima (la que se dedica a la otra casilla del 0´7, la asignada al sostenimiento de la Iglesia Católica), y en la que se indica que durante el año 2012 el Estado entregará a ésta mas de 13 millones mensuales a cuenta de la cantidad que finalmente se recaude en el IRPF de este año.

Para que una solicitud de subvención se apruebe, pasa por una serie de controles, tanto de la Administración General del Estado como de las Comunidades Autónomas donde, en su caso, se vaya a ejecutar el proyecto. Y uno de los elementos que se valora es la correcta justificación de la actividad realizada con las subvenciones anteriores, además obviamente de su utilidad.

Nuestra actividad en todos los programas de UGT que se mencionan (y en otros que no aparecen; debe ser que el articulo corría prisa y llevaba mucho tiempo revisar las 45 páginas del BOE con los datos de las entidades, el titulo del proyecto y la cuantía), la conoce perfectamente la organización, y la sociedad y nos permite mantener servicios y actividades específicas que contribuyen a garantizar la igualdad de miles de trabajadores y trabajadoras, orientar a población extranjera y españoles retornados, a jóvenes, a colectivos excluidos…. Y el dinero lo gastamos en aquello para lo que lo hemos pedido y lo justificamos hasta el último céntimo de euro, como debe ser, porque somos conscientes de que recibimos y manejamos dinero público para desarrollar actividades que redunden en beneficio del conjunto de la sociedad.

Quizás somos malpensados, pero no hemos podido dejar de deducir de la lectura de este artículo, que los ciudadanos y ciudadanas que eligen marcar la casilla del O´7% para fines sociales de su declaración de IRPF, no saben a qué se destina esa cantidad ni quiénes concurren con distintos proyectos a hacer realidad esos fines sociales que hoy por hoy no están cubiertos (ojalá lo estuvieran) con servicios y prestaciones públicas. Lo saben muy bien, eso seguro, tanto como quienes, con toda libertad, eligen la otra opción.

Y ahora, un juego, busquen el BOE del 27 de marzo, pagina 25824 y las 44 siguientes, primero cuenten cuantas organizaciones han obtenido una parte de esa asignación del 0´7% para fines sociales del 2011, y luego sumen la cifra que reciben, en distintos programas, algunas de las organizaciones que se mencionan en la misma y compárenla con la que, según el artículo reciben las organizaciones sindicales. Nuestro mayor respeto a todos los que en igualdad de condiciones concurrimos con distintos proyectos a esta convocatoria, y finalmente se nos concede (o no) una cantidad de ese 0´7% del IRPF que los ciudadanos y ciudadanas quieren que se dedique a fines sociales. Pero, al parecer a este medio de comunicación le molesta únicamente lo que recibimos y en lo que lo empleamos determinadas organizaciones, entre otras las sindicales.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek