Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Sábado, 17/11/2018
Portada > noticia
STC 27/2010, de 27 de abril | BOE 25 mayo 2010

Lo pidió, pero no lo suplicó

06/08/2010 | Bernardo García Rodríguez

Ponente: Ramón Rodríguez Arribas

Voces

  •  Vulneración tutela judicial efectiva, pretensión contenida en la demanda, aunque no en su suplico.

supuesto

Profesora asociada de la Universidad de Sevilla que impugna anulación de adjudicación de su plaza ante el Juzgado de lo Contencioso-Admnistrativo nº 2 hispalense; desestimando éste la demanda, al no contener en su suplico la pretensión material que se quiere hacer valer. El TSJ andaluz desestimó también el recurso de apelación siguiente, al no explicitar la recurrente lo que quiere que se declare o realice por el Tribunal, haciendo imposible a su juicio atender una pretensión inexistente.

criterio

Consolidada doctrina del TC ha venido considerando que la denegación de una resolución judicial sobre el fondo de un asunto, resulta elemento nuclear del derecho a la tutela judicial efectiva en su vertiente de derecho al proceso (art. 24.1 CE), cuando tal inadmisión suponga una interpretación de la legalidad procesal manifiestamente irrazonable, arbitraria o fruto de error patente, así como cuando las reglas de acceso a la jurisdicción se interpreten de un modo rigorista o excesivamente formalista, que revele una clara desproporción entre los fines de aquellas causas de inadmisión (o de no pronunciamiento sobre el fondo) preservan y los intereses que se sacrifican (fj 3).

En este caso aún cuando en el tenor literal del suplico de la demanda contencioso-administrativa no contiene de forma explícita ninguna pretensión, sino que parece reducirse a un mero formalismo de finalización del escrito, del cuerpo de la demanda se deduce de forma inequívoca la pretensión principal de nulidad de las resoluciones del Rectorado que habían anulado la propuesta a su favor de adjudicación de plaza de profesora asociada. Termina el TC citando la doctrina legal del TS, que considera al suplico de la demanda como un elemento que puede y tiene que ser integrado con los restantes elementos de ésta, para determinar con claridad la finalidad que se persigue al activar el mecanismo judicial.

Se otorga el amparo.

reitera criterio: SSTC 27/2003, de 10 de FEBRERO (fj 4); 3/2004, de 14 de enero (fj 3); 158/2005, de 20 de junio (fj 4); y 153/2008, de 24 de noviembre (fj 2)

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek