Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Martes, 14/08/2018
Portada > noticia
REFORMA LABORAL

El Gobierno propone abaratar el despido y reducir la temporalidad

UGT y CCOO critican las iniciativas, pero las negociarán.- La CEOE rechaza la propuesta y decide hoy si abandona o no la negociación

19/10/2005 | Cinco Días

Patronal y sindicatos recibieron ayer las propuestas del Gobierno para la reforma laboral. Las principales medidas son: ampliar sustancialmente los colectivos a los que se puede hacer un contrato con indemnización por despido de 33 días, limitar el encadenamiento de contratos temporales a dos años y facilitar el despido de los contratos de obra y servicio a cambio de hacerlos fijos.

Las cartas ya están sobre la mesa. Después de casi un año y medio de negociaciones sin concreciones, el Gobierno presentó ayer a la patronal CEOE-Cepyme y a los sindicatos CC OO y UGT sus propuestas para reformar el mercado laboral. Estas iniciativas fueron mejor recibidas por los sindicatos que por la patronal, ya que los empresarios rechazaron de plano el documento y aseguraron que el diálogo social 'entra en serias dificultades'. Así, de no llegarse a un acuerdo, el Ejecutivo anunció que abrirá un proceso de mera consulta y llevará su propia reforma laboral al Parlamento. Estas son las propuestas:

Contra la temporalidad. El Ejecutivo propone que los trabajadores que en un plazo de 36 meses hayan suscrito dos o más contratos temporales con la misma empresa, directamente o a través de ETT, durante un periodo superior a 24 meses, con o sin solución de continuidad, pasarán a ser trabajadores fijos. Con ello se limita a dos años el máximo de encadenamiento de contratos temporales. Además, quiere que la ley fije que los empleos estacionales se cubran con contratos fijos discontinuos y no con eventuales.

Una tercera medida será convertir en indefinido el contrato temporal de obra o servicio, que ahora se usa siempre en los casos de subcontratación. A cambio, el Ejecutivo propone facilitar el despido de estos trabajadores cuando se termine la actividad de la subcontrata.

Fomento de los indefinidos. Los estímulos a los contratos fijos son el otro gran eje de la reforma. Aunque mantienen el contrato indefinido ordinario con una indemnización por despido de 45 días por año y un máximo de 42 mensualidades, el Gobierno quiere ampliar al máximo los colectivos de trabajadores que pueden suscribir un contrato bonificado de fomento del empleo y con un despido de 33 días por año. Así se incluirá a los trabajadores en paro de entre 16 y 30 años, ahora excluidos y a cualquier persona que lleve un mes en el desempleo (ahora se exigen seis meses). Esto supone generalizar en la práctica la indemnización de 33 días a todo nuevo empleo.

Rebajas de costes. El Gobierno amplia de dos a cuatro años las bonificaciones de los contratos de fomento del empleo y las convierten en una ayuda mensual lineal en lugar de un porcentaje del salario. Además, proponen reducir las cotizaciones al desempleo de todos los contratos fijos 0,25 puntos en 2006 y otro 0,25 en 2008, de forma que ese año la rebaja sea de 0,50. También quiere reducir las cuotas del empleo generado por empresas creadas por jóvenes y mujeres.

Sugieren asimismo eliminar el sobrecoste de 1,5 puntos en la cuota del desempleo en los contratos hechos por ETT y la indemnización de 12 días por término de contrato. Y plantean rebajar la cuota empresarial al Fondo de Garantía Salarial del 0,4% al 0,3% y ampliar a las empresas de hasta 50 trabajadores el abono del 40% de la indemnización por despido que abona este organismo. A cambio, mejorarán las prestaciones que paga este organismo.

El Ejecutivo persigue eliminar los sobrecostes del contrato a tiempo parcial y darles nuevas ayudas.

Planes de igualdad y permisos de paternidad

Entre las medidas que no han gustado nada a los empresarios están, además de las que relacionadas con la regulación y los costes, las propuestas que, a su juicio hacen el mercado 'más intervencionista y más caro'. Entre éstas están las relacionadas con la obligatoriedad a determinadas empresas, por su tamaño, de aplicar planes de igualdad de trato entre hombres y mujeres, así como la creación de un permiso de paternidad. La duración de este permiso está por determinar pero será independiente del de maternidad y tendrá una prestación de la Seguridad Social. También critican los empresarios la mejora de la prestación por desempleo a los parados mayores de 45 años sin responsabilidades familiares y el refuerzo de la Inspección de Trabajo.

...................................................................................................................

UGT y CCOO critican las iniciativas, pero las negociarán

A diferencia de los empresarios, los sindicatos acogieron ayer 'de forma positiva' el documento de propuestas del Gobierno para la reforma laboral. Los representantes sindicales no están de acuerdo con muchas de las iniciativas del Gobierno, al considerar que 'recogen todas las propuestas de la patronal en materia de regulación y de costes', según la responsable de CC OO, Lola Liceras. Sin embargo, creen que el documento gubernamental es el adecuado para que sirva de base de las negociaciones.

En este sentido, tanto UGT como CC OO aseguraron no entender la actitud de fuerte rechazo patronal y apelaron a la responsabilidad de los empresarios para no abandonar la negociación. ''El tiempo apremia y esto nos debería llevar a llegar a un acuerdo antes de fin de año', añadió Ferrer.

Si bien también hay diferencias entre los sindicatos. Mientras UGT cree que la propuesta del Gobierno 'no generaliza el despido a 33 días', CCOO opina que en la práctica esto supone un claro abaratamiento del despido.

...................................................................................................................

La CEOE rechaza la propuesta y decide hoy si abandona o no la negociación

El documento de propuestas para la reforma laboral presentada por el Gobierno 'no responde a las necesidades del mercado de trabajo y lo hace más intervencionista, más rígido y más caro. En general, responde en mayor medida a las demandas sindicales que a las empresariales'. Con estas palabras, el secretario general de la patronal CEOE, Juan Jiménez Aguilar, rechazó ayer el documento de propuestas del Ejecutivo.

Pocas veces, los empresarios han salido tan contrariados de una primera reunión de contenidos en una negociación laboral, pero ayer el número dos de CEOE fue muy tajante: 'sólo un replanteamiento general de la posición del Gobierno' haría posible reconducir las negociaciones.

Los argumentos dados ayer por el dirigente empresarial para asegurar que el acuerdo 'es muy difícil' son que el texto es 'desequilbrado' en favor de las demandas sindicales. Entre las críticas concretas está el trato propuesto para las contratas y subcontratas, la limitación de la contratación temporal o la 'indeterminación' de los estímulos a la contratación indefinida. En cualquier caso, Jiménez Aguilar dijo que la patronal 'no se caracteriza por levantarse de la mesa de negociación', pero anunció que los órganos de dirección de la CEOE anunciarán mañana si continúan o no negociando con las condiciones puestas por el Gobierno.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek