Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Jueves, 20/09/2018
Portada > noticia
CONFEDERAL ı LAS COSAS COMO SON

El Gobierno del PP admite ya que está incumpliendo su programa electoral

09/05/2012 | UGT

Seis meses después de haber llegado al Gobierno y de afirmar que “nuestro programa no incluye promesas que no podamos cumplir y no haremos como otros, que hicieron lo contrario de lo que prometieron”, el presidente del Gobierno admite al fin que está incumpliendo su programa electoral con el plan de recorte impuesto bajo el pretexto del ajuste de déficit al 3%.

El señor Rajoy afirma ahora que “haré cualquier cosa aunque haya dicho que no lo haría”, seis meses después de haber aprobado un programa electoral que vendió a la población de este país y que ya no sirve para nada. Además, el Gobierno entra en una contradicción continua, ya que estas declaraciones del presidente del Ejecutivo por la mañana eran rebatidas por la Secretaria de Organización del PP, María Dolores de Cospedal, por la tarde, al afirmar que su Gobierno está cumpliendo “con creces” el programa electoral.

Un programa que se presentó bajo el lema “Lo que España necesita” pero que, en realidad, no es lo que España necesita, porque estas medidas nos hunden más en la recesión.

España no necesita una subida de impuestos que ahogue más aún a sus trabajadores, cuando el PP se comprometió a “modernizar” el IRPF con el objetivo de “favorecer el ahorro, la inversión y el empleo”. Esa “modernización” ha supuesto la subida del impuesto de la renta a las personas físicas durante dos años, minando la capacidad adquisitiva y de ahorro de los trabajadores.

Además, para 2013 ya ha anunciado la posible subida del IVA, cuando la señora Cospedal aseguró en campaña que no se iba a tocar porque la subida de “un 2% del IVA supondría bajar el salario y las pensiones un 2%”. Una subida que el señor Rajoy criticó duramente en 2009 cuando Zapatero la planteó, esgrimiendo que "le va a subir el IVA a este niño que venía aquí a comprar unos chuches, va a subir el IVA hasta de los chuches y a todo el mundo”.

España tampoco necesita una amnistía fiscal para los defraudadores, en lugar de aprobar de manera inmediata una reforma integral del sistema fiscal para que, entre otras cuestiones, aporten más los que más tienen.

Nuestro país tampoco necesita que todos sus ciudadanos estén continuamente salvando con su dinero a la banca, principal causante de esta situación. Así lo aseguró el señor Rajoy en el debate electoral cuando afirmó que no se inyectaría dinero público para rescatar a las entidades financieras. Pero donde dije digo, digo Diego, y ahora el presidente del Gobierno señala que “si fuera necesario inyectar dinero público para salvar el sistema financiero español, yo no renunciaría”.

En este programa de incumplimientos también se anunciaba una reforma laboral “que ponga fin a la dualidad, que permita la creación de empleo estable y que genere oportunidades para todos”. En lugar de eso, se aprueba una reforma que implanta el abaratamiento del despido, cuando la propia María Dolores de Cospedal dijo en la reunión de consejeros de Empleo del PP que el despido iba a ser “la última opción” de la reforma y que “fomenta la contratación”. Pero la realidad les ha vuelto a quitar la razón y ahora el Gobierno afirma que con su reforma, la que fomentaba la contratación y que tenía el despido como último recurso, se van a destruir 630.000 empleos este año.

Además de esto, el Gobierno defendió la educación y la sanidad públicas, pero en lugar de eso aprueba un recorte de más del 5% para la Educación en los PGE para 2012 e implanta el copago farmacéutico con una subida del 10% en el pago de los medicamentos para los jubilados, que junto a la subida del IRPF, supone una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas, aunque esto tampoco lo diga su programa electoral.

Esto no es lo que España necesita, como decía su programa electoral, porque esto no es lo que prometió el Gobierno en su campaña, recogida en más de 200 páginas y por la que consiguió la mayoría absoluta. Por ello, y si pasado el verano la situación continúa en esta senda apocalíptica, se hace indispensable que el pueblo español tenga la oportunidad de opinar sobre estas políticas mediante una consulta popular.

Las medidas que se están tomando tienen un gran alcance en el ámbito económico y social y están provocando unos cambios muy profundos en nuestro modelo social y de convivencia, por lo que se hace indispensable que el Gobierno del PP ofrezca la posibilidad a la ciudadanía de este país de opinar sobre estas reformas, porque estamos seguros de que, seis meses después, la población ya se ha cansado de tener que sobrellevar todo el peso de la recuperación comprobando una y otra vez como un Gobierno, en el que confiaron, pierde su palabra e incumple sus promesas.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek