Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Domingo, 27/05/2018
Portada > noticia
CONFEDERAL ı IPC DE JULIO

Las políticas impuestas por el Gobierno y las propuestas del BCE recortan la capacidad de consumo de los ciudadanos

Los datos de IPC constatan de manera inequívoca la profunda recesión de nuestra economía

14/08/2012 | UGT ı Nota de prensa

Según los datos publicados hoy por el INE, la tasa interanual del IPC se sitúa en el 2,2% y la mensual se mantiene en el -0,2%, la misma que el mes anterior. Para UGT, estos datos constatan de manera inequívoca la profunda recesión que atraviesa nuestra economía, ya que ni siquiera el periodo estival ha logrado reactivar la actividad económica. El sindicato considera imprescindible medidas que activen la demanda interna, mediante el consumo y la inversión, en vez de unas políticas que recortan las posibilidades de consumo de los ciudadanos, como las impuestas por nuestro Gobierno o las propuestas del BCE de reducir aún más los salarios en nuestro país. Para UGT, estas medidas caminan en una dirección equivocada, por lo que es necesario un cambio de rumbo en la política económica que se asiente en el objetivo de crecimiento equilibrado y sostenible y apueste por un empleo estable, de calidad y con derechos, mediante el diseño de un sistema fiscal justo, una política industrial dinámica y el impulso a la actividad empresarial competitiva.

Según ha publicado hoy el Instituto Nacional de Estadística, en el mes de julio el Índice de Precios de Consumo (IPC) se sitúa en el 2,2%, tres décimas superior a la registrada el mes anterior, y coincidiendo con el indicador avanzado publicado el pasado 30 de julio. Por su parte, la tasa mensual se sitúa en el -0,2%, la misma que se registró en el mes de junio.

Los grupos que han tenido mayor influencia en la evolución anual son: Medicina, que supera casi 10 puntos la tasa del mes anterior, y se sitúa en una tasa anual del 6,6%, debido al aumento de los precios de los medicamentos y otros productos farmacéuticos, como resultado la entrada en vigor del copago; Transporte, cuya variación anual aumenta nueve décimas y se sitúa en el 3,8%, debido al aumento de los precios de los carburantes y lubricantes y del transporte aéreo; Vivienda, cuatro décimas superior a la del mes pasado, con una tasa anual del 5,4%, dado el incremento de los precios de la electricidad y del gas. Por otro lado, destaca el descenso de la tasa anual de dos grupos: Alimentos y bebidas no alcohólicas, cuatro décimas por debajo del mes de junio, cuya variación anual es del 1,8% dada la caída de los precios de las frutas frescas, las legumbres y hortalizas frescas y la carne de ave; Bebidas alcohólica y tabaco, con una tasa anual del 9,5%, dos puntos por debajo de la tasa registrada en el mes de junio, dado que el aumento de los precios del tabaco ha sido menor este mes que el pasado año.

Por su parte, la inflación subyacente, que mide la variación general de precios descontando los alimentos no elaborados y los productos energéticos, alcanza una tasa de variación anual del 1,4%, una décima más que el mes de junio, aumentando su diferencia respecto al índice general, diferencia que se sitúa en ocho décimas.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) aumenta cuatro décimas respecto al mes anterior, situando su tasa anual en el 2,2%, la misma que el IPC general nacional, y dos décimas por debajo de la media de la Zona Euro, recortando la distancia con este indicador respecto al mes anterior.

Conclusiones

Los datos sobre la evolución de la inflación en España conocidos hoy constatan de manera inequívoca la profunda recesión que atraviesa nuestra economía. Ni siquiera el periodo estival logra reactivar la actividad económica ni el consumo interno en nuestro país. Y la situación no tiene visos de mejora en el futuro inmediato dado que la subida del IVA acordada por el Gobierno dará lugar a un encarecimiento de los productos, vía impuestos indirectos, que contraerá aún más el consumo, pero también la recaudación, a través de la reducción del propio consumo. No parece ser éste el camino para lograr la reducción del déficit público, porque en España, además de una disminución constante e indiscriminada de gastos, también se está produciendo un grave deterioro de los ingresos, por la falta de actividad económica.

Así las cosas, para generar más recursos para el Estado urge recuperar la actividad económica, mediante la reactivación de la demanda interna, vía consumo e inversión, lo que impulsará el crecimiento económico y la creación de empleo. Las políticas del gobierno no van en esta dirección, como las aprobadas en el reciente Real Decreto-ley 20/2012, puesto que si se recortan las posibilidades de consumo de los ciudadanos, a través del recorte salarial de los empleados públicos y de las prestaciones por desempleo y sin hacer frente a la continua destrucción de empleo, las posibilidades de la recuperación de la actividad económica se volatilizan, agravando más la recesión económica en nuestro país, condenándonos a un negro futuro, con grave riesgo de fractura social.

En este sentido conviene señalar, que muy a pesar del Banco Central Europeo (BCE), que considera que la moderación salarial ha sido muy limitada en nuestro país, lo que desmienten los datos estadísticos de los últimos años, según el avance de datos de la Estadística de Convenios de Trabajo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el incremento salarial medio pactado hasta julio de 2012 es del 1,56%, es decir, por debajo del IPC, pero es que el aumento medio pactado de los convenios nuevos a los que son de aplicación los criterios en materia salarial del II AENC, en 2012 es del 0,85%, siendo del 0,47% para los convenios nuevos de empresa, por debajo del 0,5% pactado en ese Acuerdo. Es decir, que el esfuerzo de los trabajadores españoles es más que encomiable en la labor de propiciar la reactivación económica mediante la mejora de la cuota de mercado interna y externa de los bienes y servicios españoles, lo que deja en evidencia que los responsables de la evolución del IPC en nuestro país son los precios públicos (como el IPC de julio ha acreditado), competencia de las Administraciones Públicas, y de los beneficios empresariales, que, vulnerando lo establecido en el II AENC, no se han moderado. Además, la propuesta de actualización salarial está informada por criterios nuevos para el período 2012-14, sobre lo que ha pasado por alto el BCE, cuyo diagnóstico de la situación de España no ha considerado tales circunstancias.

Por otra parte, en este punto debe recordarse a CEOE que el II AENC solo puede entenderse como un todo unitario e interrelacionado, y que el desmantelamiento de alguna de sus partes esenciales supone por extensión la anulación práctica de la vigencia del resto del Acuerdo. Por tanto, sin la estructura y vertebración determinada en el ámbito sectorial y sin los mecanismos de flexibilidad interna pactados en el AENC II, los criterios de moderación salarial carecen de fundamento negociado.

Al contrario de lo que cree el BCE, no existe margen para reducir aún más los salarios en este país. Ni públicos ni privados. Y en cuanto a las propuestas que formula en su último informe, debiera saber que se ha mantenido la pérdida del poder de compra del SMI en 2012 encontrándose muy lejos del nivel marcado por la Carta Social Europea, que se ha relajado la política de protección por desempleo hasta extremos de incumplir con los mandatos constitucionales, reducidas las indemnizaciones por extinción del contrato laboral y ampliado de manera exorbitante el poder de dirección empresarial para imponer las condiciones de trabajo al trabajador, en abierta vulneración de la Constitución Española y de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sin que este tipo de medidas hayan facilitado la creación del empleo.

En sentido opuesto a lo que sostiene el BCE la reducción aún mayor de los salarios perjudicaría más a la economía, al afectar al consumo interno, como ha tenido ocasión de recordarle la OIT al BCE recientemente.

Y el argumento de la competitividad frente al exterior como justificación a la reducción de los salarios tampoco parece sostenerse dado que los precios en España están por debajo de la media de la Euro Zona, y no parece que esta situación de ventaja esté posibilitando la salida de la crisis. En este punto conviene recordar que la función principal del BCE es la estabilidad de precios en la zona del euro. A juzgar por la evolución de los mismos, no parece que esta institución está cumpliendo adecuadamente con su misión, como tampoco la cumple en cuanto al aseguramiento de la estabilidad financiera de la zona euro

Para UGT lo peor no es caminar en la dirección equivocada, contra los estímulos al crecimiento, sino hacerlo acompañado de los recortes en el Estado del Bienestar, incidiendo en la desigualdad, la ruptura de la cohesión social y la destrucción de la protección social. España necesita más que nunca un cambio de rumbo inmediato de la política económica, que establezca que el objetivo es el crecimiento, equilibrado y sostenible, que apueste por el empleo estable, de calidad y con derechos. Y este objetivo requiere sin más dilación restablecer el equilibrio presupuestario a largo plazo, mediante el diseño de un sistema fiscal justo, una política industrial dinámica y el impulso a la actividad empresarial competitiva. Solo así se logrará una mayor capacidad recaudatoria que consiga una reducción progresiva del déficit público en plazos compatibles con la reactivación económica y la equidad social. Porque el deterioro de los derechos sociales y laborales, el empobrecimiento y la desprotección de la mayoría de la población y la nula equidad de las medidas adoptadas por el gobierno, tiene como consecuencia la ruptura de la cohesión social y la exclusión y pueden acabar por generar una grave crisis social en nuestro país.

Para ello una buena línea sería atender a la invitación sindical para la consecución de un pacto por el empleo y la cohesión social, despreciado por el Gobierno, y la de solicitar de los ciudadanos y ciudadanas mediante un referéndum consultivo su opinión sobre las medidas de política económica que viene imponiendo el Gobierno de forma unilateral y que no estaban recogidas en su programa electoral.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Clica sobre los gráficos para ampliarlos



CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek