Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Domingo, 22/07/2018
Portada > noticia

Es necesario un Plan de Empleo que invierta en los sectores con más posibilidades de futuro

La política de recortes del Gobierno solo ha conseguido la depresión económica y social

04/02/2013 | UGT

Los datos de paro correspondientes al mes de enero, publicados hoy por el Ministerio de Empleo, avalan el dramático momento en el que nos encontramos: 132.055 personas desempleadas más que en el mes anterior, un 2,7%, y un total de parados de 4.980.778.

Con un Gobierno sin credibilidad que practica una política basada únicamente en el recorte de derechos, lo único que hemos conseguido ha sido la depresión económica y social.

UGT exige un cambio que centre las políticas en el crecimiento económico y del empleo, que posibilitarán, a su vez, la reducción del déficit.

Un Plan de Empleo en el que participen los poderes públicos y los interlocutores sociales, que cree empleo en los sectores con más posibilidades de futuro y que proteja especialmente a los jóvenes, a los mayores de 45 años, a los desempleados de larga duración y a los de difícil recolocación.

Un plan de empleo, en definitiva, a partir de la inversión y el estímulo de la actividad económica, no de los recortes.

En el mes de enero hay 132.055 personas más registradas en los Servicios Públicos de Empleo como desempleadas que en el mes de diciembre (un aumento del 2,7%), lo que sitúa la cifra de desempleados en los 4.980.778, lo que supone un incremento anual de 380.949 parados (un 8,3%). 

Distinguiendo según género, en este mes aumenta casi por igual entre las mujeres (en un 2,8%, lo que supone 60.132 desempleadas más), que entre los hombres, con 64.923 parados más que en el mes de diciembre (un 2,7% menos). En la comparación con enero de 2012, aumenta en un 8,5% el número de mujeres desempleadas y un 8,1% el de hombres. 

Aumenta el número de jóvenes (menores de 25 años) desempleados, en 7.205 frente al mes anterior, aunque se reduce en 13.117 frente al año anterior (un 2,8% menos). Se incrementa también el número de parados mayor de 25 años en 124.850 desempleados (un 2,8% más que el mes anterior), y en 394.066 desempleados más frente al año anterior, un 9,6% más. 

Por lo que respecta a los extranjeros, se eleva el número de desempleados en términos mensuales en 10.429 personas (un aumento del 1,7%), y en la comparación con el año anterior se recoge de nuevo una caída, en este mes del 2,9%. 

Por sectores, el mayor incremento relativo del desempleo en este mes se concentra en la agricultura, con un aumento del 8,1% respecto al mes anterior (15.303 desempleados más), seguido del sector servicios, donde se incrementa el desempleo en un 3,6% (108.928 desempleados más), de la industria, en un 1,4% (7.763 desempleados más), y en la construcción, donde se incrementa un 0,5% (3.477 desempleados más). En la comparación con el mismo mes del año 2012, se produce un incremento del desempleo en todos los sectores excepto en la construcción (que disminuye un 4,2%), destacando la agricultura (con un aumento del 33,5%) y los servicios (con un 13% más de parados). 

El número total de contratos registrados en enero aumenta un 4,1% respecto al mes de diciembre de 2012 y un 6,1% en términos interanuales. Del total de contratos registrados en el este mes (1.101.819), el 9,1% son indefinidos. En enero, aumentan tanto los contratos indefinidos (en un 30%) como los temporales (en un 2%) respecto al mes anterior. Entre los indefinidos, los contratos a tiempo parcial (que suponen el 40,7% del total de indefinidos) se incrementan en un 44,7%. De los contratos temporales, los de tiempo parcial (el 31,1% del total de temporales) aumentan en un 0,6% respecto al mes anterior. 

La tasa de cobertura (correspondiente al mes de diciembre de 2012) disminuye tres décimas respecto a la registrada en el mes de noviembre, situándose en el 64,05%. Comparado con el año anterior, la reducción es de 5,9 puntos porcentuales. El total de desempleados que no tiene cobertura se alza hasta 1.891.345 en nuestro país. 

Conclusiones: 

Los últimos datos publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo relativos al paro registrado en el mes de enero de 2013 vuelven a mostrarnos la dramática situación en la que nos encontramos. Así, tras el negativo año 2012, los datos del primer mes del año apuntan a que durante el año 2013 puede prolongarse la misma tendencia negativa. Por más que desde el Gobierno apunten una mejora de la situación, los datos hoy publicados no permiten avalar dicha mejoría. 

Es de lamentar que nos encontremos con un Gobierno sin ningún tipo de credibilidad, que yerra continuamente en sus previsiones económicas y financieras, y que ha incumplido prácticamente todas sus promesas electorales. 

En este punto, cabe preguntarse qué más necesita el Gobierno para reaccionar y que empiece a aplicar las políticas económicas que necesita nuestro país. Hasta qué punto tendremos que llegar para que se dé cuenta que una política basada únicamente en los recortes del gasto público y en relegar el papel del Estado no conducen más que a la depresión económica y que ni siquiera sirve para reducir el déficit si no se actúa sobre el crecimiento. Para comprender que no se puede salir de una crisis de la magnitud y profundidad como la que nos encontramos desde una política basada en la pérdida de derechos de la ciudadanía ni en la profundización de las desigualdades sociales y de los desequilibrios. 

Es necesario, por lo tanto, un giro de ciento ochenta grados en el planteamiento de las políticas económicas para que éstas se basen en el crecimiento económico y en la centralidad del empleo y no en la reducción insistente por el déficit, que se reducirá en cuanto empiece a recuperarse la actividad económica. Solo así, tras la recuperación económica, se conseguirá una mejora en el mercado de trabajo. 

Es urgente un cambio de rumbo y pasar de los recortes al impulso de la contratación y del empleo. Lanzar un plan de empleo en el que participen todos los poderes, estatal, autonómico y local, así como todos los interlocutores sociales. Un plan de estímulo a la creación de empleo allá donde haya más posibilidades de futuro, buscando yacimientos de empleo en sectores donde sea posible crecer de forma sostenida y equilibrada, con mayor valor añadido, como los relacionados con la economía verde o aquellos con mayor proyección tecnológica. 

Con políticas de empleo se puede potenciar la creación de empleo en determinados colectivos más desfavorecidos o con mayores dificultades de inserción o de reincorporación al mercado de trabajo. Pero de una reforma que recorta derechos, facilita el despido, utiliza nuevos formatos de contratación precaria y trata de apartar a los protagonistas de la negociación colectiva, no se podía esperar que cortara la destrucción de empleo ni generara nuevos puestos de trabajo, como así ha sido. 

Hay alternativa si se cambia el objetivo de la política económica: no tiene sentido seguir afirmando que esta es la única política posible porque no es cierto. Lo que hay que hacer es proteger a los que se han visto más perjudicados por la larga crisis que atravesamos y que cada vez se encuentran con mayores dificultades para reincorporarse al mercado de trabajo; hay que hacer políticas que favorezcan el mantenimiento y la creación de tejido industrial en sectores de mayor aportación de valor añadido y con mayores posibilidades de crecimiento duradero y sostenido; y hay que procurar que los jóvenes tengan oportunidades, porque son el capital de futuro más valioso que tenemos; y hay que valorar la experiencia y el saber hacer de los trabajadores que ahora no tienen oportunidades, porque son el capital actual que tenemos tan desaprovechado. Estos son los objetivos que hay que lograr, antes que la reducción del déficit y el abismo al que nos lleva. 

Hay que impulsar planes de empleo para los jóvenes, pero también para los mayores de 45 años, para los desempleados de larga duración, para los desempleados en sectores con difícil recolocación… Hay que impulsar el empleo a partir de la inversión y el estímulo de la actividad económica.

 

 

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek