Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Miercoles, 28/06/2017
Portada > noticia
Entrevista al Secretario General de CHTJ-UGT

DESDE EL OTRO LADO DE LA BARRA: Entrevista con Francisco Domínguez, Parte 1 y 2.

16/03/2014 | EL INCONFORMISTA: Julio García

Segunda parte de la entrevista de El Inconformista, que reproducimos íntegramente.

Al barólogo le acusan, con mucha razón, de ser un voyeur desde fuera de l a barra, es cierto, entre otros motivos porque sabe que dar el salto es introducirse en un espacio, donde la realidad adquiere una dimensión diferente. La barra no es solo un elemento funcional es la separación de  dos mundos.

Para hacerse perdonar la falta, este mes el protagonismo lo tienen los baristas, palabra no reconocida en la lengua castellana en España, y sí en  el español  utilizado en Méjico para no usar el anglicismo barman.

 Hemos hablado con trabajadores de algunos bares donde se lee el Inconformista y preguntado que cuestiones plantearían  a un responsable sindical de la organización más implantada en el sector de la hostelería y en base a sus opiniones, se ha elaborado el censo de preguntas.

Nos hemos puesto en contacto con Francisco Domínguez Villalón.  Secretario   General  de la Ejecutiva Federal del,  Sector de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego, de UGT, con más de 100.000 afiliados, a pesar de la humilde publicación que es el Inconformista, nos ha dado todas las facilidades para la entrevista.

Francisco Dominguez,  al que conozco personalmente, es un trabajador que ha realizado la mayor parte de su actividad laboral en Valencia, es un sindicalista de raza, que conoce la realidad desde la base, por su personalidad y actividad, se puede afirmar que es lo más alejado de un burócrata, pero a la vez es conocedor de los cambios que se están produciendo en el sector de los bares y la hostelería en general.  

Sus respuestas valientes creo que no defraudarán a los baristas.

J. G. - Me consta que ha sido empleado de a pie, en la hostelería, ¿cuándo se trabaja en una organización tan potente, se pierde la sensibilidad de la realidad cotidiana de los trabajadores?. Como se puede evitar.

P.D.- Puede que esa sea la impresión que se tiene, puedo confirmar que en la mayoría de los cargos no es así,  yo sigo participando puntualmente en los temas trascendente que afectan a los trabajadores de mi empresa,  y me veo muy a menudo con mis compañeros en el centro de trabajo.

J. G. -¿Los trabajadores afiliados de restauración pertenecen normalmente a grandes empresas? ¿Tiene algún sentido para un empleado de una empresa de restauración familiar afiliarse a un sindicato?

P.D.-  Sí, hoy más que nunca para el desarrollo, mantenimiento y funcionamiento de la negociación colectiva como instrumento del reparto de la riqueza. La fuerza de la unión y la suma de muchos es lo que hace imparable a las organizaciones sindicales y las conquistas sociales. Nuestra organización tiene cerca de 100.000 afiliados en los sectores que representamos, y si embargo, en estos momentos, tan solo en el sector de la hostelería, 29 convenios con 630.000 trabajadores tienen de plazo hasta el 31 de diciembre de este año para renovar o decaer su vigencia,  y  60.000 trabajadores  de 9 convenios provinciales ya están sufriendo las consecuencias  de la pérdida de la ultaactividad de los convenios colectivos,  que son remitirse al salario mínimo interprofesional y las condiciones laborales al Estatuto de los Trabajadores, perdiéndose toda mejora de los convenios decaídos. Ello,  por si solo, justifica el fortalecimiento y el compromiso con los sindicatos de clase a través de la afiliación a los mismos, para que con, la fuerza de todos, y no solo de una pequeña parte, podamos parar este desmantelamiento de la negociación colectiva y de los convenios colectivos que están empobreciendo vertiginosamente a los trabajadores y a sus familias, y que si no nos hacemos fuertes, se contarán por millones en 2 ó  3 años.

J. G. -La mayoría de los afiliados a un sindicato lo utilizan para informarse y resolver alguna duda sobre sus derechos laborales. ¿Tiene hoy en día algún sentido estando Internet?

P.D.-Tanto  Internet como las redes sociales o la nueva generación de teléfonos inteligentes, son  unas herramientas tecnológicas extraordinarias que permiten una penetración en el tejido social sin precedentes, dando una agilidad  y dimensión al acceso a la información desconocida que viene a dar solución a muchos de los pequeños problemas de forma instantánea, y en la que CHTJ-UGT participa activamente a través de su web y de sus dominios en las redes sociales 2.0.

J. G.-En la hostelería, donde los horarios cambian cada semana, donde se trabaja domingos y festivos, donde la nocturnidad es habitual, por qué los sueldos son tan bajos? Que se puede hacer para solucionar esto.

P.D.-  En la hostelería la economía sumergida está a la orden del día, la precariedad y temporalidad laboral es enorme sin que tenga un sentido de principio de causalidad esta situación, como lo demuestra la inmensa rotación que existe de contratados y contratos  para un mismo puesto de trabajo,  las jornadas se prolongan, los días de descanso semanal y de vacaciones se reducen a cambio  de más salario sin cotización, toda esta realidad conocida por todos, no pude cambiarse más que con campañas de sensibilización y persecución del fraude, poniendo por parte de la Administración Pública los medios de los que hoy se carecen para alcanzar ese objetivo . Por otra parte, los salarios en el sector han solido estar en consonancia  con el conjunto del sector servicios, y actualmente, como en casi todos los sectores, la crisis económica y, sobre todo, las consecuencias de las Reforma Laboral, están influyendo grave y negativamente en las condiciones económicas y socio laborales del conjunto de los trabajadores y trabajadoras. Los trabajadores tienen que tomar conciencia de esta realidad y actuar en consecuencia, mano a mano con sus organizaciones sindicales,  para transformarla, no hay otro camino.

J. G.- ¿Qué factores influyen en que el convenio de hostelería sea uno de los más difíciles de cerrar?

P.D.- Especialmente la atomización de la representación empresarial y el interés cortoplacista de aumentar sus márgenes de beneficios recortándolos de los derechos  de los trabajadores y de sus ajustadísimos salarios.

J. G. - ¿Por qué los empleados de hostelería estando cada día más preparados, mantienen fama de poco cualificados e incluso con poca vocación? Tiene que ver el intrusismo profesional.

P.D.- Son tópicos típicos de los tantos que existen en nuestro país como los de en relación a la indolencia andaluza, a la racanería catalana, o el chulismo madrileño. Es cierto que la  hostelería tradicionalmente, por su propias condiciones de trabajo, y porque damos servicios cuando los demás se divierten,  ha sido un sector de paso de un número importante de trabajadores, pero la inmensa mayoría de ellos han mejorado sustancialmente su s cualificaciones y calificaciones profesionales a través de los programas de formación profesional reglada y, sobre todo, continua, donde la propia UGT ha llegado a mas de 600.000 alumnos en los últimos 20 años, teniendo los trabajadores de la hostelería española  en el ámbito internacional y de los propios turistas que nos visitan una amplia consideración y reconocimiento de la profesionalidad y cordialidad en la atención y servicios que se les prestan. En estos últimos años de crisis la hostelería está volviendo a ser un refugio de despedidos de otros sectores que intentan capitalizar así su situación o esperan mejores tiempos para volver a sus profesiones de origen. 

J.G.- ¿Es cierto que existen más mujeres trabajando en hostelería que hombres?. ¿Se mantiene la misma proporción entre los afiliados a UGT. y en otras organizaciones sindicales?.

P.D.- Si es cierto, las mujeres asalariadas en el sector de la hostelería suponen en torno al 55& del empleo según la última encuesta de población activa, y en nuestra Federación la afiliación femenina en la hostelería en la actualidad supone el 57, 19%., aunque un dato muy importante que tendremos que ir corrigiendo a la mayor brevedad posible es el grado de participación de las mujeres en la Representación Legal de los Trabajadores, las Delegadas y miembros de Comités de Empresas  suponen el  46,89% del total, bastante inferior a su realidad afiliativa y asalariada.

J.G.  Con la que está cayendo quizás no sea prioritario pero ¿Sería bueno revisar la denominación de las categorías profesionales en relación al género?. Por ejemplo, cuando te van a dar de alta como camarero de barra, una categoría es “barman”, tanto para hombres como para mujeres.

P.D.-  En el ámbito de la negociación colectiva, ya hace baste tiempo de ello, el Acurdo Marco Laboral de Hostelería (ALEH)  ya ha venido a resolver todas las denominaciones de categorías profesionales por género, en el supuesto que me preguntas la respuesta sería que  cuando se de de alta a una trabajadoras su categoría sería la Barwoman.

J. G.-Cómo se podría mejorar la imagen que tienen los clientes de los camareros,  ¿Por qué los clientes de los bares consideran a los camareros con menos nivel cultural que ellos?. ¿Por qué los empleados de hostelería estando cada día más preparados, mantienen fama de poco cualificados e incluso con poca vocación?

P.D.-  Una respuesta fácil y rápida sería mirándolos con otros ojos, en realidad no comparto, habiendo de todo en este mundo,  esa opinión de que los clientes, en términos generales,   consideran con menos nivel cultural a los profesionales de la hostelería que ellos. Tenemos profesionales muy cualificados y calificados,  y, en estos momentos, existe un nivel de titulación  y certificación así como de reconocimiento profesional  tan elevado como podría haberlo en cualquier otro sector, somos parte de la sociedad  y estamos en los parámetros que de ella emana. El desarrollo  de la formación profesional ha sido muy importante en los últimos años, habiendo sido un reto y hoy una realidad en la mayoría de las empresas que sumado al  conocimiento y la cultura que se adquiere con el trato a los clientes  tan diversos a los que atendemos hace que nos alejemos de estos estereotipos  que no se acercan a la realidad en términos generales.

J. G. – Un empresario me ha comentado,  yo cumplo con la norma, tengo a todo el personal dado de alta en la Seguridad Social y tengo que competir con todos los negocios familiares, que se dedican a tener a sus parientes trabajando sin constar en ningún sitio, con horarios más amplios y con precios más bajos.

P.D.-  Esta competencia empresarial desleal es la que hay que combatir denunciándolo ante la Inspección de Trabajo, a la que hay que dotarla con los medios suficientes que a día de hoy no tienen, para que cumplan esa función tan fundamental que eviten, además de esa competencia empresarial desleal, el fraude que ello supone, como economía sumergida, a las arcas de la Seguridad Social y del Estado. La hostelería, especialmente en tiempos de crisis como los actuales se convierte con demasiada facilidad e impunidad en sector refugio  de estas incalificables prácticas.

J. G. -Cuando se cobra el finiquito en un despido, la primera idea es montar un bar. ¿Por qué todo el mundo se cree  capacitado para montar y regentar un bar?

P.D.-  Craso error ello desde mi punto de vista, porque para ser un profesional de la hostelería lo primero es saber ser y saber estar, que acompañado de una buena formación y cualificación profesional, te da algunas probabilidades de éxito,  quien no tiene en cuenta esto al montar un bar ,normalmente están dando el primer paso para el fracaso y el desastre económico.

J. G. -Muchos camareros me han comentado, pregúntale:  ¿ cómo cree que está afectando la crisis en los bares.

P.D.- Ellos mejor que nadie lo saben, pues como es evidente y reconocido por todos la crisis económica,  en términos generales está siendo un verdadero desastre, pero en la hostelería está siendo aún peor por cuanto además de menos empleos, en peores condiciones laborales,  en peores condiciones salariales  y con más contratación en fraude y temporal, lo estamos soportando con records absolutos de turistas y gastos turísticos, de más del 10% y 12% respectivamente,.

J. G. – ¿Un cambio de tendencia política cree que mejoraría las relaciones laborales en el sector? o de otra forma ¿cómo afecta la reforma laboral implantada por el PP al sector de la hostelería?.

P.D.-  Haría falta algo más que un cambio de tendencia política, haría falta un verdadero y profundo cambio político, en el que la discusión no sea la velocidad a la que se tiene que ir a donde los trabajadores no  estamos dispuestos de ninguna manera a ir. Hay que ir, a través de un proceso de mayor democracia participativa de la ciudadanía, reconocido constitucionalmente,  hacia un nuevo modelo económico y social en España  que garantice una reforma de la fiscalidad justa y progresiva en la que estén todos los ahora faltan, un cambio de modelo productivo para la creación de empleo estable y con derechos que fortalezcan y sostengan el sistema de pensiones y de la seguridad social y recupere los niveles de protección y bienestar social que tan injustamente hemos perdido los trabajadores por una política equivocada y orientada interesadamente hacia la oligarquía empresarial, bancaria y financiera que son los verdaderos beneficiarios de esta crisis.

Una apuesta real y sincera por el dialogo social, y que los Gobiernos no legislen  en materias que solo darán resultados si son acordados en  correlación de fuerzas equilibrada entre los agentes sociales, ya supondría  un importante cambio en la actuación política en la buena dirección.

Enlazando con la pregunta anterior sobre cómo afecta la Reforma Laboral en la Hostelería,  es evidente que la ecuación es clara, en época de crisis los empresarios amplían sus márgenes  gracias al miedo de los trabajadores de perder o encontrar un empleo y a la legislación a la carta , fundamentalmente la Reforma Laboral y otras medidas de modificación de normas  Laborales e impositivas, que les ha regalado el Gobierno del Partido Popular.

J. G. - Si hay más bares que usuarios ¿por qué los chinos se han lanzado a comprarlos?

P.D.- Su cultura del trabajo es distinta, para ellos el domingo o los festivos no significan nada, no tienen relaciones familiares o sociales, y habría que ver si cumplen con todos los requisitos fiscales, impositivos y laborales que tienen que cumplir para una competencia empresarial  leal y legal.

J. G. -Siempre se piensa en un sindicato cuando surgen problemas, ¿ parece que están solo para solucionar problemas y no para evitar que se produzcan ?

P.D.- Unos Sindicatos fuertes y bien organizados con tasas de afiliación muy elevadas tienen un carácter disuasorio a la hora de proyectarse políticas de ajustes y recortes que atentan  con el estado de bienestar y de protección social que no ha podido evitarse en España como si se ha evitado en otros países de la Unión Europea, donde o no se ha producido o se ha amortiguado, precisamente por esa fortaleza de sus organizaciones sindicales.

Esta es una lección que tenemos que aprender los trabajadores, los sindicatos no son bomberos para salvar lo que se pueda después del fuego,  son arquitectos que construyen  una estructura de de modelo social que evitan la aparición de esos problemas que aludes y que tanto nos afectan en estos momentos.

En todo caso siempre estaremos en las dos situaciones, o  intentando construir ese modelo social que han derribado o combatiendo con todas nuestras fuerzas las políticas para volvero a reconstruir, y los trabajadores tiene que tener claro que ello solo será posible con su compromiso y participación a través de las estructuras sindicales bien organizadas, fuertes y representativas.

J. G. ¿Qué argumento utilizaría para convencer a un trabajador para que se afilie a un sindicato? ¿Cree que los sindicatos ayudan a mejorar las condiciones de trabajo en los distintos convenios?

P.D.-  En primer lugar que los avances y desarrollo democrático en los derechos en materia de libertad individual y colectiva, en materia de justicia, protección y bienestar social,  etc  del último siglo y cuarto no se podría entender ni se hubiera producido sin la participación de las organizaciones de los trabajadores, tan políticas, como sindicales, y desde luego sin la participación de la Unión General de Trabajadores.

Seguir manteniendo y o recuperando esta estructura política y social solo será posible si la clase trabajadora  son consciente t se compromete, en términos políticos  y sindicales a través del asociacionismo,  con sus organizaciones de clase, hemos aprendido que no solo es necesario conseguir las cosas, además es más necesario aún defenderlas para mantenerlas frente a quienes constante y permanentemente  a lo largo de la historia solo pretenden mantener sus privilegios.

Si analizamos la historia, los trabajadores conocen  perfectamente que el derecho, las conquistas  y las mejoras  alcanzadas en materias tan cercanas para todos como las vacaciones, descanso semanal, subidas salariales, permisos de maternidad y paternidad, complementos de incapacidad transitoria, etc, etc, son fruto de muchos años de lucha, negociaciones, huelgas y trabajo  de muchos trabajadores sindicalistas, que no en pocas ocasiones  han puesto en riesgos su propio trabajo e incluso su propia vida. No son dádivas que el Gobierno de turno nos concede como un derecho divino.

Y los trabajadores ya saben que no hay derechos perpetuos,  lo que ayer se consiguió y no sabemos defender, hoy  se pierde.  La afiliación, el compromiso y la lucha es lo que nos garantiza seguir avanzando en un modelo social justo y solidario.

Léelo directamente: Enlace a la revista digital EL INCONFORMISTA en pasapáginas, parte 2

Web de la Revista El Inconformista

Paco Domínguez, Secretario General de CHTJ-UGT

Paco Domínguez, Secretario General de CHTJ-UGT

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek