Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Domingo, 16/12/2018
Portada > noticia
Con motivo del Día Mundial del Agua, UGT demanda establecer una buena gobernanza de este recurso

En España las pérdidas de agua en las redes públicas por fugas, roturas y averías alcanzan el 16%

Más de la mitad de la población mundial vive en ciudades y el porcentaje va a más; 820 millones de personas viven en barrios marginales carentes de agua potable, cerca de 4.000 niños mueren diariamente debido al consumo de aguas no aptas.

Estas cifras revelan la necesidad de que los gobiernos, entre ellos el español, afronten, sin más demoras, una de las recomendaciones señaladas en los Objetivos del Milenio: reducir a la mitad, para 2015, la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento.

Este año, el lema elegido por Naciones Unidas, con motivo del Día Mundial del Agua, que se celebra mañana martes, 22 de marzo, es “Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano”. En España, las pérdidas de agua en las redes públicas por fugas, roturas y averías alcanzan el 16%. UGT considera que es necesario avanzar en la aplicación del Plan Nacional de Calidad de las Aguas: saneamiento y Depuración 2007-2015, en línea con la Directiva Marco del Agua. Demanda, además, incentivar el ahorro mediante tarifas adecuadas y equitativas socialmente; subordinar la planificación urbanística a la hidrológica; fomentar la reutilización de aguas alternativas, reservando la máxima calidad al agua destinada al abastecimiento doméstico; y establecer una buena gobernanza de este recurso, con transparencia y participación de los agentes sociales y otras partes interesadas.

21/03/2011 | UGT

En la celebración del Día Mundial del Agua 2011, Naciones Unidas centra la atención en los desafíos que plantea la gestión del agua urbana, debido a los impactos asociados al aumento de la demanda por el crecimiento demográfico, a la industrialización, al cambio climático y a los desastres naturales sobre los sistemas de abastecimiento de agua.

Bajo el lema “Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano”, la ONU hace un llamamiento al compromiso activo de los gobiernos y de la sociedad en general para dar respuesta a los retos de la gestión del agua en las ciudades.

La mitad de la población mundial vive actualmente en ciudades, dato que aumentará en las próximas décadas dado que el crecimiento urbano se producirá con mayor rapidez en los países en vías de desarrollo (en Asia y África). Más de 820 millones de personas habitan en barrios marginales o asentamientos precarios carentes de agua potable e infraestructuras de saneamiento. Estas cifras ponen de manifiesto la magnitud del desafío que supone hacer efectivo el derecho fundamental de acceso al agua por parte de todas las personas o los objetivos del milenio que proponen, entre sus metas para 2015, reducir a la mitad el porcentaje de personas sin acceso a agua potable y a servicios básicos de saneamiento.

La contaminación es otro factor relevante que condiciona la calidad y disponibilidad de agua para abastecimiento de las ciudades, afectando negativamente a la salud humana y de los ecosistemas acuáticos. La carencia de  infraestructuras de alcantarillado y de sistemas de depuración de aguas residuales en áreas urbanas precarias de países en desarrollo contribuye al deterioro de la calidad de aguas superficiales y subterráneas, originando además epidemias de cólera, diarrea o malaria. Cerca de 4000 niños mueren diariamente debido al abastecimiento de aguas no aptas para el consumo humano, según la OMS.

En España la pérdida de calidad de las aguas de abastecimiento urbano se debe a la contaminación de los ecosistemas de agua dulce por el aumento de carga contaminante asociada tanto a vertidos directos de origen industrial y doméstico como a contaminación difusa derivada de la actividad agrícola y ganadera, lo que reduce la capacidad de autorregeneración del medio hídrico. Es necesario avanzar en la aplicación del Plan Nacional de Calidad de las Aguas: Saneamiento y Depuración 2007-2015 con el fin de alcanzar los objetivos de la Directiva Marco del Agua para 2015, reforzando la cooperación y coordinación entre las administraciones competentes.

Las pérdidas de agua en las redes públicas por fugas, roturas y averías alcanzan en España el 16% y se estima que en muchas megaciudades mundiales, cuya población supera los 10 millones de habitantes, las pérdidas anuales de la red de agua potable oscilan entre 250 a 500 millones m3.

La alteración del régimen hidrológico por efecto del cambio climático afecta también a la calidad y disponibilidad de agua para el abastecimiento urbano y al medio ambiente. Los escenarios climáticos para las próximas décadas proyectan una reducción de las precipitaciones y de las aportaciones por escorrentía especialmente sensibles, a nivel global, en la cuenca mediterránea y, en el caso de España, en la mitad sur peninsular.

Afrontar el desafío de la gestión sostenible del agua urbana requiere concebir el ciclo hidrológico del agua en la ciudad como una parte del ciclo integral del agua, en el cual el ahorro y eficiencia en el consumo, la reutilización y el retorno al medio en condiciones adecuadas de calidad son criterios esenciales para asegurar la sostenibilidad en la gestión del agua.

UGT apoya un enfoque estratégico de gestión del agua en las ciudades coherente con la Directiva Marco de Agua y basado en los principios de: prevención del deterioro de los ecosistemas acuáticos, garantía del suministro para un uso sostenible del agua, adecuación de la calidad al uso del recurso, y avance progresivo hacia la recuperación de los costes.

A partir de estas premisas, UGT considera esencial para la gestión sostenible del agua urbana: conjugar elementos estratégicos de gestión de la demanda, incentivando el ahorro mediante tarifas adecuadas y quitativas socialmente; asegurar la coordinación entre políticas urbanísticas y de planificación hidrológica, subordinando los instrumentos de ordenación del territorio y el urbanismo al contenido de la planificación hidrológica; adaptar la calidad del recurso al uso, fomentando la reutilización de aguas alternativas y reservando la máxima calidad al agua de abastecimiento doméstico; fomentar la buena gobernanza basada en la transparencia y en la participación pública en la gestión del agua, facilitando mecanismos de acceso a información comprensiva, por parte de todos los agentes sociales y otras partes interesadas, sobre los problemas que plantea la gestión del agua.

Finalmente, UGT insta al Gobierno a reforzar su contribución solidaria a los objetivos del milenio, a través de los mecanismos de cooperación al desarrollo, en particular en relación con el objetivo de reducir sensiblemente el número de personas que no tienen acceso a agua potable ni servicios de saneamiento.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek