Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Miercoles, 19/09/2018
Portada > noticia
CONFEDERAL ı PREVISIONES DE LA OCDE

La actividad económica solo se recuperará con estímulos, no con recortes

• Un entorno en crisis dificulta nuestras exportaciones

28/11/2012 | UGT ı Nota de prensa

Las previsiones de la OCDE para 2013 confirman el fracaso de las políticas de recorte impuestas tanto en nuestro país como en la Unión Europea. En el caso de España, augura una contracción del PIB un 1,4% y una subida del paro hasta el 27% para el año que viene en España, lo que no hacen más que reforzar la urgencia de una reorientación de la política económica y social del Gobierno. La actividad económica solo se recuperará con estímulos, no con recortes, como los que se reflejan en unos PGE para 2013 restrictivos, inútiles e ineficaces. Además, el impulso de nuestra economía no vendrá de nuestras exportaciones, de las que dependía nuestro país hasta ahora en mayor medida, debido a la contracción de las economías de los países de nuestro entorno.

Los datos publicados de 2012 y las pesimistas perspectivas avanzadas para 2013 en Europa pronostican una recaída generalizada de la actividad económica. De hecho, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha revisado ya a la baja sus expectativas para este año y el próximo, aplazando la recuperación de las economías desarrolladas hasta 2014.

Detrás de estas previsiones, se encuentran las consecuencias de aplicar políticas restrictivas, especialmente fiscales, llamadas actualmente políticas de estabilidad económica. Medidas, como las recogidas en los PGE para 2013, que están teniendo los efectos previsibles, como la contracción del PIB, que para 2013 se cree que caerá un 1,4%, aunque siguen con dificultades para lograr su objetivo de reducir el déficit. Y es que, a pesar de la fuerte reducción del gasto público, lo realmente difícil en un entorno de estancamiento de la actividad económica es aumentar los ingresos para lograr disminuir el déficit.

Para UGT, el estímulo a la actividad económica se presenta como la única alternativa tanto para recuperar la economía y el empleo como para lograr los objetivos de déficit. Una situación que en España, y según el escenario macroeconómico presentado por el Gobierno, no va a suceder próximamente.

No hay estímulos para el crecimiento de la economía. Los sectores de mayor crecimiento antes de la crisis, como la construcción, acentúan cada vez más su caída. El sector industrial, tras varios trimestres de crecimiento en 2011, ha vuelto a presentar caídas superiores al 3% y el sector servicios ya presenta signos de crecimiento negativo. Además, continúa cayendo el gasto público y la inversión no remonta, por lo que la recuperación de la actividad económica se hace muy difícil.

Ante esta debilidad del gasto en consumo e inversión, es la demanda que proviene del exterior la que compensa parcialmente la situación de la economía. Como en anteriores ocasiones, la demanda externa, aunque insuficiente, toma el relevo de la demanda nacional en el posible impulso de la economía.

Pero el sindicato considera que no es conveniente hacer depender ahora toda nuestra economía de la evolución del sector exterior. Primero, porque es un sector muy reducido, que es necesario incrementar, facilitar las exportaciones de nuestras empresas, insertar a nuestra economía en el mercado internacional. Para ello se ha de incrementar la competitividad, es decir, mejorar la capacidad de nuestras empresas de competir en el exterior, mejorando en calidad y no sólo atendiendo a la reducción de costes y precios frente a otros países competidores (los márgenes en este aspecto cada vez son menores: China, países del sudeste asiático…).

En segundo lugar, la mejora del sector exterior está provocada, entre otras cuestiones, por la mayor reducción de las importaciones: si estamos ante un problema de demanda, es porque se está reduciendo toda la demanda, no sólo la de productos nacionales. Al haber caído en mayor medida el nivel de las importaciones el efecto neto presenta una tendencia creciente.

En tercer lugar, y ligándolo al cambio de modelo productivo, nuestras exportaciones se basan en los servicios, concretamente en el sector turístico, de manera que confiar la recuperación de la economía al potencial de la demanda externa parece que va en contra de la necesidad de orientar la economía hacia sectores con mayor peso de valor añadido y menor uso intensivo del factor trabajo, con objeto de estabilizar en el futuro ante posibles crisis y favorecer un crecimiento económico sostenible, duradero y equilibrado.

Y en cuarto lugar, la mayor parte de nuestras exportaciones se dirigen a la Unión Europea, de manera que en gran medida dependen de la evolución económica de nuestros socios europeos, y las perspectivas son más bien pesimistas, como ha confirmado la OCDE.

Por ello, UGT exige que el Gobierno rectifique en la orientación de las políticas sociales, situando el mantenimiento y mejora del Estado de Bienestar como uno de los ejes fundamentales de nuestro modelo social. La actividad económica no remontará con mayores recortes y sin estímulos públicos, sino con otra política económica que retome el objetivo del crecimiento económico, sostenido, equilibrado y duradero, como eje de la recuperación, y no basar su política económica, exclusivamente, en la reducción del déficit público a través del recorte del gasto, pues ni logra su objetivo ni permite el crecimiento económico ni la creación de empleo.

Clica sobre el gráfico para ampliarlo

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek