Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 22/06/2018
Portada > noticia
UGT considera necesario un cambio de modelo productivo que nos permita crecer de forma sostenida, duradera y equilibrada, apostando por la calidad del trabajo

Las políticas adecuadas para crear empleo deben venir del consenso, no de reformas impuestas

02/03/2011 | UGT

Los datos de paro publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo muestran un incremento de 68.260 desempleados, un 1,6% más respecto al mes anterior, con lo que la cifra total de personas en desempleo asciende a 4.299.263. Para UGT, la reactivación económica en España sólo se entenderá cuando haya creación de empleo, por lo que las reformas y políticas que necesitamos para crear empleo no son ni reformas laborales que ataquen los derechos de los trabajadores ni políticas de gobernanza económica que debiliten las posibilidades de crecimiento económico. El sindicato considera que las políticas adecuadas deben seguir la línea del consenso y los acuerdos, como el Acuerdo Social y Económico suscrito por el Gobierno y los interlocutores sociales en febrero, con el objetivo de facilitar e impulsar el necesario cambio de modelo productivo que nos permita crecer de forma sostenida, duradera y equilibrada, apostando por la calidad del trabajo en un consolidado Estado del Bienestar.

El paro registrado, publicado hoy por los Servicios Públicos de Empleo, ha ascendido en el segundo mes del año en 68.260 personas, lo que supone un incremento del 1,6% respecto al mes de enero. En la comparación interanual, el incremento es de un 4,1%, es decir, 168.368 personas. Con ello, la cifra de parados registrados se sitúa en 4.299.263.

Distinguiendo según género, el aumento es mayor entre las mujeres (38.887 desempleadas más que en el mes de enero, un 1,8%) que entre los hombres (hay 29.373 parados más, es decir, un 1,4%). Esto hace que sigue aumentando la diferencia entre hombres y mujeres, siendo mayor el número de desempleadas mujeres (2.164.651) que hombres (2.134.612).

Aunque aumenta el número de jóvenes desempleados frente al mes de enero (en un 5%), aunque disminuye respecto a febrero del año pasado en un 0,9%. Por el contrario, el número de desempleados mayores de 25 años se eleva en un 1,2% respecto al mes anterior, eso sí, crece un 4,7% si la comparación se hace con el año anterior. En este mes, la proporción de jóvenes desempleados, menores de 25 años, respecto al total de parados se incrementa en casi cuatro décimas, hasta suponer en 10,9% del total de desempleados.

Por lo que respecta a los extranjeros, hay un 4,6% más de desempleados si lo comparamos con el año anterior, incrementándose en un 2% si se compara con el primer mes del año 2011.

Aumenta el número de desempleados en todos los sectores económicos, frente a los datos registrados en el mes pasado. En los servicios se registran 39.569 parados más, en la agricultura, el aumento es de 8.614 desempleados, en la industria hay 3.559 más, y en la construcción, 2.550. En términos interanuales, sin embargo, hay menos desempleados de los sectores de la construcción y la industria (un 4,7% y un 3,7% menos, respectivamente). Los trabajadores sin empleo anterior aumentan un 3,8% más respecto a enero y un 24% más que en febrero de 2010 (conviene recordar que los desempleados que llevan más de un año sin empleo ya no se asignan a un sector.

El número total de contratos registrados en febrero es de 1.011.418, lo que supone un descenso del 9,4% respecto al mes anterior. Se reduce el número de contratos registrados de todo tipo. Los contratos temporales celebrados han supuesto el 90,6% del total de contratos, siendo los indefinidos un 6,8% menos de los contratos registrados hace un año y un 8,1 % menos que el mes anterior.

Conclusiones:

La reactivación económica en España sólo se entenderá cuando haya creación de empleo. Hasta entonces, las ligeras mejorías en las previsiones de crecimiento, tal y como apuntaba ayer la Comisión europea (pronosticando para España un crecimiento del 0,8% del PIB en este año 2011), sólo serán señales. Pero mientras en el resto de países europeos el crecimiento económico ya es un hecho, y por tanto, se ha cortado la sangría de destrucción de empleo y se recuperan los niveles de ocupación, en España seguimos a la cola. Si no hay crecimiento económico consolidado, es imposible que la creación de empleo sea un hecho.

Y el crecimiento económico no será posible con políticas de recorte de gasto y con reformas laborales que intentan abaratar costes: no estamos ante una crisis de oferta sino que hemos sufrido una crisis de demanda, por lo tanto las soluciones no pasan por flexibilizar y recortar, sino por estimular la actividad económica.

No es una cuestión de hacer más atractivo el empleo, como indica la Estrategia Europa 2020, sino de crear empleo, cosa que sólo se alcanzará cuando se produzca crecimiento económico. La clave está entonces en mejorar el crecimiento económico, asentándolo en una línea que lo permita un crecimiento sostenido, duradero y equilibrado, apostando por la calidad del trabajo en un consolidado Estado de Bienestar.

No se logrará recuperar empleo con políticas económicas que tratan afrontar las dificultades económicas imponiendo más sanciones a los países que no ajusten sus déficit fiscales, que no busquen prioritariamente el equilibrio por encima del crecimiento. Esta política no es adecuada para todos los países que afrontan crisis económicas con estructuras productivas diversas. La convergencia en Europa no se logrará por esta vía, seguiremos en una Europa de dos o más velocidades.

Por eso, porque las reformas y políticas que necesitamos para crear empleo ni son reformas laborales que ataquen los derechos de los trabajadores ni son políticas de gobernanza económica que debiliten las posibilidades de crecimiento económico, basando la competitividad en reducciones de costes, y priorizando la estabilidad de los déficit frente a los estímulos al crecimiento económico. De ahí que, ante el fracaso de la reforma laboral, que no logra ni crear más empleo ni que el empleo sea de más calidad, la Iniciativa Legislativa Popular que presentamos la UGT conjuntamente con CCOO, trata de revertirla.

En este sentido, las políticas adecuadas deben seguir en la línea del consenso y los acuerdos, como el Acuerdo Social y Económico, donde se trata de facilitar e impulsar el tan necesario cambio de modelo productivo, hacia uno que nos permita crecer económicamente y por tanto recuperar los niveles de empleo. Es necesario que el Plan de Choque para promover el empleo estable y la recualificación profesional de las personas desempleadas, aprobado en el Consejo de Ministros del pasado 11 de febrero, e incluido en el ASE, se impulse y utilice por parte de los empresarios.

Porque el objetivo es crecer de forma sostenida, duradera y equilibrada, apostando por la calidad del trabajo en un consolidado Estado de Bienestar.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek