Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 25/05/2018
Portada > noticia
LA PLATAFORMA

El hombre que susurraba a los caballos, las vacaciones y nosotros

12/08/2011 | Santos Nogales ı S. de Acción Sindical

Sin ánimo de usurpar el título de la memorable película de Robert Reford, pero bien parece que ahora la esté protagonizando el autodenominado jefe de la oposición española. No se le conoce más comentario que el de sus aficiones ciclistas proferido desde su Galicia natal, como si con el no fuera nada de lo que está sucediendo en nuestro país y en el mundo.

Andan sus subalternos queriéndole evitar que tenga que pisar la arena –no la playera que la tiene hollada– dando capotazos aquí y allá, como para distraer al morlaco. Pero ni por esas se verá libre algún día de coger el asunto por los cuernos y exponerse para que todos los que asistimos al espectáculo podamos comprobar cómo se desenvuelve el maestro.

Pero quia, no hay manera, el sigue con su afán de sobrevivir al tiempo desde el mero susurro silencioso y con socarronería de pueblo, pensando –ya digo que parece mudo– que se lo den hecho.

Ni siquiera la larga lista de tertulianos tiene el atrevimiento de adelantarnos qué puede estar pasando por la mente de personaje tan silencioso, ahora que vivimos momentos de ruido y vocerío.

Y no es que al común de los ciudadanos parezca importarle el que tengamos un político –que dicen llamado a regir la dirección del país– tan llamativamente silencioso y taimado, pero ya empieza a picarnos la curiosidad por saber qué mensaje traslada a la sociedad. Solo le conocemos las largas y monótonas lista de agravios que, según el, otros cometen.

Recuerdo su voz anunciando una serie de actividades de su partido el día que se anunció el adelanto electoral, para a continuación ceder los trastos a uno de sus subalternos que nos sorprendía pidiendo un adelanto más. 

Y a todo esto, nuestro personaje cinematográfico, tranquilamente disfrutando del sosiego vacacional. ¿Será su estado permanente?

Y las vacaciones, ¿cuándo?

Esa parece ser la tónica de los estadistas europeos este verano. Todos parecen no querer ser el último en dejar constancia de su renuncia al merecido descanso veraniego. Desde el presidente español, hasta el francés, incluido el jefe tory. Todos sin vacaciones y lo hacen patente, acompañando su vuelta al despacho rodeándose del correspondiente gabinete de crisis, en unos casos para atajar los desmanes financieros y en otros para ponerse al frente de un grupo de antidisturbios.

Y claro está, estos cortes tan abruptos de sus vacaciones les agrian el carácter y el talante hasta el punto de abocarnos a situaciones indeseadas e indeseables. Mejor sería que siguieran disfrutando de su merecido descanso estival, por lo menos podríamos el resto de los ciudadanos seguir con nuestra monotonía sin sobresaltos.

Y ¿nosotros?

Aquí, cuando agosto alcanza su día mas caluroso –según cuentan los veteranos del lugar– esperando en la claridad de las noches ver el cielo surcado por la lluvia de estrellas. Con el recurrente canto de las chicharras agrandando el sofoco de los cardos secos y el horizonte suspendido licuándose por la reverberación de la bruma.

Se ensancha la blancura de las casas hasta casi hacerse espejo, reflejando luz y calor. Comienzan a regresar los que en los albores de la mañana iniciaban las faenas en los campos y los desorientados gallos creen que sigue amaneciendo y no paran de anunciarlo. Al fondo unos ladridos llenan el silencio, arropados por el golpe seco de las fraguas y el reloj de la iglesia da las medias de cualquier hora. Alguien grita por su nombre a los que llama a resguardarse, y un solitario automóvil irrumpe sobre los charcos que no se evaporaron al limpiar las aceras. La calle se aromatiza de café y transcurre el lento viajar del tiempo...

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek