Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Domingo, 09/12/2018
Portada > noticia
MEDIO AMBIENTE

La Conferencia de Cambio Climático de Varsovia concluye sin resultados a la altura de los retos

28/11/2013 | UGT ı Nota de prensa

La 19ª Conferencia de Cambio Climático de las Naciones Unidas, que se celebró la semana pasada en Varsovia, concluyó sin avances significativos hacia un Acuerdo multilateral que gobierne el régimen internacional de Cambio Climático tras la finalización del Protocolo de Kioto, ya que tan solo se acordó retrasar hasta 2015 las propuestas de planes nacionales de reducción de emisiones y se rebajó el nivel de exigencia para los países. El movimiento sindical llegó a la conferencia con unas propuestas claras que no se han querido escuchar, por lo que UGT demanda al Gobierno de nuestro país que implemente una planificación energética diversificada, que mejore el cumplimiento de los objetivos de ahorro y eficiencia energética y en la que el desarrollo de las energías renovables sea un objetivo central. Para el sindicato, las políticas de recorte deben ser sustituidas por el impulso a la inversión hacia un modelo industrial más eficiente, con unas pautas de producción y consumo más respetuosas con el medio ambiente.

La 19ª Conferencia de la Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 19) concluyó sin avances significativos hacia la concreción del Acuerdo multilateral que gobernará el régimen internacional de Cambio Climático tras la finalización del Protocolo de Kioto, y cuyo texto deberá estar listo en 2015 para entrar en vigor en 2020.

El acuerdo alcanzado en Varsovia retrasa hasta 2015 las Propuestas de planes nacionales de reducción de emisiones por parte de los países, se rebaja el nivel de exigencia al sustituir “compromisos” de reducción por “contribuciones”, y a cambio se logra mantener abierta la posibilidad de un acuerdo global al que se unan los países emergentes (China, India, Brasil, Méjico) y Estados Unidos.

Los países en desarrollo y la Alianza de los pequeños Estados insulares más vulnerables a los efectos del cambio climático han conseguido que se cree un mecanismo de ayuda por daños y pérdidas para cubrir indemnizaciones por efectos derivados de meteorológicos extremos como el tifón Hayan que asoló recientemente Filipinas. 

El movimiento sindical llegó a la COP 19 con unas propuestas claras sobre los elementos que deben configurar un acuerdo justo, ambicioso y legalmente vinculante, que evite con alta probabilidad un aumento de la temperatura media global superior a los 2ºC respecto a los niveles preindustriales:

– Participación de todos los países según el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas. Es crucial que se unan al nuevo acuerdo los países emergentes que son grandes emisores (China, India, Brasil o Méjico), además de Estados Unidos que sigue siendo el mayor emisor per cápita mundial (16 toneladas por persona).

– Objetivos de reducción de emisiones más ambiciosos, en línea con las conclusiones de los Informes 4º y 5º del Panel Intergubernamental de Expertos de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (IPCC). Los países desarrollados deben comprometer objetivos más allá de la reducción del 25-40% para el 2020 respecto a 1990, y los países en desarrollo deben adoptar medidas que mejoren sus objetivos previstos de emisión.

– Movilización de recursos económicos por parte de los países desarrollados para dotar suficientemente el Fondo Verde del Clima, instrumento clave en la financiación de la adaptación de los países en desarrollo a los impactos del cambio climático, así como en la adecuación de sus economías a modelos de desarrollo de bajas emisiones.

– Incorporación al acuerdo del principio de Transición Justa, que garantice la creación de trabajo decente y empleos de calidad en la transición hacia una economía global con bajas emisiones y resistente al clima, conforme al compromiso adquirido en la COP 17de Durban.

Los compromisos de reducción de emisiones por parte de los gobiernos deben acompañarse de estrategias para transformar y desarrollar industrias limpias, adecuar las capacidades y competencias de los trabajadores para proteger el empleo y acceder a los nuevos empleos que se generen, además de disponer de sistemas de protección social que garanticen la cohesión social de los procesos de cambio.

Las estrategias de desarrollo que dan contenido a la Transición Justa deben elaborarse y aplicarse en un marco de diálogo tripartito que asegure la transparencia y la participación social.

A la vista del estancamiento y retroceso de las negociaciones, la Confederación Sindical Internacional (CSI) y las grandes ONG ambientales y de desarrollo abandonaron la Conferencia antes de su finalización (jueves 21 2013) como acción de protesta contra la falta de responsabilidad de los gobiernos para asumir objetivos ambiciosos en línea con las recomendaciones de los científicos del IPCC, por no comprometerse con la agenda de financiación, y por cuestionar la necesidad de medidas de transición justa para los trabajadores afectados por los efectos del cambio climático.

Las emisiones de España para el período 2008-2012 se sitúan por encima del 22% respecto al año base 1990, superando el objetivo de aumento del 15% que le corresponde en el marco del Protocolo de Kioto, aunque han disminuido sensiblemente desde 2008 debido principalmente a la crisis económica. Hay por tanto, un margen muy amplio para la aplicación de medidas orientadas a reducir de manera efectiva y directa las emisiones nacionales, en lugar de utilizar en gran medida mecanismos de compensación a través de la compra de derechos de emisión. 

UGT considera que el Gobierno debería reorientar la reforma energética planteada, que penaliza a las energías renovables por la inseguridad jurídica que supone para los inversores la aplicación, con carácter retroactivo, de los cambios introducidos en el régimen de retribución de estas energías.

En este sentido, el sindicato insta al Gobierno a implementar una planificación energética diversificada, que respete el actual mix y mejore el cumplimiento de los objetivos de ahorro y eficiencia energética y en la que el desarrollo de las energías renovables sea un objetivo central, avanzando así en la reducción de la fuerte dependencia energética externa de nuestro país y en el mantenimiento y creación de empleo de calidad.

Es momento de marcar un punto de inflexión nítido, donde las políticas de recortes sean sustituidas por políticas que impulsen inversiones suficientes para salir de la crisis impulsando un cambio de patrón del crecimiento económico más ecoeficiente y unas pautas de producción y consumo más respetuosas con el medio ambiente.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek