Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Sábado, 17/11/2018
Portada > noticia
El Acuerdo sobre empleo y Negociación Colectiva debe complementarse con políticas de reactivación económica

Es necesario desarrollar un plan de choque urgente de políticas de empleo para los colectivos con más dificultades

02/02/2012 | UGT

Los datos de paro publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo indican que en el primer mes del año se han registrado como desempleadas 177.470 personas más que en el pasado mes de diciembre (un aumento del 4%), lo que sitúa la cifra total de personas sin empleo en 4.599.829. La economía española está paralizada y las medidas tomadas hasta ahora no han sido eficaces, por eso UGT considera necesario establecer un plan de choque urgente de políticas de empleo, destinado a los colectivos con más dificultades de inserción en el mercado de trabajo y con mayores riesgos de exclusión social, como son los jóvenes, las mujeres y los trabajadores de más edad. El sindicato resalta que el esfuerzo realizado por los interlocutores sociales con la firma del II Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva, no será suficiente si el Gobierno no actúa con políticas de reactivación de la economía, que la reforma laboral no va a solucionar el grave problema del desempleo y que no se va a generar confianza anunciando profundas reformas laborales sin consenso.

Los datos publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo indican que en el primer mes del año se han registrado como desempleadas 177.470 personas más que en el pasado mes de diciembre (un aumento del 4%). El incremento respecto al año anterior es del 8,7%, o lo que es lo mismo, 368.826 personas. Con estas cifras, el número de parados registrados es de 4.599.829 personas.

Distinguiendo según género, es mayor el aumento del desempleo entre las mujeres que entre hombres, pues hay 98.815 paradas más (un 4,5% más que en diciembre de 2011), mientras que los hombres desempleados son 78.655 más que en diciembre (un incremento del 3,6%).

Aumenta el número de jóvenes (menores de 25 años) desempleados, en 16.396 frente al mes anterior y en 29.091 con relación a enero de 2011.

Por lo que respecta a los extranjeros, también aumenta el número de desempleados en términos mensuales en 15.125 personas (una subida del 2,4%), que en la comparación con el año anterior se eleva al 3,5%.

Hay más desempleados respecto al mes anterior en todos los sectores: en el sector servicios, se registra el mayor aumento relativo en términos mensuales, del 5,1% (lo que supone 132.581 desempleados más que en el mes anterior); en la agricultura, la subida es del 4,3% (es decir, 6.282 parados más); en la industria, el aumento es del 3% (lo que equivale a 15.105 desempleados más); y en la construcción, el incremento es del 2,1% (16.347 desempleados más).

El número total de contratos registrados en enero disminuye en un 10,9% respecto al mes pasado y en un 6,9% en términos interanuales, lo que determina un total de 1.038.601 contratos registrados. En este mes, se reduce el número de contratos temporales respecto al mes anterior: hay 137.085 contratos temporales registrados menos que en diciembre, lo que supone además una reducción del 5% respecto a enero de 2011. En el caso de los indefinidos, se han registrado 10.221 más que en diciembre, aunque en términos interanuales supone un descenso del 26,1% en este tipo de contratos. Cae también la contratación a tiempo parcial temporal (un 7%) y se incrementa la contratación a tiempo parcial indefinida (en un 10,5%). Los contratos indefinidos celebrados han supuesto solo el 7,3% del total de contratos, el menor porcentaje registrado en los meses de enero.

Conclusiones:

Los datos del desempleo no dejan de crecer: la economía española está paralizada y las medidas hasta ahora tomadas no han sido eficaces. De ahí la necesidad de establecer un plan de choque urgente de políticas de empleo, tal y como estaba previsto en la Estrategia Española de Empleo 2012-2012 aprobada en octubre de 2011. Un plan de choque destinado a los colectivos con más dificultades de inserción en el mercado de trabajo y con mayores riesgos de exclusión social, como son los jóvenes, las mujeres y los trabajadores de más edad.

Porque los objetivos de las políticas no pueden dirigirse a “calmar a los mercados” financieros internacionales. Los objetivos de la política económica del gobierno deben centrarse en los ciudadanos. Y ahora mismo, ninguna reforma laboral puede solucionar el grave problema del desempleo que sufre nuestro país.

Los Acuerdos como el que recientemente hemos firmado los interlocutores sociales, el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, en el horizonte de los próximos tres años, pretenden contribuir a la confianza que los agentes económicos esperan para reactivar la economía, y con ello, recuperar mayores niveles de empleo.

Sin embargo, este esfuerzo que los interlocutores sociales hemos realizado, no será suficiente si el gobierno no actúa con políticas económicas de reactivación. Este acuerdo actúa en el presente inmediato: la moderación salarial que propone se verá reflejada en los próximos meses, a medida que se vayan sucediendo las negociaciones colectivas. Así como las adaptaciones necesarias, en el ámbito de las relaciones laborales, pues provienen del diálogo social y del acuerdo de las partes.

La confianza no se logrará anunciando profundas reformas laborales sin consensuar ni discutir con los interlocutores del mercado de trabajo. No se puede ofrecer confianza diciendo que la dureza de lo que se avecina provocará el descontento y la protesta de los trabajadores. Esa supuesta confianza a los mercados internacionales no es más que una carga para los ciudadanos, quienes deben ser los protagonistas de las políticas económicas y no los sufridores de los devaneos del gobierno.

Desde UGT estamos convencidos de que recortar el gasto como forma de ajustar el presupuesto público solo logra debilitar aún más la economía, dificultando con ello las posibilidades de recuperación del empleo y la mejora social que tanto necesitamos.

Por otra parte, los datos muestran el fracaso de las políticas de ajuste, que relegan los objetivos de crecimiento económico, de creación de empleo y de cohesión social a muy lejanos planos. UGT propone centrar los objetivos políticos en la recuperación económica, del empleo y una mayor cohesión social, lo que permitirá también ajustar las cuentas públicas.

Hay que recuperar, sin más demora, como principal objetivo de la política económica el rescate de la actividad económica, y por tanto, del empleo, en un contexto de mayor cohesión social. Para lo cual, las políticas consensuadas a través del diálogo social suponen el camino más acertado, pues las reformas impuestas, además de ser socialmente injustas, no logran alcanzar los objetivos que pretenden, tal y como se está demostrando con las reformas laborales recientes.

Ningún empresario contratará a un nuevo trabajador (por muy barato que sea) si no logra sacar adelante la producción de su empresa. Luego el objetivo fundamental ha de ser ese: recuperar la demanda agregada (ya sea vía sector exterior o, sobre todo, la demanda nacional, que es la que mayor peso tiene en nuestra economía).

Hay que recuperar la centralidad del empleo, y del empleo de calidad, sin olvidar la necesidad de proteger a los desempleados: la tasa de cobertura sigue descendiendo peligrosamente, en más de 7,5 puntos en un solo año. La atención a los desempleados y la búsqueda de políticas que prioricen la actividad económica y el empleo son los verdaderos retos a los que debemos enfrentarnos.

De ahí la relevancia del acuerdo firmado, que tiene como objetivo orientar la negociación de los convenios colectivos estableciendo criterios y recomendaciones para abordar la negociación. Y es la negociación colectiva el espacio adecuado donde las organizaciones empresariales y sindicales pueden facilitar la adaptación de las empresas, fijar las condiciones de trabajo y modelos que permitan mejorar la productividad, crear más riqueza, aumentar el empleo, mejorar su calidad y contribuir a la cohesión social.

 

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek