Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Martes, 18/12/2018
Portada > noticia
3 DE DICIEMBRE | Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Los recortes y el deterioro de las políticas activas de empleo dificultan aún más la inserción laboral de personas con discapacidad

En 2012 la contratación indefinida de este colectivo ha caído alrededor del 22%

02/12/2012 | UGT ı Nota de prensa

Mañana se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y UGT quiere resaltar que los constantes recortes tanto en los Presupuestos Generales del Estado para 2012 y 2013, junto con el deterioro de las políticas activas de empleo, están dificultando aún más su inserción laboral y suponiendo un retroceso sin precedentes.

El sindicato denuncia la falta de desarrollo y aplicación de medidas de inserción, como la Estrategia Española de Acción para el Empleo de las Personas con Discapacidad, cuyos principios fundamentales son la garantía de la igualdad de oportunidades, el acceso y mantenimiento del empleo, favorecer el autoempleo y el trabajo autónomo y critica que no se están adaptando las políticas a las necesidades de estos trabajadores, unas políticas que deberían comenzar con la eliminación de barreras sociales y medioambientales y la erradicación de la óptica social que considera a las personas con discapacidad por sus carencias y no por sus capacidades.

La última reforma laboral ha supuesto un retroceso en la inserción laboral de las personas con discapacidad y así lo refleja la caída de alrededor del 22% en la contratación indefinida de este año con respecto al anterior, según los datos obtenidos del Servicio Público de Empleo. 

La coyuntura de la economía española hace que se resientan las cifras de empleo, y en el caso de los trabajadores con discapacidad un componente que favorece la no contratación de estos trabajadores, son los constantes recortes tanto en los Presupuestos Generales del Estado tanto para este año como para el próximo junto con el deterioro de las políticas activas de empleo, reflejado a través la reforma laboral. 

La falta de desarrollo y aplicación de medidas de inserción como la Estrategia Española de Acción para el Empleo de las Personas con Discapacidad, cuyos principios fundamentales son la garantía de la igualdad de oportunidades, el acceso y mantenimiento del empleo, favorecer el autoempleo, el trabajo autónomo, vienen a significar en la práctica, la derogación de la Estrategia. La falta de políticas actuales en materia de discapacidad suponen un claro retroceso a anteriores situaciones donde la prioridad se dirigía a subvencionar contratos, en detrimento de medidas específicas que incentivan la contratación y la igualdad de oportunidades. 

Con la reforma laboral, se impulsa de nuevo la contratación a través de los Centros Especiales de Empleo y se retorna a mecanismos de inserción de dudosa eficacia como los enclaves laborales, el programa de empleo con apoyo, las unidades de apoyo a la actividad profesional y los talleres de empleo, figuras que ya habían sido derogadas en el año 2011. En vez de estimular la inclusión en el mercado laboral ordinario y la igualdad de trato, esto cronifica a los trabajadores con discapacidad, en una situación en la que tienen peores condiciones laborales y un salario menor. 

Para UGT, las políticas públicas actuales están potenciando el empleo protegido, incrementándo, de esta manera, la tasa de temporalidad, la integración de trabajadores con media o baja discapacidad, y la falta de control y de seguimiento de cuántos trabajadores con discapacidad, tras su paso por este tipo de empleo, se integran en el mercado laboral ordinario. No se están adaptando las políticas a las necesidades de estos trabajadores que deberían comenzar con la eliminación de barreras sociales y medioambientales y la erradicación de la óptica social que considera a las personas con discapacidad por sus carencias y no por sus capacidades. 

Las políticas hacia la igualdad deberían de ser una prioridad y garantizar que, aquellos grupos de trabajadores susceptibles de sufrir discriminaciones, tengan las mismas posibilidades de acceso al empleo, la misma retribución a igual trabajo y el derecho a su promoción profesional. 

La última reforma laboral precariza aún más a los trabajadores con discapacidad. Por ello, el sindicato considera que se deben delimitar el uso de modalidades de contratación como los contratos para la formación y el aprendizaje con las personas con discapacidad, estableciendo un límite en la edad para la celebración de estos contratos con los trabajadores con discapacidad y fijando unas retribuciones del trabajador, que prevengan situaciones de exclusión social, en consonancia con las funciones que desarrolla y al grupo profesional al que pertenezca. 

Hay que impedir los efectos perniciosos que lleva aparejada esta reforma, por ejemplo, que las faltas de asistencia justificadas computen como tal y sean motivo de despido para trabajadores con discapacidad y más en aquellos contratos que tienen suscrito una relación laboral de carácter especial, por su grado de enfermedad o la necesidad de recibir medidas de acompañamiento social. 

Esta reforma favorece la flexibilidad de las empresas para despedir a los trabajadores, para eliminar sus condiciones laborales y para inaplicar el convenio colectivo. Limita gravemente la intervención sindical y debilita la fuerza de la negociación colectiva, imposibilitando la aplicación de clausulas de no discriminación pactadas en los convenios. Esto afecta directamente a los trabajadores con discapacidad que son los grupos más desprotegidos, vulnerables y que sufren mayor discriminación. Es imprescindible que se establezcan medidas que favorezcan a aquellos trabajadores que se encuentran en proceso de integración y reinserción laboral con derechos como la asistencia social integral, la reducción de la jornada de trabajo con disminución proporcional del salario o a la reordenación del tiempo de trabajo a través, por ejemplo, de la adaptación del horario. 

Los recortes efectuados a la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, afectan de forma muy directa a las personas con discapacidad que, gracias a esta ley, han visto como se resolvían muchas de sus dificultades. Estos recortes suponen un quebrantamiento de la ley y una ruptura del sistema, pasando de un nuevo modelo de protección social a un sistema asistencialista donde la universalidad en el acceso, la atención a las personas de forma integral e integrada se quedará dibujada como mero testimonio que enunciaba la ley. 

UGT apoya la Estrategia activa SOS Discapacidad, iniciada por el CERMI el día 2 de diciembre, como consecuencia de la celebración del Día Internacional de la las Personas con discapacidad, que se celebra el 3 de diciembre, en la que se iniciará una marcha estatal en respuesta a la inquietante situación por la que atraviesan las personas con discapacidad y sus familias, agravada por la crisis y las decisiones políticas, en todos los ámbitos, de regresión de derechos y de debilitamiento del precario nivel de cohesión y protección sociales alcanzado por España.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek