Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Jueves, 19/07/2018
Portada > noticia
BALEARES | HOSTELERÍA-TURISMO

Propuestas de UGT a la Mesa del Diálogo Social sobre Hostelería y Turismo

23/07/2004

Introducción

Hablar de hostelería en Balears va más allá de una cuestión sectorial. No en balde es la actividad motor de nuestra economía y de su buena marcha depende directa o indirectamente la salud de la mayor parte de las empresas. Si el sector servicios supone el 80% del PIB de la comunidad, de este porcentaje, un 65% corresponde al sector de hostelería.

UGT-Illes Balears viene constatando que la evolución económica del sector hotelero desde hace dos temporadas, caracterizada por una importante mengua de estancias y de ingresos turísticos, está teniendo unos efectos negativos en el empleo y en las condiciones laborales de los trabajadores.   

En el año 2003 y lo que llevamos de 2004 es un hecho que la generalidad de los hoteles vienen reduciendo su tiempo de actividad en un proceso que podría calificarse como de “reestacionalización”. Las consecuencias de esta dinámica en términos de empleo son brutales y todo apunta a que esto no ha hecho más que empezar.  

Conversión de fijos en fijos discontinuos, recorte en el tiempo de actividad de estos últimos y cierres con pérdida neta de empleo en los meses de temporada baja son algunos de los preocupantes indicadores que ya están sembrando la inquietud entre los trabajadores del sector.

Los datos de empleo del pasado mes de mayo presentan un incremento de 3.797 puestos creados. Pero resulta que el 60% de los mismos corresponde a sectores públicos y que los sectores de hostelería y restauración sufren un retroceso de 152 trabajadores, cifra pequeña pero sintomática de su enfermiza capacidad de generación de empleo.  

Crisis estructural

Nuestro diagnóstico no es solo que estamos ante un crecimiento estancado y una desaceleración económica, sino también ante un escenario que responde en el fondo a una crisis estructural de nuestro modelo turístico que presenta graves dificultades para superar aquella situación.     

En todas las zonas turísticas del litoral balear han empezado a sonar las alarmas. El turismo presenta síntomas de agotamiento tras más de cuarenta años de singladura. Este año las playas están tan llenas como siempre, pero las estancias en los hoteles disminuyen.  

El modelo que ha convertido a Balears en un destino predilecto para millones de ciudadanos europeos está atravesando una crisis estructural que, por ello mismo, no puede solucionarse por los mecanismos tradicionales de ajuste: precios, plantillas, devaluación de moneda.  

Entre los factores internos que han propiciado esta crisis están la pérdida de competitividad, la falta de adaptación al cambio tecnológico y a las nuevas formas de intermediación así como al decreciente atractivo de una oferta en buena medida obsoleta.  

Entre los factores externos, cabe destacar el estancamiento de la demanda, los cambios de costumbres de los turistas, la emergencia de destinos competidores y la masificación y la degradación paisajística y medioambiental que padecen nuestras islas.

Ante esta situación, los hoteleros se están colocando en una dinámica de huída. Las grandes cadenas, hacia destinos de ultramar donde invierten con largueza lo que aquí escatiman y la institución patronal hacia un intervencionismo urbanístico “prêt-á-porter” que les permita dar una salida especulativa a sus hoteles obsoletos amortizados mil veces.    

Mientras tanto, en Balears se ha construido todo lo que promotores, constructores y hoteleros han querido y en el lugar donde han querido sin importarles en absoluto la preservación del territorio como activo turístico. La consecuencia de este despliegue de cemento ha sido la emergencia del llamado turismo residencial, en gran parte ilegal y competencia desleal de la hostelería oficial.

Otros empresarios, en fin, ante la difícil situación que atraviesan, se están lanzando al vacío de las ofertas de último minuto y al “todo incluido” para llenar sus hoteles. No son estrategias inocentes; antes bien, se trata del último recurso antes de caer en el abismo de la bancarrota.   

¿Qué están haciendo las administraciones ante esta situación?    

En primer lugar, negar la mayor. Si el discurso oficial es que se está saliendo de la situación económica negativa, difícilmente puede esperarse de este diagnóstico medida alguna que vaya a atajar los problemas estructurales que, a nuestro juicio, ponen en jaque el sector y, por ende, a nuestra economía.

En segundo lugar, acudir en ayuda exclusiva de una de las partes en la crisis, los hoteleros, poniendo a su disposición la política urbanística para que puedan especular a su libre albedrío con los hoteles calificados como obsoletos permitiéndoles convertirlos en viviendas.  

En tercer lugar, legalizar las viviendas vacacionales ilegales lo que supone  una amnistía de unos 1.800 inmuebles que en la actualidad comercializan los operadores turísticos sin autorización Administrativa y que vienen defraudando anualmente cantidades millonarias al fisco. Agravio comparativo se llama esta figura.  

Propuestas

En una situación como la descrita marcada por el retroceso de la actividad hotelera, la pérdida de empleo en el sector y la “reestacionalización”, UGT-Illes Balears sólo aceptará aquellas medidas que surjan del consenso de todos las partes afectadas: administraciones, empresarios y trabajadores.  

Si es cierto que, según diversas fuentes, existe un exceso de oferta hotelera del orden de 50.000 plazas, lo que suponen unos 10.000 puestos de trabajo, en ningún caso UGT aceptará que esta previsible reconversión se realice a espaldas  de los trabajadores mediante medidas unilaterales o acordadas a dos bandas.  

Sin perjuicio de las eventuales concertaciones que puedan plantearse en otros foros, interesa en este punto al sindicato con ocasión de la reunión de esta Mesa de Diálogo Social sobre Hostelería y Turismo, hacer las siguientes propuestas mínimas y a corto plazo que servirían como entrada a una negociación con objetivos a medio y largo plazo.

.-  En orden a dar una respuesta a la estacionalidad turística, consideramos que debe actuarse con las siguientes medidas:

• Aplicar firmemente el convenio de hostelería en lo referente a  los porcentajes de empleo estable.

• Seguir consolidando y potenciando la figura del Fijo Discontinuo, cuando trabaja, cuando va al paro y cuando se jubila.

• Buscar fórmulas que permitan castigar el “todo incluido”, contradictorio con las estrategias de calidad y letal para la oferta complementaria.

• Beneficiar fiscalmente de forma progresiva y proporcional a los hoteleros que prolonguen su actividad entre 8 y 12 meses al año.

• Promociones especificas de Turismo Social de Invierno en los países emisores; en esas promociones deberían participar los Agentes Sociales con sus homólogos en los países citados.

.- Sacar legal y ordenadamente del mercado las 50.000 plazas hoteleras que sobran, negociando los eventuales excedentes laborales de forma tripartita, govern, empresarios y sindicatos (modelo Majorica). Para ello se creará un Fondo de Reconversión con el fin de financiar

• La creación de una bolsa de trabajo para la recolocación de todos los excedentes laborales afectados por la reconversión hotelera.

• La creación de nuevos yacimientos de empleo.

• Para la salida no traumática del mercado de trabajo de todos los trabajadores mayores de 52 años por el procedimiento de jubilaciones anticipadas.

.- La paralización inmediata del acuerdo adoptado por el Govern Balear, el Consell de Mallorca y los empresarios de hostelería, para el  cambio de uso de la planta hotelera en vivienda o geriátricos.

.- La paralización de la proposición de ley para la regulación de las viviendas vacacionales ilegales.

De no aceptarse estas propuestas, UGT-Balears abandonará la vía del diálogo y emprenderá movilizaciones encaminadas a conseguir una reconversión de la industria hotelera balear, no a espaldas de los trabajadores, sino con el acuerdo todos los protagonistas: empresarios, trabajadores y administraciones.      

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek