Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 21/09/2018
Portada > noticia
CONFEDERAL ı MIGRACIONES

El asilo es un derecho que no puede subordinarse a intereses políticos o de otro tipo

20 de junio: Día Internacional del Refugiado

20/06/2012 | UGT ı Nota de prensa

UGT demanda desarrollar la ley reguladora del derecho de asilo y la protección subsidiaria y recuerda que este derecho es una defensa frente al ataque a derechos fundamentales, por lo que su concesión no debería estar subordinada a intereses políticos u otras consideraciones de los Estados donde se solicita el refugio. El sindicato considera que entre los motivos para conceder el refugio se están visualizando en los últimos años causas que no son nuevas, como persecución por motivos de orientación sexual o violencia de género. Asimismo, destaca que en 2010 los países de los que procedía el mayor número de solicitantes de asilo en la UE fueron: Afganistán, Rusia, Serbia, Iraq y Somalia. Respecto a España afirma que el número de beneficiarios de asilo queda muy lejos de las solicitudes que se reciben año tras año y exige que se terminen las ambigüedades mantenidas, por los sucesivos gobiernos, para reconocer la condición de refugiado en función de la relación con los gobiernos de los países de procedencia de los que buscan asilo.

La “Ley 12/2009, de 30 de octubre reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria”, que entró en vigor el día 20 de noviembre, respondía al compromiso europeo de unificación del Estatuto de Refugiado, derogó la anterior Ley 5/1984, introdujo la “protección subsidiaria” incorporada en el artículo 4. Esta norma se convierte en un “cajón de sastre”, donde colocar a todos los solicitantes de protección internacional que demuestren riesgo cierto de daño, pero, para no tener que reconocer la persecución de que son objeto, la Administración opta por protegerlos subsidiariamente. La nueva protección subsidiaria -como la antigua protección internacional- se utiliza no como procedimiento complementario al asilo, sino como sustituto del mismo.

La protección subsidiaria debería aplicarse sólo cuando no exista ninguna relación entre el riesgo o amenaza de daño demostrado por el solicitante y cualquiera de los cinco motivos de la definición de solicitante de asilo de la Convención de Ginebra (perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas y pertenencia a determinado grupo social, de género u orientación sexual).

Aparece también en el artículo 37.b) la posibilidad de autorizar la estancia o residencia en España por “razones humanitarias” que no estaba recogida previamente, y que requerirá su correspondiente desarrollo reglamentario, todavía no efectuado, pese al mandato legal al respecto. Está pendiente del desarrollo reglamentario de la Ley, sin que sepamos qué lugar ocupa este asunto en la agenda de la nueva administración. [1]

Algunos datos

• En 2010, los Estados miembros registraron 266.400 solicitudes de asilo, frente a 257.815 en 2009, lo que representa un ligero incremento del 3 %. Mientras que Polonia, Italia, Hungría y Malta recibieron menos peticiones de asilo en 2010 que en 2009, en Alemania, Bélgica y Suecia se registraron aumentos significativos.

• En 2010, los países de los que procedía el mayor número de solicitantes de asilo en la UE fueron, por este orden: Afganistán (20.580), Rusia (18.500), Serbia (17.715, excluido Kosovo), Iraq (15.800) y Somalia (14.350)

• En 2010, 55.095 solicitantes de asilo recibieron en la UE un estatuto de protección en primera instancia (refugiado, protección subsidiaria o humanitaria). Por consiguiente, se concedió protección en el 25 % de las decisiones adoptadas en procedimientos de primera instancia.

• En 2009, se reasentaron en la UE 7.147 refugiados procedentes de terceros países. La cifra en 2010 fue de 3.848 [2] [hasta el tercer trimestre].

• Las cifras de los diez últimos años (2000-2009), sobre las personas solicitantes de asilo en España, nos permiten observar que la concesión de la protección como refugiado conforme al Convención de Ginebra de 1951 y las otras formas de protección internacional se han repartido el número de resoluciones favorables. Nos indica la ambigüedad mantenida por los sucesivos gobiernos para reconocer la condición de refugiado, pues de alguna forma ese reconocimiento pone en cuestión a los gobiernos de los países de procedencia de los asilados y protegidos, por eso la suma de beneficiarios queda muy lejos de las solicitudes desestimadas año tras año.

 

Por todo ello UGT recuerda:

• La necesidad de desarrollar reglamentariamente la Ley reguladora del derecho de asilo y la protección subsidiaria.

• Que el derecho de asilo, es una defensa frente al ataque a derechos fundamentales y por lo tanto, no debería estar subordinada su concesión, y por consiguiente la protección a las víctimas de persecución, a los intereses políticos u otras consideraciones de los Estados donde se solicita el refugio.

• Que es preciso reconocer de forma normalizada entre los motivos para conceder el refugio, causas de persecución, que no son nuevas, pero que están siendo visibilizadas en los últimos años: orientación sexual, violencia de géner

[1]Todavía está vigente el Real Decreto 203/1995, de 10 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de aplicación de la Ley 5/1984, de 26 de marzo, reguladora del Derecho de Asilo y de la condición de Refugiado, modificada por la Ley 9/1994, de 19 de mayo (BOE núm. 52, de 2 de marzo de 1995). Modificado por el Real Decreto 865/2001, de 20 de julio; por el Real Decreto 1325/2003, de 24 de octubre y por el Real Decreto 2393/2004, de 30 de diciembre.

[2] 24-5-211. COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL CONSEJO (COM (2011) 291 final). Informe Anual sobre Inmigración y Asilo (2010). Conceder protección internacional y demostrar solidaridad

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek