Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Sábado, 18/08/2018
Portada > noticia

No es prioritaria una ley de servicios mínimos y, en cualquier caso, debe contar con la participación de los sindicatos

Es desacertado plantear reformas legislativas” en caliente”, pretendiendo que una nueva ley solucione los problemas sociales

21/11/2013 | UGT

UGT califica de sorprendentes las declaraciones del Presidente del Gobierno sobre la intención de abordar una ley de servicios mínimos, considera que no es prioritario y advierte que cualquier regulación de un derecho fundamental exigiría la participación de los interesados, en este caso los sindicatos, pues imponer este tipo de normas sería claramente antidemocrático e ineficaz socialmente. El sindicato confía en que no se reproduzca el comportamiento del Gobierno con la reforma laboral y tilda de desacierto plantear reformas legislativas “en caliente”, en respuesta a sucesos recientes, tratando de que una nueva ley solucione los problemas sociales provocados por la mala gestión de los poderes públicos. Asimismo, estima que para conciliar los distintos intereses entre los distintos derechos afectados, en caso de huelga que afecte a los servicios públicos esenciales, lo mejor es la autorregulación (compromisos alcanzados con la correspondiente autoridad pública) y remarca la experiencia en un sector tan importante como el de transportes (con acuerdos previos en las dos últimas huelgas generales, un ejemplo que demuestra que nuestros sistema de relaciones laborales cuenta ya con una práctica regulación autónoma

Las sorpresivas declaraciones del Presidente del Gobierno sobre la intención del Ejecutivo de abordar una ley de servicios mínimos merecen una serie de puntualizaciones y respuestas que parten de la consideración de que el derecho fundamental de huelga constituye un rasgo esencial de las democracias occidentales: 

1. La iniciativa planteada por el Presidente del Gobierno no es prioritaria, ante la gravedad de los problemas que tiene nuestro país en materia de empleo. A la vez esperamos que no se reproduzca el comportamiento del Gobierno con la reforma laboral que fue impuesta de forma unilateral y sin participación de los sindicatos. 

2. Aunque existe la previsión constitucional de un desarrollo normativo relacionado con los servicios esenciales en caso de huelga, siempre es un desacierto plantear reformas legislativas “en caliente” como respuesta a conflictos o sucesos recientes tratando de que una nueva ley solucione los problemas sociales. En este caso el propio Presidente ha reconocido la vinculación de la iniciativa con el conflicto de limpieza viaria de Madrid y las desafortunadas declaraciones de la alcaldesa tras la finalización del mismo. Queremos resaltar el hecho de que este conflicto acabara con un acuerdo que evitó despidos y demostró a la ciudadanía una huelga, como legítimo instrumento de defensa de los derechos de los trabajadores, que se desarrolló cumpliendo las normas administrativas y las decisiones empresariales sobre servicios mínimos. 

3. Cualquier regulación de un derecho fundamental exigiría la participación de los interesados y en este caso somos los sindicatos como titulares colectivos del derecho los directamente afectados. Una imposición de este tipo de normas es claramente antidemocrática y muy posiblemente ineficaz socialmente. 

4. A juicio de UGT el modelo de composición de intereses entre los distintos derechos afectados en caso de huelga que afecte a los servicios públicos esenciales ha de realizarse sobre la base de la autorregulación en el marco de cada uno de los servicios públicos. De esta manera a través de compromisos alcanzados “en frío” con la correspondiente autoridad pública, se incorpora el valor social y económico de la previsión sobre el alcance de tales servicios mínimos tanto para el prestador del servicio como para la ciudadanía. De esta forma además se respeta el derecho de huelga tanto en los pactos previos como en el posible desarrollo de la misma. La experiencia de cauces de solución de conflictos previos a la convocatoria de huelga regulados en el Acuerdo Estatal de solución de conflictos (ASAC) y en los distintos acuerdos autonómicos reflejan la capacidad de compromiso de los sindicatos y la efectividad de los cauces de solución libremente pactados 

5. La experiencia de un sector tan importante como los transportes con acuerdos previos a las dos últimos huelgas generales son un ejemplo del tejido de acuerdos existentes y de que nuestro sistema de relaciones laborales cuenta ya con una práctica de regulación autónoma que ha demostrado su funcionamiento como fórmula de equilibrio de los distintos intereses y derechos en juego.

No es prioritaria una ley de servicios mínimos y, en cualquier caso, debe contar con la participación de los sindicatos

No es prioritaria una ley de servicios mínimos y, en cualquier caso, debe contar con la participación de los sindicatos

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek