Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 27/04/2018
Portada > noticia

El SIMA debe incrementar su participación en la solución de conflictos

03/03/2014 | UGT

Los conflictos tramitados en 2013 reflejan la mala situación de las relaciones laborales

Hace solamente unos días el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) daba a conocer la memoria actividades del año 2013. El dato que se destacó es que se tramitaron un total de 537 conflictos laborales, un 54% más que en el 2012, afectando a 4,1 millones de trabajadores y 267.652 empresas.

Por situar la labor que desarrolla este organismo y su función mediadora en la resolución de conflictos colectivos laborales, hay que indicar que obedece a la responsabilidad y compromiso de las organizaciones sindicales y empresariales más representativas en la superación de los conflictos sobre las condiciones colectivas de trabajo a través de la negociación. Supone una manifestación del Estado Social y Democrático de Derecho, haciendo efectiva la participación democrática de estas organizaciones en la defensa y promoción de los intereses que les son propios, mediante el desarrollo de la autonomía colectiva. Así, UGT, CCOO, CEOE y CEPYME han impulsado este modelo desde 1996, a través de sucesivos acuerdos de solución extrajudicial o autónoma llegando hasta su 5ª edición (V ASAC). Para el desarrollo de estas actividades, el SIMA cuenta con el compromiso acordado de financiación anual por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En este sentido, debemos informar que en el último año, los pagos comprometidos por la Secretaria de Estado de Empleo han tenido un importante retraso, y pese a que la ejecución presupuestaria es de aproximadamente el 87% del total, esa circunstancia ha determinado que no se hayan podido acometer acciones esenciales para el adecuado funcionamiento de la fundación, como la jornada de difusión que se ha venido realizando anualmente desde 1999, ni se han podido desarrollar las actividades de formación de los nuevos mediadores, lo que resultaba imprescindible ante el aumento de la demanda de actuaciones que llegan al SIMA.

El hecho objetivo es que el SIMA interviene en el 90% de los conflictos de ámbito superior a una comunidad autónoma, dado que el ASAC V es de aplicación general y directa. Esta actividad se va incrementando cada año, habiéndose elevado al mismo tiempo la dificultad de los conflictos provocados por la reforma laboral aprobada por el gobierno en 2012, poco tiempo después de que se hubiera alcanzado el acuerdo de solución autónoma de conflictos, afectando a su desarrollo y eficacia.

Se ha señalado que la actividad del SIMA se ha incrementado notablemente, primero en 2012, y ahora en 2013, con un nuevo salto en el número de procesos, pero es vital aclarar que ello ha sido debido a que la reforma laboral está aumentando las discrepancias entre las partes por distintos caminos: el intento constante de abrir vías de huida del convenio para devaluar progresivamente su aplicación como fuente del derecho de la relación laboral, el hecho de dificultar la renovación de los convenios y en general, el reforzamiento de los poderes de los empresarios para imponer sus decisiones a los trabajadores, son causas que explican la multiplicación de los conflictos laborales. A esto hay que añadir la importancia de la firma de los acuerdos del 23 de Mayo sobre el mantenimiento de la vigencia de los convenios colectivos afectados por la reforma laboral y en los que entendemos que el SIMA debe ser el garante del mantenimiento de la ultraactividad de los convenios.

Por otra parte, el SIMA ve limitada su función con la nueva atribución decisoria de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos y de los órganos equivalentes de las Comunidades Autónomas que no puede encontrar más que rechazo entre quienes, como las organizaciones sindicales más representativas, estamos convencidos de la labor positiva de la mediación en el mundo del trabajo. Las inaplicaciones de convenios del artículo 82.3 del ET podrían haberse combinado con una actuación más profesional y rentable, en términos humanos y económicos, si se hubieran resuelto en los sistemas autónomos de conflictos, en última instancia, en instituciones de composición bipartita con experiencia afianzada y avalada en la práctica de muchos años, sin la fácil salida de imponer soluciones finales por terceros ajenos a la realidad de los conflictos de los distintos ámbitos de negociación, y que frenan u obstaculizan el interés por el entendimiento y arreglo de las discrepancias por las propias partes del conflicto.

El SIMA debe incrementar su participación en la solución de conflictos

El SIMA debe incrementar su participación en la solución de conflictos

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek