Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 20/07/2018
Portada > noticia

Los PGE para 2014 no son los de la recuperación, sino los de la persistencia en el recorte social

Carecen de actuaciones precisas para impulsar el crecimiento y el empleo

22/10/2013 | UGT

El Pleno del Congreso debate hoy 11 enmiendas de totalidad a los PGE 2014. UGT quiere hacerse eco también de la enmienda social a la totalidad de unas Cuentas del Estado que, lejos de conducirnos a la recuperación, supondrán demorar la salida de la crisis. Estos Presupuestos consolidan y profundizan las políticas de recorte de los últimos años y carecen de las actuaciones precisas para impulsar el crecimiento y el empleo. Son unos Presupuestos que carecen de credibilidad y de transparencia. El Gobierno ha incumplido ya todas sus promesas electorales, la última con la reforma que recorta el poder adquisitivo de los pensionistas, y ha elaborado estas Cuentas de forma opaca, sin diálogo social y sin siquiera ofrecer una información previa suficiente y relevante.

Pese a la calculada retórica del Gobierno dirigida a “vender” la salida de la crisis y estos Presupuestos como los de la reactivación, lo cierto es que sus cifras y las políticas que sustentan tan solo consolidan y profundizan las políticas de recortes de los últimos años, y carecen de las actuaciones precisas para impulsar el crecimiento y el empleo.

Para UGT, cabe extraer cuatro conclusiones de carácter general sobre los PGE para 2014:

1. Juegan a confundir a la sociedad: hablan de recuperación y de fin de los ajustes, pero las medidas que contienen ni sirven para apoyar esa reactivación ni reparan los destrozos realizados en los dos últimos ejercicios sobre el Estado de Bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos; al contrario, los agravan. Desde la vuelta del verano, el Gobierno se está dedicando intensamente a una campaña pública para transmitir a los ciudadanos e inversores el mensaje de que la recesión ha terminado, lo que nos situaría en el principio de la salida de la crisis. Igualmente, está intentando por todos los medios lanzar la idea de que “ya no habrá nuevos recortes”, consciente como es del hartazgo de familias y empresas ante los continuos ajustes que ha realizado, y que han llevado a la ciudadanía a una situación insostenible. Pero esto no es así. Los ajustes continúan e incidirán en la prolongación de la crisis económica.

- Primero, porque los PGE para 2014 no son proactivos para relanzar el crecimiento, no contienen políticas en esa dirección. Ni promueven una mejora de nuestra base industrial, ni apoyan decididamente el I+D+i, ni contienen inversiones selectivas y estratégicas, ni refuerzan las dotaciones para formación y cualificación profesional.

- Y segundo, porque el hecho de que no se incrementen los ajustes realizados en las partidas de gasto sobre los ya realizados en años anteriores no significa que no los haya en el proyecto de presupuestos, pues se consolidan y agudizan los recortes ya efectuados en los dos años anteriores. Basten dos ejemplos para ilustrar esto. De un lado, la nueva congelación de los sueldos de los empleados públicos (por cuarto año consecutivo), que supondrá un nuevo revés para el consumo agregado del país, y un injusto castigo a este importante colectivo de trabajadores, que acumula en los últimos cuatro años una pérdida de poder de compra superior al 20%. De otro, es revelador que en el mismo Consejo de Ministros que se aprueba este Proyecto de Presupuestos, se apruebe también una reforma de las pensiones que supondrá, en los términos en los que está formulada, una importante reducción de poder adquisitivo de uno de los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad, los pensionistas.

2. Desatienden nuestro problema más grave: el desempleo, puesto que reflejan una renuncia a impulsar activamente el empleo y consolidan la caída en la protección social de las personas en situación de desempleo. Las partidas dedicadas a la promoción de empleo (políticas activas) consolidan la caída que sufren desde 2010, habiéndose reducido desde entonces a la mitad, en casi 4.000 millones de euros. Por su parte, los fondos destinados a la protección por desempleo se reducen un 5,8% con relación a lo presupuestado en 2013 (teniendo en cuenta los ajustes realizados a mitad de ese año). En conjunto, los recursos del Servicio Público de Empleo Estatal se recortarán en 2.200 millones respecto del presupuesto ajustado del año anterior. Y todo ello en un país en que la tasa de paro está por encima del 26% y las prestaciones por desempleo cubren tan solo a 6 de cada 10 desempleados inscritos en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo. Estas cifras, por sí solas, sirven para descalificar en su conjunto los Presupuestos presentados.

Por otro lado, y por lo que se refiere al papel del sector público como empleador directo, el establecimiento de una tasa de reposición del 10% (reposición de tan solo una de cada diez bajas en la Administración Pública, y en áreas de la actividad limitadas) continúa con la política de descapitalización del sector público, que tan graves consecuencias está teniendo para la prestación de servicios públicos esenciales. En el último año y medio se han perdido ya 290.000 empleos en el sector público, uno de cada cuatro del total.

3. Se han elaborado de forma opaca, sin diálogo social y sin tan siquiera ofrecer una información previa suficiente y relevante. Se han hecho, en definitiva, devaluando todos los preceptos normativos y convencionales que promueven el diálogo y la participación de los interlocutores sociales, sindicatos y organizaciones empresariales, en su fase de elaboración.

La participación y el diálogo social tienen unas reglas que el Gobierno ignora de forma sistemática, limitándose, como mucho, a convocar las mesas institucionales o de negociación de determinados sectores (Mesa del Función Pública) o los órganos de gestión de algunas entidades públicas (Seguridad Social, Servicio Público estatal de Empleo). Pero esto no es el diálogo social, que exige mucho más: la aportación de información relevante y con tiempo suficiente para ser estudiada y valorada, y la apertura de un proceso de debate leal y franco por parte de todos los participantes, para que puedan ser estudiadas y tenidas en cuenta aquellas consideraciones que se crean oportunas de cara a mejorar el texto. El Gobierno del PP, amparado en su mayoría absoluta, ignora y desprecia el diálogo social.

4. No tienen credibilidad, en la medida que el Gobierno que los aprueba, y su Presidente en primer lugar, llevan casi dos años incumpliendo sistemáticamente todas sus promesas, desdiciéndose de sus compromisos, y ejecutando discrecionalmente su política por la vía autoritaria del real decreto-ley. Más allá del encaje de sus cifras, es imposible olvidar que este Gobierno ha demostrado fehacientemente que tanto los Presupuestos como sus compromisos electorales carecen de valor, puesto que han sido vulnerados sin rubor desde diciembre de 2011 con la aprobación de normas posteriores que han hurtado del debate público y parlamentario, aprovechando el rodillo de su mayoría parlamentaria. Es inevitable preguntarse en estos momento por la perdurabilidad de las medidas contenidas en los PGE presentados hoy, sabiendo que para el Gobierno sus compromisos tienen tan poco valor.

En definitiva, las cifras y los hechos desmienten las optimistas declaraciones del Gobierno, y ponen de relieve que estos siguen siendo unos presupuestos de ajuste, antisociales, dirigidos esencialmente a reducir el déficit, cuyo impacto real sobre la economía será en consecuencia contractivo, y no expansivo, y que lamentablemente apuntan a que lo peor de la crisis para muchas personas está aún por llegar.

Unas cuentas para 2014 que ponen de relieve la gravedad de la situación de nuestra economía, la incapacidad de las políticas propuestas por este Gobierno para sacarnos del pozo de la crisis, y la certeza de que este Ejecutivo y el partido que lo sustenta han comenzado ya la propaganda electoral y pretenden mostrar con sus declaraciones un rostro amable que sus hechos en absoluto avalan.

Los PGE para 2014 no son los de la recuperación, sino los de la persistencia en el recorte social

Los PGE para 2014 no son los de la recuperación, sino los de la persistencia en el recorte social

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek