Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Domingo, 18/11/2018
Portada > noticia
CONFEDERAL I NOTA DE PRENSA

La regulación del tiempo parcial debe proteger al trabajador de la discrecionalidad del empresario

08/08/2011 | ugt

UGT y CCOO consideran que las propuestas del Gobierno sobre la regulación del tiempo parcial, planteadas en la mesa de empleo para el desarrollo del Acuerdo Social y Económico (ASE), otorgan mayor discrecionalidad al empresario y dejan desprotegido al trabajador. Para las organizaciones sindicales resulta imprescindible que el contrato preserve el equilibrio entre las partes y garantice la mejora de la protección social del empleado.

 

Las medidas planteadas en la mesa de empleo, en un mero proceso de consulta, contienen aspectos valorados negativamente por las organizaciones sindicales porque rompe el equilibrio entre en las prestaciones de ambas partes al dejar al arbitrio del empresario la decisión de distribuir la jornada de los trabajadores de manera irregular y determinar la realización o no de una parte de la jornada a la que se le da carácter variable.

Actualmente las horas complementarias exigen un acuerdo entre las partes, por eso, los sindicatos consideran que las reformas planteadas rompen la naturaleza bilateral del contrato de trabajo al dar poder unilateral al empresario en la realización, o no, de la parte variable del contrato.

De hecho, la propuesta ni siquiera contempla alguna causa por la que el trabajador pueda oponerse a la realización de esa jornada variable, estableciendo que el trabajador deberá conocer el día y hora de realización de la parte variable de la jornada con un preaviso mínimo de tres días, un tiempo demasiado breve que dificulta, entre otras cosas, la conciliación de su vida laboral y personal.

Además el porcentaje propuesto del 10% de jornada variable es excesivo y no se reconoce ningún papel a la representación de los trabajadores en el control del tiempo de trabajo, ni en las necesidades organizativas o productivas.
Para mantener el equilibrio entre las partes, UGT y CCOO plantean que la regulación del contrato a tiempo parcial al menos debería:

- Determinar el número de horas al día, a la semana, al mes o al año y el horario y los días de la semana en que se ha de ejecutar el tiempo de trabajo, tanto más, cuando, por ley ya está garantizado un margen suficiente de flexibilidad del 5% en la distribución irregular de la jornada.

- El trabajador deberá conocer el día y hora de realización de la parte irregular de la jornada con un preaviso mínimo de siete días.

- Los convenios colectivos podrán actuar sobre el porcentaje de distribución irregular de la jornada o establecer un plazo distintode preaviso, aunque este no podrá ser inferior a cinco días.

La solución para que el contrato a tiempo parcial funcione en nuestro país no puede basarse en el incremento desmesurado del poder empresarial, sino en que resulte útil para empleador y empleado. Algo que, tal y como aparece configurado en la propuesta del Gobierno, difícilmente se logra desde el punto de vista del trabajador, y más aún cuando tradicionalmente son las mujeres y los jóvenes los sujetos destinatarios de esta modalidad contractual.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek