Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Jueves, 16/08/2018
Portada > noticia
Intervención de Santos Nogales en las II Jornadas de la Distribución Comercial

"Las organizaciones sindicales ante la nueva regularización de los horarios comerciales"

18/11/2004

Primeramente agradecer tanto al Grupo Recoletos como a la Asociación empresarial ASEDAS la posibilidad de participar en el II Encuentro de la Distribución Comercial. 

Considero de sumo interés, que las organizaciones sindicales podamos presentarles la opinión de los trabajadores y debatir nuestras posiciones con el resto de interlocutores del sector. 

En este sentido quisiera centrar mi intervención – conocida la influencia que la legislación tiene en el empleo en este sector – en las aportaciones que desde UGT y CCOO,  esencialmente como organizaciones que representamos a mas del 80% de los trabajadores del sector de la distribución comercial, hemos hecho al proyecto de Ley sobre Horarios Comerciales que el actual Gobierno ha remitido al Parlamento para su debate y aprobación. 

En las aportaciones que hemos realizado las dos organizaciones sindicales subyace nuestro interés de tener como referencia la legislación que fue fruto del acuerdo mayoritario de todos los implicados en el sector. Me estoy refiriendo a la Ley de Bases de 1996. 

Nuestro punto de partida era superar la actual legislación en materia de horarios comerciales, esto es,  la Ley 6/2000 que fue impuesta por el anterior Gobierno y que como otros colectivos afectados nos movilizamos con una  Huelga General el 10 de octubre de 2000 al considerar que lo legislado perjudicaba los intereses de los trabajadores. 

En la actualidad hemos tenido la oportunidad de hacer llegar nuestras propuestas, primeramente al Gobierno, como autores del proyecto de Ley y posteriormente al conjunto de Grupos Parlamentarios con la finalidad de lograr su modificación en aquellos aspectos que mas incidencia negativa tienen en las condiciones de los trabajadores. Así mismo hemos puesto en marcha una campaña en el conjunto de los centros de trabajo bajo el lema: TIEMPO PARA TODO, TIEMPO PARA TODOS, por un empleo estable y de calidad. Campaña que está teniendo una gran acogida entre los trabajadores al ser esté un tema de gran sensibilidad para los trabajadores del comercio. 

Los motivos que desde nuestras organizaciones nos han llevado a realizar las propuestas concretas que posteriormente mencionaré y desarrollaré al proyecto de Ley han sido: 

• Coincidimos con el proyecto del Gobierno en la necesidad de fijar un marco legal que dé seguridad jurídica al conjunto del sector – Administraciones, empresas, consumidores y trabajadores – despejando con ello la incertidumbre que ha podido generar la actual legislación y su desarrollo con las impugnaciones por invasión de competencias en ambos sentido, tanto administración central como Autonómica. 

• Resaltar que el actual proyecto de Ley propone un marco estable y no transitorio de la regulación de los horarios comerciales, con ello abandona lo que  hasta ahora esta legislado y supera la recuperación temporal  de este debate tan sensible al conjunto de afectados. 

• Negar que las referencias establecidas por el RD Ley 6/2000 de apertura de domingos y festivos sea un referente adecuado para los consumidores y empresas, olvidando la oposición de los trabajadores que quedó fijada en la Huelga General del 10 de octubre. 

• Dejar constancia, como demuestran las memorias justificativas del Proyecto de Ley, que más días de apertura comercial en domingos y festivos no genera más empleo, sino que  produce  un mayor grado de inestabilidad laboral en el empleo generando con ello índices del 18,3 % de temporalidad en el sector, y por el contrario destruye tejido comercial entre las pequeñas y medianas empresas. 

Se produce también abandono de actividad comercial en los centros de las ciudades concentrando la actividad en los grandes centros comerciales, donde no se garantiza el servicio al conjunto de consumidores, a la vez que genera repercusiones ambientales en las ciudades, incidiendo así en el precio final de los artículos encareciéndolos. 

• Coincidir con la argumentación del proyecto de Ley en el sentido de que mas aperturas en domingos y festivos no facilita la conciliación de la vida laboral y familiar, sobre todo en un sector donde mas del 50% son mujeres –  según recientes estudios europeos con el mayor índice de incidencia de estrés laboral -  y el número de jóvenes que tienen esta actividad como vía de incorporación al mercado laboral es cada vez más numeroso. Evidentemente lo que se produce con ello es una alta rotación, al considerarse un sector de paso que cada vez va perdiendo su capacidad de arraigo profesional. 

• Necesidad de que haya una ordenación estatal, que posteriormente tenga su desarrollo y concreción en cada CCAA, en función de lo reconocido en cada Estatuto de Autonomía con relación a sus propias competencias. De esta manera se facilita la competencia empresarial entre las pequeñas y medianas empresas y las grandes empresas, a la vez que evita que las grandes corporaciones de la distribución utilicen esta vía para ganar cuota de mercado. 

• Que nos dotemos de una legislación acorde con nuestro entorno europeo, donde mayoritariamente existe una ordenación de los horarios comerciales en el sentido que desde los Sindicatos, junto con otros colectivos, estamos proponiendo; y siendo excepcionales aquellos países que tienen una desregulación total del horario comercial.  

Así estos análisis son los que nos han llevado a la presentación de propuestas concretas en la actual regulación sometida al Parlamento: 

- Sobre el horario global: 

• Planteamos que la Ley fije como máximo que la apertura comercial semanal no podrá ser superior a las 72 horas. Teniendo en cuenta que la actual legislación de las 90 horas no se ha utilizado por el sector y lo mas contundente, que los consumidores tienen garantizadas sus necesidades de suministro con este número de apertura semanal. 

- Sobre el número de domingos y festivos de apertura comercial: 

• Hemos planteado que el número que fije la Ley sea de 8 y que cada Comunidad Autónoma pueda en su legislación correspondiente reducir ese numero o aumentarlo- en este caso con un máximo de 12 – en función de las necesidades comerciales propias. En el sentido de que debe ser cada Comunidad Autónoma la que con los interlocutores afectados defina su propia realidad pero sobre la base de fijar un criterio común para todo el Estado. 

• Que con independencia de que cada comerciante pueda libremente fijar el horario de apertura de los domingos o festivos autorizados, en ningún caso sea superior a doce horas. 

- Establecimientos con libertad de horarios: 

• Hemos propuesto que estos establecimientos sean los de menos de 120 metros cuadrados, que la titularidad del negocia sea de un autónomo, excluyendo a los establecimientos pertenecientes a grupos de distribución o que operen bajo el mismo nombre comercial de dichos grupos en propiedad o en régimen de franquicia. Consideramos que esta excepción de desregulación total que había incluido El RD Ley 6/2000 ha venido a legislar lo que es realidad de muchos municipios españoles, sobre todo del interior, donde este tipo de establecimientos garantiza el servicio a los consumidores. 

- Determinación de las denominadas zonas de gran afluencia turística: 

• Hemos propuesto que sea cada Comunidad Autónoma la que regule las condiciones que fijen la consideración de zonas turísticas, al igual que los plazos para renovar dicha consideración. Ya que por un lado este mecanismo en la práctica está suponiendo la vulneración de la norma establecida, produciéndose casos tan extraordinarios como el de Arroyomolinos, e incluso en las que pudiésemos considerar zonas turísticas tradicionales. En este sentido consideramos que para garantizar un mejor uso de esta excepción a la norma general debe en cada Comunidad, en función de sus peculiaridades, donde se fije los criterios que determinen las zonas de gran afluencia turística y los mecanismos que regirán las aperturas en domingos y festivos.   

Estas son por tanto las aportaciones que desde las organizaciones sindicales democráticas y representativas en el conjunto del sector, hemos realizado en el convencimiento que con ello  haremos  posible que nos dotemos de una legislación de horarios comerciales estable, que garantice la libertad de las empresas pero que no lesione los legítimos intereses de los trabajadores, que a su vez garantice la satisfacción de las necesidades de las consumidores y que ordene la competencia de los diferentes formatos comerciales sin permitir ventajas adicionales a quienes ya tienen mas capacidad de competir.

...................................................................................................................

Santos Nogales Aguilar es secretario de Acción Sindical de la Federación Estatal de Trabajadores de Comercio, Hostelería-Turismo y Juego de la UGT.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek