Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Jueves, 22/11/2018
Portada > noticia
INTERNACIONAL | CES

El movimiento sindical europeo se movilizará contra el endurecimiento de las medidas de ajuste de la Comisión Europea

UGT respalda el informe de evaluación del Comité Ejecutivo de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) que manifiesta que las propuestas que la Comisión Europea ha trasladado al ECOFIN representan una vuelta de tuerca sobre los derechos de los ciudadanos y reproducen los mismos errores que contribuyeron a la crisis. El movimiento sindical europeo anuncia más movilizaciones de protesta y demanda la recuperación del concepto de gobernanza económica, que apueste por un gobierno económico y social que beneficie a todos. Además, propone la creación de un Bono Europeo que ayude a los Estados a hacer frente a la irracionalidad de los mercados financieros, un impuesto europeo a las transacciones financieras y un grupo permanente, en el seno del Diálogo Social Europeo, que implique de manera constante al conjunto de los 27 países y sus interlocutores sociales en los debates políticos y económicos puestos en marcha.

20/10/2010

El informe de evaluación del Comité Ejecutivo de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) sobre las propuestas que la Comisión Europea ha trasladado a la reunión de ministros de Economía y Finanzas (ECOFIN), considera que estas medidas representan una vuelta de tuerca sobre los derechos de los ciudadanos y trabajadores europeos y que puede frustrar para siempre la esperanza de reactivar el ya maltrecho modelo social europeo.

En dicho informe, la CES considera que las propuestas de la Comisión Europea en materia política y económica reproducen los mismos errores que contribuyeron a la crisis, proporcionando más rentas a las familias ricas; centrándose en las finanzas públicas como causa en vez de cómo víctima de la crisis; e introduciendo el criterio de la deuda, empeorando el Pacto de Estabilidad.

Además, considera que las propuestas continúan con una política basada en la oferta, cuando el problema es la demanda; consideran los desequilibrios de las cuentas corrientes como un factor que deteriora la competitividad, haciendo recaer toda la carga del ajuste en los países deficitarios; e insisten en la flexibilidad del mercado de trabajo.

En esta evaluación, la CES demanda la recuperación del concepto de gobernanza económica que persiga el objetivo de impedir a los Estados miembros recurrir al dumping salarial y social como alternativa a la devaluación de la moneda nacional, en lugar de forzar a los Estados miembros a organizar una contracción coordinada de la demanda y a proseguir las políticas de no-cooperación, mediante las cuales cada uno de los Estados miembros intenta salir de la crisis a expensas de los otros, como propugnaba la Comisión Europea.

El movimiento sindical europeo apuesta por un gobierno económico y social que proporcione a los Estados miembros los instrumentos necesarios para luchar contra la crisis, con una política de estímulo europea en forma de transferencias para inversión hacia los Estados, que ayude a los países a salir de su endeudamiento; un Bono Europeo para ayudar a los Estados a hacer frente a la irracionalidad de los mercados financieros; un impuesto europeo a las Transacciones Financieras; y el fortalecimiento de una situación social justa para todos, que aborde la competencia desleal en el seno del mercado interior mediante practicas que favorecen el trabajo precario.

Además, la CES insiste en que el proceso de gobernanza económica y social debería conducirlo el Consejo Europeo de Jefes de Estado, con la aportación y la implicación en el proceso de los ministros de trabajo y asuntos sociales, al mismo nivel que los ministros de Finanzas. Ante esto, la CES sugiere que el Consejo de Ministros de Empleo y Asuntos Sociales invite y escuche a los interlocutores sociales europeos y que se cree un grupo permanente “UE 2020”, en el seno del diálogo social europeo, con el fin de que el conjunto de los 27 países y sus interlocutores sociales puedan estar implicados de manera constante en los debates políticos en marcha.

Los trabajadores no deben pagar el coste de la crisis, y las propuestas de la Comisión Europea pretenden, básicamente, hacer recaer sobre los trabajadores todos los enormes costes de la misma. Por ello, el Comité Ejecutivo de la CES, celebrado el pasado 13 de octubre, ha concluido que en la reunión que mantendrá en noviembre concretará la convocatoria de una nueva jornada de protesta europea para expresar el rechazo del movimiento sindical europeo a las nuevas y más duras medidas de ajuste que va a plantear el ECOFIN.

El movimiento sindical europeo se movilizará contra el endurecimiento de las medidas de ajuste de la Comisión Europea

El movimiento sindical europeo se movilizará contra el endurecimiento de las medidas de ajuste de la Comisión Europea

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek