Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Domingo, 22/07/2018
Portada > noticia
UGT considera que las políticas que se están llevando a cabo no sólo son erróneas, sino que nos hunden cada vez más

La única forma de crear empleo es recuperando la actividad y el crecimiento económico

03/11/2011 | UGT

Los datos del paro, correspondientes al mes de octubre, publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo muestran un aumento de 134.182 desempleados respecto al mes anterior, un 3,2% más, lo que sitúa la cifra total de personas sin empleo en 4.360.926. Ante esta nueva evidencia de la crítica situación en la que se encuentra nuestro mercado de trabajo, resulta más que evidente que las medidas que se vienen llevando a cabo no sólo son erróneas, sino que nos están hundiendo aún más. UGT considera extremadamente grave que se pretenda crear empleo a base de reformas laborales, que se están mostrando totalmente ineficaces, y que se ataquen continuamente los pilares básicos de nuestro Estado del Bienestar, puestos en jaque con las políticas practicadas por algunas Comunidades Autónomas que fomentan el riesgo de exclusión social, más aún cuando la tasa de cobertura de la prestación por desempleo ha sufrido un importante retroceso en el último año, pasando del 75,6% al 68% actual. El sindicato manifiesta la necesidad de que la política económica se encamine al estímulo de la actividad productiva, unido a una necesaria reforma fiscal, a una recuperación del crédito a familias y empresas y a una apuesta por el Estado del Bienestar, que conllevarán la recuperación de la actividad y el crecimiento económico y, con ellas, la recuperación del mercado de trabajo.

Los datos publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo indican que en el mes de octubre se han registrado como paradas 134.182 personas más que en el pasado mes de septiembre (un aumento del 3,2%). En términos interanuales son 274.950 más, lo cual indica un incremento del 6,7%. Esto hace que la cifra de parados registrados se sitúe en 4.360.926 personas.

Distinguiendo según género, es mayor el aumento del desempleo entre los hombres que entre las mujeres, pues hay 76.443 parados más (un 3,7% más que en septiembre), mientras que las mujeres desempleadas son 57.739 más que en septiembre (un incremento del 2,7%).

Aumenta el número de jóvenes (menores de 25 años) desempleados, en 20.202 frente al mes anterior y en 17.503 respecto a octubre de 2010.

Por lo que respecta a los extranjeros, también aumenta el número de desempleados en términos mensuales en 24.651 personas (una subida del 4,1%), que en la comparación con el año anterior se reduce al 3,8%.

En todos los sectores, este mes de octubre hay más desempleados respecto al mes anterior: en el sector servicios, se registra el mayor aumento, de 85.434 desempleados (lo que supone un 3,4% más en términos relativos), en la agricultura hay 16.776 desempleados más que en septiembre (un 12,2% más), en la construcción este mes suma 13.944 parados más que el anterior (un 1,9%) y en la industria, el incremento es de 12.572 desempleados (un 2,6%). El número de desempleados sin empleo anterior aumenta en 5.456, un 1,4% más que en el mes anterior.

El número total de contratos registrados en octubre disminuye en un 7,1% respecto al mes pasado, aunque el descenso interanual es de un 3,8%, lo que determina un total de 1.294.801 contratos registrados. En este mes, disminuyen ambos tipos de contratos, tanto en la comparación mensual como en la interanual: hay 7.451 contratos indefinidos registrados menos que en septiembre, y 21.157 menos que en octubre de 2010; en el caso de los temporales, se han registrado 91.476 contratos menos que en septiembre, y 30.129 menos que hace un año. Disminuyen también los contratos a tiempo parcial respecto al mes anterior, tanto indefinidos (un 7,1%) como temporales (un 0,6%). Los contratos temporales celebrados han supuesto el 92,5% del total de contratos. Y del total de contratos temporales, el 34,6% han sido contratos a tiempo parcial.

Conclusiones:

Los datos publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo dan una nueva muestra de la crítica situación en la que se encuentra nuestro mercado de trabajo, arrastrado por la práctica paralización de la actividad económica del país. Si los datos que publicó la EPA el pasado viernes, en los que situó la tasa de paro en el tercer trimestre del año por encima del 21,5% de la población activa, dibujaban un escenario extremadamente preocupante en los meses de verano, los datos de paro registrado de octubre marcan una tendencia todavía más negativa que se prolongará en lo que queda de año.

A medida que pasan los meses y empeora la situación en el mercado de trabajo resulta más evidente que las medidas que se vienen tomando en política económica son, no sólo erróneas, sino contrarias a las que se deberían de estar tomando para solucionar la situación. Si a una economía estancada, como la nuestra, se le aplican medidas cuyo único objetivo es la reducción del déficit público por la vía de la contención del gasto, el resultado en, como demuestran constantemente las estadísticas, una mayor paralización de la actividad económica, lo que conduce a un mayor deterioro del mercado de trabajo. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento y el Pacto por el Euro Plus se están mostrando, tal y como anticipamos desde UGT, como una importante losa que lejos de facilitar la recuperación, nos está hundiendo aún más.

Así mismo, es extremadamente grave que se pretenda “crear empleo” a base de reformas laborales y modificaciones en los tipos de contrato cuando éstas se han mostrado totalmente ineficaces, ya que suponen actuar sobre las consecuencias –el paro- en lugar de tratar de solventar las causas –la actividad económica. La única forma de crear empleo es a través de la actividad económica y si se quiere aumentar la ocupación y disminuir el desempleo, se debe de crear las condiciones adecuadas por medio de estímulos de la actividad económica.

Por otro lado, en los últimos meses, estamos asistiendo a un importante ataque al Estado de Bienestar de nuestro país, quizá el mayor peligro al que se enfrente España. Los recortes y los ajustes de empleo se están centrando en muchas Comunidades Autónomas en los servicios básicos (educación, sanidad y servicios a la sociedad) por lo que la cohesión social y el riesgo de exclusión social se hacen más patentes ahora que nunca, más si tenemos en cuenta que la tasa de cobertura de la prestación por desempleo ha sufrido un importante retroceso, pasando del 75,60% en septiembre de 2010 al 68% en el mismo mes de 2011. Nos encontramos, además, con el agravante de que algunos de estos servicios, como es el caso de la educación, son los pilares básicos en los que asentar el cambio de modelo productivo que tanto necesita nuestro país tanto para la recuperación económica como para evitar volver a caer de nuevo en un modelo de crecimiento basado empleos de baja formación y poco valor añadido.

Se hace necesario, por lo tanto, que en momentos de crisis como el actual se ponga en funcionamiento todos los mecanismos con los que cuenta el Estado de Bienestar, aumentando e intensificando la protección de los ciudadanos y no recortando derechos y prestaciones, tal y como estamos viendo que está sucediendo en muchas regiones del Estado con consecuencias terriblemente nocivas desde el punto de vista social y económico.

Cabe señalar, no obstante, que las nocivas políticas económicas (monetarias y fiscales) que se están implementando no afectan sólo a nuestro país, sino que desde la Unión Europea se vienen imponiendo medidas que afectan gravemente a otros países de nuestro entorno. En relación con la política monetaria resulta flagrante el papel que está desempeñando el Banco Central Europeo, encargado únicamente del control de precios, deje de lado el crecimiento económico. El corte neoliberal de este organismo le impide llevar a cabo medidas que se están tomando en otras zonas del mundo y que resultan imprescindibles para evitar la situación por la que está atravesando Europa.

En definitiva, desde UGT consideramos que la política económica que es necesaria debe de encaminarse a una política de estímulo de la actividad económica (que solucionaría los problemas de deuda y déficit que tanto preocupan a Europa y al sistema financiero), unido a una reforma integral del sistema fiscal, a una recuperación del crédito a familias y empresas, y una apuesta por el Estado de Bienestar. La recuperación del mercado de trabajo vendrá entonces, derivada de la recuperación de la actividad y el crecimiento económico.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek