Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 20/07/2018
Portada > noticia
#29MHuelgaGeneral | NO A LA REFORMA LABORAL

La opción del Gobierno: corregir sí o sí

03/04/2012 | http://www.cuartopoder.es/tribuna/la-opcion-del-gobierno-corregir-si-o-si/2591

La única opción que le queda al Gobierno es corregir sí o sí. Lo puede hacer siendo sensible a la creciente demanda social- expresada en la huelga general del 29M y en las multitudinarias manifestaciones que se han desarrollado hasta el momento- que le dice que éste no es el camino; o cuando la realidad le enfrente al fracaso de su política económica. Una política cuyo último exponente han sido los Presupuestos Generales del Estado, y que nos va a conducir a más paro (tal y como ha reconocido el propio Gobierno) más desigualdad social, menos derechos laborales y más recesión. Una política que conlleva un retroceso social muy peligroso y que tampoco va a contentar a los mercados.

 

Los cien días del Gobierno están marcados por el descrédito entre lo que dice y lo que hace. Lejos queda el mensaje esperanzador del cambio, tal como rezaba su programa electoral, un eslogan que prometía muchas expectativas esperanzadoras y que ahora en cada medida adoptada el Gobierno está enviando al traste. ¿Cómo puede entender el ciudadano que la máxima preocupación del Gobierno sea el empleo y admita que sólo este año se van a perder 600.000 puestos de trabajo? ¿Qué la reforma laboral es equilibrada cuando sólo es aplaudida por la patronal y los grandes empresarios? .

 

Cómo puede entender el ciudadano que mientras se aplica recorte tras recorte, se abarata y facilita el despido, y ven peligrar sus condiciones laborales, se apruebe, al mismo tiempo, la amnistía fiscal para el defraudador. La lucha contra el fraude fiscal podría reportar gran parte del dinero que se necesita para hacer frente al déficit, mientras que seguir recortando salarios, favorecer la precariedad e inseguridad laboral y mermar nuestro Estado de Bienestar nos sume en un sendero de difícil retorno.

 

¿Y ante este panorama que pueden hacer los sindicatos? Defender sus alternativas y propuestas para salir de la crisis (que el Gobierno sigue ignorando); presentar un recurso de inconstitucionalidad sobre la reforma laboral ante el Defensor del Pueblo (a la vez que una queja ante la Organización Internacional del Trabajo y los grupos parlamentarios para que se agilice la tramitación de la Iniciativa Legislativa Popular que los sindicatos presentaron, en su día, contra la anterior reforma laboral); y continuar canalizando la protesta y el rechazo de los trabajadores y los ciudadanos, en general, tanto en las empresas como en las calles. Actos democráticos y constitucionales contra las políticas que quieren acabar con todo, mermando nuestra democracia y nuestro modelo social. Políticas más propias del S.XIX que del siglo XXI.

* Cándido Méndez es secretario general de la UGT

La única opción que le queda al Gobierno es corregir sí o sí. Lo puede hacer siendo sensible a la creciente demanda social- expresada en la huelga general del 29M y en las multitudinarias manifestaciones que se han desarrollado hasta el momento- que le dice que éste no es el camino; o cuando la realidad le enfrente al fracaso de su política económica. Una política cuyo último exponente han sido los Presupuestos Generales del Estado, y que nos va a conducir a más paro (tal y como ha reconocido el propio Gobierno) más desigualdad social, menos derechos laborales y más recesión. Una política que conlleva un retroceso social muy peligroso y que tampoco va a contentar a los mercados.

Los cien días del Gobierno están marcados por el descrédito entre lo que dice y lo que hace. Lejos queda el mensaje esperanzador del cambio, tal como rezaba su programa electoral, un eslogan que prometía muchas expectativas esperanzadoras y que ahora en cada medida adoptada el Gobierno está enviando al traste. ¿Cómo puede entender el ciudadano que la máxima preocupación del Gobierno sea el empleo y admita que sólo este año se van a perder 600.000 puestos de trabajo? ¿Qué la reforma laboral es equilibrada cuando sólo es aplaudida por la patronal y los grandes empresarios? .

Cómo puede entender el ciudadano que mientras se aplica recorte tras recorte, se abarata y facilita el despido, y ven peligrar sus condiciones laborales, se apruebe, al mismo tiempo, la amnistía fiscal para el defraudador. La lucha contra el fraude fiscal podría reportar gran parte del dinero que se necesita para hacer frente al déficit, mientras que seguir recortando salarios, favorecer la precariedad e inseguridad laboral y mermar nuestro Estado de Bienestar nos sume en un sendero de difícil retorno.

¿Y ante este panorama que pueden hacer los sindicatos? Defender sus alternativas y propuestas para salir de la crisis (que el Gobierno sigue ignorando); presentar un recurso de inconstitucionalidad sobre la reforma laboral ante el Defensor del Pueblo (a la vez que una queja ante la Organización Internacional del Trabajo y los grupos parlamentarios para que se agilice la tramitación de la Iniciativa Legislativa Popular que los sindicatos presentaron, en su día, contra la anterior reforma laboral); y continuar canalizando la protesta y el rechazo de los trabajadores y los ciudadanos, en general, tanto en las empresas como en las calles. Actos democráticos y constitucionales contra las políticas que quieren acabar con todo, mermando nuestra democracia y nuestro modelo social. Políticas más propias del S.XIX que del siglo XXI.

Cándido Méndez es secretario general de la UGT

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek