Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Jueves, 24/05/2018
Portada > noticia
#14HuelgaGeneral

El Plan Intensivo de Tramitación de Expedientes de Nacionalidad de Gallardón hará depender el acceso a la nacionalidad del “grado de integración” de sus solicitantes

En asuntos de extranjería, una vez más, tendremos que iniciar la batalla judicial

30/10/2012 | UGT

El pasado mes de junio, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, anunció la puesta en marcha de un plan Intensivo de Tramitación para atajar el atraso de dos años y medio que sufre la tramitación de expedientes de nacionalidad por residencia. El Ministerio de Justicia firmó un convenio de gestión con el Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Inmuebles de España, para que esta institución, preste apoyo técnico a la tramitación de dichos expedientes. 

Para UGT esto va a exigir un gran esfuerzo organizativo y de recursos financieros y, aunque puede agilizarse el procedimiento administrativo, se observa cierta discrecionalidad administrativa de la Instrucción cuando se refiere al “grado de integración del solicitante”. El sindicato entiende de esta Instrucción que la obtención de la nacionalidad por residencia, solo será posible dependiendo de cómo se valore, de manera subjetiva, el grado de integración del el extranjero solicitante, lo que supone que una vez más, en asuntos de extranjería, tendremos que iniciar la batalla judicial y que sean jueces y tribunales, a través de la jurisprudencia, los que pongan las cosas en su lugar, reconociendo los derechos que la ley otorga a los extranjeros, frente a la arbitrariedad de la Administración. 

Todavía no conocemos el contenido de ese convenio de gestión, aunque ahora sabemos que se trata de un Acuerdo de encomienda de gestión, regulado en el artículo 15 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones y del Procedimiento Administrativo Común. En dicha encomienda se prevé la digitalización de los expedientes de acuerdo con Normas Técnicas de interoperabilidad hasta convertirlos en copia auténtica de sus orígenes en papel. 

Lo que hace complejo la solicitud y la concesión de la nacionalidad por residencia es que interviene por un lado los Registros Civiles, como órgano judicial, y por otro la Administración General del Estado, a lo que se añade ahora la intervención de los Registradores de la Propiedad y Mercantiles. Esto va a exigir un esfuerzo organizativo y de recursos financieros que superará con creces la previsión máxima de 1.101.000 euros, anunciada en junio. Puede que del coste final nunca se sepa nada, ya que la encomienda prevé que el Colegio de registradores ponga a disposición del Ministerio las instalaciones situadas en el número 540 de la calle Alcalá. 

Parece que los Registradores de la Propiedad solo intervendrían en la parte mecánica del procedimiento, la instrucción del expediente de nacionalidad por residencia y la resolución del mismo son competencia absoluta del Registro Civil (que remitirá el expediente instruido al centro de digitalización) y de la Administración (que trabajará con el expediente ya digitalizado), respectivamente. En cualquier caso la Instrucción tiene, desde el punto de vista de gestión técnica, dos notas positivas: 

1.- Tasa la documentación que tienen que presentar los solicitantes, es decir, fija los documentos que han de aportarse y la forma de hacerlo, aunque queda cierto margen para la apreciación discrecional de los Responsables del Registro Civil y de la Administración, al incluir entre los medios de vida para residir en España la posibilidad de aportar “cualquier otro medio de prueba”. 

2.- La Instrucción puede agilizar el procedimiento administrativo al convertir, casi al principio del proceso, cuando el expediente sale completo del Registro Civil, los documentos en soporte papel a formato electrónico, se está agilizando el envío y recepción de oficios y requerimientos a los interesados y entre los Organismos competentes, esto será así siempre que los Registros Civiles (RR.CC) colaboran en la medida que se les exige; pues la propia Instrucción reconoce que no todos los RR.CC. funcionan con el mismo grado de racionalización en sus procedimientos. 

Donde aparece absolutamente la discrecionalidad administrativa es en el informe relativo al grado de integración del solicitante, al respecto se “encarece” a los Encargados de los Registros Civiles la adecuada celebración de la entrevista personal, su constancia en acta y la elaboración de un informe completo, que incluya de forma indubitada y expresa si se considera, o no, suficiente, el grado de integración del solicitante en la sociedad española. Informe que permitirá a la Dirección General de los Registros y del Notariado formarse un juicio de valor coherente, y ponderar adecuadamente el cumplimiento del requisito de la integración en la sociedad española. 

La carga ideológica de esta Instrucción, que se atribuye el apoyo de determinada doctrina jurisprudencial sin referirla, se revela como especialmente retrograda al evaluar el “adecuado grado de integración del extranjero” en la sociedad española, entendiendo como tal no solo “un conocimiento aceptable del idioma, sino que es preciso un conocimiento de las instituciones, costumbres y adaptación al modo y estilo de vida españoles”. Todo ello, como si fuera posible, en una sociedad moderna y compleja como la española, definir previamente un modo y estilo de vida más español o más conveniente que otro, para los extranjeros “nacionalizables”, recordémoslo, solo después de varios años de residencia continuada. 

En definitiva, la obtención de la nacionalidad por residencia, solo parece que será posible cuando se considere que el extranjero solicitante está suficientemente “españolizado”. Una vez más, en asuntos de extranjería, tendremos que iniciar la batalla judicial y que sean los jueces y tribunales, a través de la jurisprudencia, los que pongan las cosas en su lugar, reconociendo los derechos que la ley otorga a los extranjeros, frente a la arbitrariedad de la Administración.

El Plan Intensivo de Tramitación de Expedientes de Nacionalidad de Gallardón hará depender el acceso a la nacionalidad del “grado de integración” de sus solicitantes

El Plan Intensivo de Tramitación de Expedientes de Nacionalidad de Gallardón hará depender el acceso a la nacionalidad del “grado de integración” de sus solicitantes

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek