Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Jueves, 22/11/2018
Portada > noticia
COMUNICADO DE PRENSA DE UGT

Los datos del paro confirman los efectos perniciosos de la reforma laboral sobre el mercado de trabajo

Consolida la contratación temporal y la favorece de aquí a 2015

04/10/2010 | UGT

Los datos de paro correspondientes al mes de septiembre publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo muestran un incremento del número de desempleados en 48.102 personas, un 1,2% respecto al mes anterior, lo que sitúa la cifra total de desempleados en 4.017.763. UGT denuncia que, aunque uno de los objetivos de la reforma laboral aprobada por el Gobierno es reducir la dualidad del mercado de trabajo, favoreciendo la contratación indefinida, los últimos datos de paro demuestran que la reforma laboral consolida la temporalidad, ya que el 91,2% de los contratos registrados en septiembre son de carácter temporal y de aquí a 2015 se va a favorecer la contratación temporal por obra y servicio. UGT reitera que la política económica del Gobierno, la reforma laboral y la anunciada reforma de las pensiones no van a atajar la crisis y llevar a la economía a un crecimiento sostenido, equilibrado y duradero, sino que son políticas que atacan los derechos de los ciudadanos al derribar las bases del Estado de Bienestar.

En el mes de septiembre el número de desempleados se ha incrementado en 48.102 personas respecto a agosto, hasta alcanzar un total de 4.017.763 parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, rebasando de nuevo el límite de los 4 millones de desempleados. Esta cifra supone un aumento del 8,3%, 308.316 personas, respecto a septiembre de 2009.

Atendiendo al género, aumentan más las mujeres desempleadas (1,7%) que los hombres (0,7%). En términos globales, son también más las mujeres en paro que los hombres (2.032.830 mujeres frente a 1.984.933 hombres).

La mayor subida, propia del mes de septiembre, se encuentra entre los menores de 25 años (un 5,9% más que en el mes de agosto). Con ello, la proporción de desempleados jóvenes sobre el total de parados se sitúa en el 11,1%, medio punto más que en el mes anterior, aunque casi un punto menos que hace un año.

Por lo que respecta a los extranjeros, hay un 14,3% más de desempleados si lo comparamos con el año anterior, incrementándose en un 0,8% si se compara con el mes de agosto.

Se reduce el número de desempleados en todos los sectores económicos, salvo en los servicios, como suele ser habitual en esta época del año. En la industria hay 4.299 parados menos, en la construcción se reduce el desempleo en 9.738 personas, y en la agricultura, el descenso es de 3.552 desempleados. Por el contrario, en los servicios se registran 53.585 parados más que en el mes de agosto y son los trabajadores sin empleo anterior los que, en términos relativos, aumentan en mayor medida: un 3,6% más respecto a agosto y un 26,3% más que en septiembre de 2009.

El número total de contratos registrados en el mes de septiembre asciende a 1.390.283, lo que supone un aumento del 37,6% respecto al mes anterior. Los contratos temporales celebrados han supuesto el 91,2% del total de contratos, siendo los indefinidos un 5% menos de los contratos registrados hace un año. La proporción de contratos indefinidos aumenta en más de dos puntos frente al mes anterior, aunque en la comparación interanual suponen 0,7 puntos menos en el total de contratos.

Por segundo mes consecutivo, aumenta el número de desempleados, superando de nuevo los 4 millones de parados registrados.

Uno de los objetivos (o de las razones por las que se ha aprobado) de la reforma laboral es reducir la dualidad del mercado de trabajo, favoreciendo la contratación indefinida a través, entre otros, de los contratos de fomento de la contratación indefinida. Pues bien, con la reforma laboral ya en vigor, la proporción de contratos temporales sigue siendo muy elevada: el 91,2% de los contratos registrados en el mes de septiembre es de carácter temporal. Una proporción similar sólo se encuentra en un mes de septiembre en el año 2005 y anteriores. Precisamente a partir del Acuerdo para la Mejora y el Crecimiento del Empleo, firmado en julio de 2006, los contratos indefinidos supusieron siempre una mayor proporción del total de contratos. Los datos recogen cómo con las reformas y acuerdos negociados los resultados que se alcanzan son mejores que si las reformas se imponen de manera unilateral.

Esta reforma laboral no va a romper la dualidad entre trabajadores temporales e indefinidos: la crisis económica que sufrimos es la que aceleró la caída de la temporalidad. La recuperación económica, cuando llegue, propiciará un nuevo aumento de la temporalidad, porque esta reforma no modifica la estructura productiva ni desincentiva la contratación temporal como la contratación más habitual. De aquí al año 2015 lo que favorece es la contratación temporal por obra o servicio. Y el traslado posterior de este tipo de contratos a los eventuales.

Si se añaden las políticas de ajuste (publicadas en el decreto del 20 de mayo), la recuperación de la actividad económica, y por tanto, de la contratación no se vislumbra cercana, pues los recortes en el gasto público afectan a la contratación en la Administración Pública (central y autonómica), no sólo al número de funcionarios. Lo mismo sucede con los recortes anunciados en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

Además de no recuperarse la actividad económica con fuerza suficiente como para reactivar la contratación laboral, la eliminación del PRODI se unirá a las dificultades para los trabajadores desempleados, ahondando en el peligro de aumentar el desempleo estructural, ya que los problemas de encontrar un puesto de trabajo para los desempleados de larga duración son cada vez mayores en este contexto. Y se quiebra el Estado del Bienestar cuando más de un millón de desempleados quedan excluidos de cualquier cobertura de protección por desempleo.

La política económica del Gobierno, la reforma laboral y la anunciada reforma de las pensiones no son soluciones para atajar la crisis y llevar a la economía a un crecimiento sostenido, equilibrado y duradero. Son políticas que atacan a los derechos de los ciudadanos al derribar las bases del Estado de Bienestar.

Datos de Interés

 

 

Los datos del paro confirman los efectos perniciosos de la reforma laboral sobre el mercado de trabajo

Los datos del paro confirman los efectos perniciosos de la reforma laboral sobre el mercado de trabajo

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek