Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Lunes, 10/12/2018
Portada > noticia
Los cambios discriminarían a los trabajadores del sector de hostelería, restauración y ocio

No se pueden hacer excepciones en la Ley del tabaco

27/06/2013 | UGT

UGT rechaza cualquier cambio o “excepción” en la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo, ya que supondría un serio paso atrás fundamentalmente porque no existe justificación alguna para su modificación y porque, además, sería una agresión a la salud de los trabajadores y ciudadanos. El sindicato considera que flexibilizar la aplicación de la ley haría que los trabajadores del sector de hostelería, restauración y ocio, estuvieran expuestos a una contaminación ambiental ocasionada por el humo del tabaco siendo, por tanto, discriminados al no aplicárseles la Ley de Prevención, cuyo objetivo es la protección de la salud de los trabajadores.

La Ley 42/2010 de 30 de diciembre, mal llamada ley “antitabaco” en España, supuso la prohibición del consumo de tabaco en lugares públicos, algo que ya está adaptado y aceptado en nuestra sociedad, con total satisfacción por parte de los trabajadores en general, y los expuestos al humo del tabaco ambiental, en particular.

La ciudadanía ha entendido que se trata de una medida a favor de la salud pública de todos, ya que el tabaquismo y sus consecuencias para la salud son un grave problema. Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), desde la puesta en vigor de la Ley, acuden menos asmáticos a urgencias, hay menos enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), e incluso ha disminuido la incidencia del infarto de miocardio.

Ante las recientes manifestaciones por parte de diferentes miembros del gobierno en relación a la posibilidad de “suavizar” o introducir “excepciones” en dicha Ley, UGT quiere manifestar su total rechazo a esas posibles modificaciones, considerando que sería un serio paso atrás en la lucha para prevenir los daños ocasionados por el tabaco.

El tabaco produce distintos tipos de cánceres, y existen diversos estudios que así lo confirman como el publicado en la revista Journal of Clinical Oncology, confirmando que fumar está detrás del 80% de los tumores de pulmón y laringe, y en entre el 20 y el 50% del resto de tumores respiratorios, digestivos y del tracto urinario.

Todo cambio en la Ley, supondría un serio paso atrás porque no existe justificación alguna, y sería una agresión a la salud de los trabajadores y de los ciudadanos. No podemos olvidar los datos escalofriantes facilitados por la OMS que afirman que el tabaquismo es el causante de la muerte cada año de casi 6 millones de personas, de las cuales más de 600.000 son no fumadores/as que mueren por respirar el humo ajeno.

Flexibilizar la aplicación de la Ley haría que los trabajadores del sector de hostelería, restauración y ocio, estuvieran expuestos a una contaminación ambiental ocasionada por el humo del tabaco, existiría, por tanto, una discriminación de los mismos, ya que no se aplicaría la Ley de Prevención, cuyo objetivo es la protección de la salud de los trabajadores. Actualmente, con la Ley, los trabajadores de estos sectores no están expuestos a los riesgos derivados del humo del tabaco, tal y como marcan los principios de la actividad preventiva de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales combatiendo los riesgos en su origen y adoptando medidas que antepongan la protección colectiva a la individual.

Según la OMS el tabaco es responsable del 90% de las muertes por cáncer de pulmón; del 95% de las muertes por EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y del 50% de la mortalidad, por tanto la prohibición de fumar es una cuestión de salud pública. Desde que se implantó la Ley se ha reducido el número de enfermedades ocasionadas por el tabaco, enfermedades que además son muy costosas en lo personal para los ciudadanos que padecen esta adicción y a nivel económico para el SNS.

Si se aplican “excepciones” a la Ley, España sería un país en el que todo tiene cabida incluso la ilegalidad, y donde no habría norma válida alguna, esto se produciría si cada vez que viniera un empresario extranjero con una propuesta de cambio de leyes para beneficiarse, nuestro país aceptara y ajustara las normas a los intereses particulares de su empresa.

El pasado viernes los Ministros de Sanidad de la Unión Europea aprobaron la nueva directiva sobre el tabaco, y desde UGT valoramos positivamente todo paso cuyo objetivo sea prevenir el consumo así como el de proteger la salud pública, especialmente la de los jóvenes. El sindicato se opone a todo cambio en perjuicio de la seguridad y salud de los trabajadores, y se une a la OMS en la estrategia MPOWER que incluye las seis políticas más eficaces que pueden poner freno a la epidemia de tabaco:

  • Monitoring: Vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención
  • Protecting: Proteger a la población de la exposición al humo de tabaco
  • Offering: Ofrecer ayuda para poder dejar de consumir tabaco
  • Warning: Advertir de los peligros del tabaco
  • Enforcing: Hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio
  • Raising: Elevar los impuestos al tabaco.
No se pueden hacer excepciones en la Ley del tabaco

No se pueden hacer excepciones en la Ley del tabaco

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek