Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Miercoles, 26/09/2018
Portada > noticia
CONFEDERAL I EPA

Hay que cambiar el enfoque de la política económica y priorizar la actividad y el empleo

Aunque desciende el paro en el segundo trimestre del año, la actividad es muy débil

29/07/2011 | UGT

El descenso del paro en 76.500 personas, en el segundo trimestre del año, según la Encuesta de Población Activa, es un pequeño alivio que no debe conducirnos a engaños. El propio INE constata que la variación de la actividad, en términos interanuales, es muy débil, la tasa de paro casi roza el 21%, y el 46,6% de los desempleados lleva más de un año en esta situación. Por eso, en lugar de priorizar la lucha estricta contra el déficit, injustos ajustes del gasto público y reformas impuestas como la del mercado de trabajo (contra la que los sindicatos han presentado una ILP para que el Congreso pueda corregirla) es necesario un nuevo enfoque de la política económica para priorizar la actividad económica y el empleo. En este sentido, UGT reclama políticas consensuadas (como el Acuerdo Social y Económico); estimular la demanda externa, para lo que es necesario competir en términos de calidad e innovación, no exclusivamente vía precios; y acometer sin más demoras el cambio de nuestros modelo productivo (apostando por los sectores con más posibilidades de crecimiento futuro y de capacidad de aportar valor añadido). Se trata, en definitiva, de crecer de forma sostenida, duradera y equilibrada, apostando por la calidad del trabajo y la consolidación del Estado de bienestar.

Los datos de la Encuesta de Población Activa referentes al segundo trimestre del año 2011 que ha publicado hoy el INE recogen un descenso del número de desempleados, de 76.500 personas frente al trimestre anterior, lo que sitúa la tasa de paro en el 20,9% de la población activa, cuatro décimas menos respecto al primer trimestre del año, y ocho décimas por encima de la registrada hace un año. Además, la población ocupada aumenta en 151.400 personas, lo que supone un incremento del 0,8% respecto al trimestre anterior.

Por su parte, la población activa aumenta en 74.900 personas, aunque al distinguir por sexos, se produce una reducción masculina (del 0,1%), pues la población femenina se sigue incorporando incesantemente al mercado de trabajo, aumentando en un 0,9% en términos trimestrales. Pero según señala el propio INE, en términos interanuales, la variación de la actividad es muy débil, ya que sólo se contabiliza un aumento de 14.400 activos, en línea con el experimentado por la población. Si distinguimos por nacionalidad y sexo, la población femenina tanto nacional como extranjera aumenta respecto al trimestre anterior (0,8% y 1,4%, respectivamente), mientras en el caso de los varones se mantiene constante (apena aumenta un 0,04%) aumenta la población activa nacional pero disminuye la extranjera (1,25%).

El número de ocupados aumenta en un 0,8% respecto al primer trimestre de 2011, pero disminuye en un 0,9% en términos interanuales, confirmando de nuevo los nefastos efectos que sobre el empleo tienen las políticas de recorte de gastos y reducción del déficit público. En este segundo trimestre de 2011 apenas aumentan el número de asalariados indefinidos (en un 0,1%), mientras que los temporales se incrementan en un 4,2%, lo que sitúa la tasa de temporalidad en un 25,5%, seis décimas más que hace un año. En términos interanuales, cae el número de asalariados indefinidos hombres (un 2,6%) pero aumentan el número de mujeres asalariadas indefinidas, un 0,3%. En cambio, el número de temporales hombres se reduce un punto porcentual respecto al año anterior, pero el número de temporales mujeres aumenta un 5,4%.

Frente al trimestre anterior, aumenta el número de ocupados a tiempo completo, en 129.700 personas, y también lo hace el empleo a tiempo parcial en 21.600 nuevos ocupados. Ahora bien, la situación de la parcialidad es muy distinta por sexos según el intervalo temporal:, los hombres ocupados a tiempo parcial aumenta dos décimas respecto al trimestre anterior pero un 8,5% respecto al año anterior; en cambio, las mujeres ocupadas a tiempo parcial aumentan un punto respecto al trimestre anterior y dos respecto a la situación hace un año.

Por sectores, la mayor destrucción de empleo, en términos relativos, se concentra, una en la agricultura y la construcción, con una disminución de los ocupados del 5,4% y del 4,35 respectivamente si comparamos con los datos del primer trimestre del año. Sin embargo, aumentan los ocupados tanto en el industria (un 1,5%) como en los servicios (un 1,7%).

Con todos estos datos, el número de desempleados se reduce en 76.500 personas, pero la tasa de paro sigue en la barrera del 21%. En este trimestre la tasa de paro desciende sobre todo entre las mujeres (un 0,7% frente al 0,2% de los hombres), pero respecto a la situación hace un año aumenta más entre los hombres (un 0,9%) que entre las mujeres (un 0,7%). Hay que destacar que entre los jóvenes la tasa de desempleo aumenta tanto en término trimestrales, en un 0,7%, como anuales, un 4,2%. Por nacionalidad, la caída del paro concentra en los españoles (72.500 parados menos, frente a un descenso de 4.000 en los extranjeros), situando la tasa de de paro de la población extranjera en el 32%, 13 puntos por encima de la tasa nacional.

El dilatado tiempo que los parados llevan buscando un empleo eleva la tasa de paro de larga duración hasta el 9,9% de la población activa, es decir, el 46,6% de los desempleados lleva más de un año en esa situación.

El número de hogares en los que todos sus miembros en activo se encuentran en desempleo, disminuye en 18.500, y se sitúa en 1.367.500 hogares en esta situación, un 1,3% menos que en el trimestre anterior, pero un 4,5% más que hace un año.

Conclusiones

El mercado de trabajo sigue sin recuperarse en nuestro país, más bien al contrario, debido a que la actividad económica no termina de remontar, situación gravada porque la política económica tiene como único objetivo desde mayo del año 2010 la reducción del déficit público, en respuesta a las demandas europeas de ajustar las cuentas públicas y cumplir estrictamente con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y ahora también con el Pacto por el Euro Plus. Este camino de reducción del déficit y recorte de gasto público e inversión sólo lleva bloqueo de las posibilidades de crecimiento económico, sin el cual difícilmente se podrá recuperar la creación de empleo, que a su vez, permita crecer de forma sostenida. De ahí también la necesidad de modificar nuestra estructura productiva hacia sectores más estables, que permitan crear empleo de forma permanente y no atendiendo exclusivamente a lo que marcan las diferentes temporadas del año.

En este sentido, ya es más que patente que la reforma laboral de junio de 2010 no sólo no logra reducir la temporalidad y facilitar la creación de empleo, sino que empeora las condiciones de trabajo, precarizándolo aún más. Por eso, los sindicatos pusimos en marcha una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para revertir los aspectos más lesivos de la reforma laboral, validada por la Junta Electoral Central el pasado 19 de julio, paso previo a su tramitación en el Congreso, donde esperamos se revierta esta reforma inútil y perjudicial. La ineficacia de las políticas impuestas contrasta con las políticas que se implementan tras un proceso consensuado, como el Acuerdo Social y Económico, que pretende el impulso del crecimiento económico, y por tanto del empleo, garantizando el mantenimiento del Estado de Bienestar.

El crecimiento sostenido y la creación de empleo exigen además el estímulo de la demanda externa, que sólo se logrará mejorando el saldo exterior y compitiendo en términos de calidad e innovación, y no exclusivamente vía precios. Por ello ha de ser prioritaria la recuperación de la actividad económica, sobre todo en los sectores que tienen más posibilidades de crecimiento futuro y de capacidad de aportar valor añadido, porque el cambio del modelo productivo no se puede demorar más. Y para lograrlo hacen falta políticas consensuadas, que permitan crecer de forma sostenida, duradera y equilibrada, apostando por la calidad del trabajo en un consolidado Estado de Bienestar.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek