Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Miercoles, 21/11/2018
Portada > noticia

Los Presupuestos Generales para 2011 consolidan el retroceso social y obstaculizan la recuperación económica de España

Remiten una carta al Gobierno manifestando su desacuerdo con el proyecto de Real Decreto

23/12/2010

Los Presupuestos Generales del Estado para 2011, aprobados ayer por el Congreso, plasman el recorte y del retroceso social y no van a contribuir a la recuperación económica y del empleo. Las cuentas públicas son reflejo de la preocupación del Gobierno por cumplir las exigencias de Bruselas sobre reducción de déficit, en detrimento de los ciudadanos y del avance social. Por ello, para el próximo año, se recorta el dinero destinado a la sanidad, a los servicios sociales, a la educación, a las infraestructuras, al I+D+i, a la industria, a la energía y al turismo, entre otros. Y, a pesar de la difícil situación de muchas personas y familias, también se reducen las partidas destinadas al desempleo, a la incapacidad temporal, a las prestaciones por maternidad, paternidad y a la protección a la familia.

Los Presupuestos Generales del Estado, aprobados ayer por el Congreso de los Diputados, tras levantar el veto del Senado, dejan patente que la única y principal preocupación de este Gobierno sigue siendo cumplir con las exigencias de Bruselas y reducir el déficit público hasta el 6% el próximo año (hoy supera el 9%), recortando las inversiones públicas, reduciendo las partidas destinadas a prestaciones por desempleo, entre otras.

Para UGT, las cuentas del Estado son regresivas y se enmarcan en un contexto general de austeridad y restricción del gasto muy severo en el escenario de consolidación fiscal, vía gasto y no vía ingreso, aprobado por el Gobierno, por lo que prácticamente todas las políticas de gasto tienen reducciones significativas, algunas tan esenciales como la sanidad, los servicios sociales, la educación, a las infraestructuras, I+D+i, la industria, la energía y al turismo. Se recorta también la partida destinada al pago de las prestaciones por desempleo y desaparece (en febrero) el Programa Temporal Protección por Desempleo e Inserción (PRODI), que se traducía en la ayuda de los 426 euros para los parados que habían agotado su prestación.

Además, son los Presupuestos que consagrarán la congelación de las pensiones y, aunque las mínimas subirán un 1%, es un porcentaje claramente insuficiente, que puede poner en peligro el mantenimiento de una mínima calidad de vida para más de dos millones y medio de pensionistas.

Es significativo el descenso del gasto en las prestaciones por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y lactancia natural, que disminuyen más de un 12%, siendo el principal afectado por esta reducción, la ampliación del permiso de paternidad a 4 semanas que debería entrar en vigor en el año 2011 y no lo va a hacer. Otra de las prestaciones que se ve especialmente afectada por el recorte presupuestario, son las prestaciones familiares, las cuales descienden casi un 9% debido, por un lado, a la eliminación del “cheque bebé” de 2.500 euros y, por otro, a la supresión de las ayudas por hijos a cargo. Llama la atención que frente a estas medida de ajuste presupuestario aparezcan otras como la aportación de más de 80 millones de euros en 2011 a un grupo de sociedades concesionarias de autopistas de peaje en riesgo de quiebra por el menor tráfico de que registran, junto al incremento de un préstamo a estos concesionarios de autopistas, con cargo a deuda pública, de 650 millones de euros. Y mientras esto ocurre, asistimos también a la congelación del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) en 2011, lo que genera una nueva pérdida de poder adquisitivo, tanto de trabajadores como de pensionistas, además de devastadores efectos sociales dadas las implicaciones que para las menores rentas de nuestro país tiene este indicador.

En definitiva, estos PGE 2011, renuncian a la política fiscal expansiva y no propician la recuperación de la economía y del empleo, e incluyen distintas medidas como alternativa fiscal vía ingresos que son claramente insuficientes y que no van a conseguir un reparto más justo y eficiente de los esfuerzos para salir la crisis. Y España, ante el actual contexto económico, social y laboral, necesita urgentemente medidas dirigidas a la recuperación económica y del empleo, a través de una apuesta clara por el gasto social y la inversión productiva, y no recortando precisamente estas partidas.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek