Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Miercoles, 19/09/2018
Portada > noticia
OPINIÓN ı LA PLATAFORMA

¿Qué fue del 5 de agosto?

06/08/2012 | Santos Nogales Aguilar

 

Se acaba de cumplir el tercer aniversario de aquel nefasto cinco de agosto en el que los paraempresarios de Fasga y Fetico, haciéndole el caldo gordo a la patronal Anged, firmaron un convenio que condenaba a más de trescientos mil trabajadores y trabajadoras a unas peores condiciones laborales de las que venían disfrutando. Tirando así por la borda, o mejor, entregando a la patronal, los éxitos obtenidos en los tribunales en materia de descanso semanal, e implantando, además, un nuevo modelo de determinación salarial que vincula la posibilidad de incremento al comportamiento del consumo en el sector. Por si esto fuera poco, y en un alarde de "perversidad social", pegaban un vil rejonazo a la necesaria cobertura que ha de prestarse a quienes tienen la desgracia de caer en situaciones de incapacidad temporal por enfermedad común; dejándola en la maltrecha situación en que actualmente se encuentra.Todo un adelanto de lo que dos años después ha venido consagrando el Boletín Oficial del Estado en las sucesivas reformas impuestas por los Gobiernos de turno.

Y ahora, próxima ya la finalización de este convenio –que solo puede ser identificado como la herramienta que permitió a las empresas eludir el cumplimiento de las sentencias que reponían  a los trabajadores sus derechos usurpados y abrían la puerta a la creación de empleo–, solo nos cabe identificarlo como el adelantado precursor para la desregularización absoluta y la flexibilización sin derechos. Y, sobre todo, como el principal causante de la pérdida de más de cien mil puestos de trabajo, con la eliminación de los trabajadores temporales y la distribución de la jornada al exclusivo capricho de las empresas.

Pero la situación siempre puede empeorar y esto es lo que nos estamos encontrando en los últimos estertores de este moribundo convenio colectivo que, como animal herido, se resiste a soltar su presa merced a la inestimable ayuda prestada por la reciente reforma laboral, que nos ha traído paro y recortes sociales al facilitar a las empresas mayor capacidad de decisión unilateral.

El cuestionamiento de los derechos de los trabajadores perpetrado por la legislación ha favorecido que las grandes empresas del sector, auténticos dueños y señores  del copyright del convenio, junto con sus colaboradores necesarios (Fasga y Fetico), estén sobrepasando con creces en sus ultimas decisiones lo que ellos mismos firmaron en su día –nos referimos a las modificaciones sustanciales de jornada emprendidas por Carrefour, Alcampo, etc.–. Y todo, sin que los citados compañero de viaje, que les acompañaron en esa vergonzante firma, muestren el mas mínimo rechazo a esta nueva política empresarial que ahora transita por la senda de los incumplimientos con la socorrida excusa de la crisis que nos azota.

Por ello seguimos teniendo presente ese cinco de agosto, porque lo que en su dia firmaron contra los derechos de los trabajadores se les ha quedado corto, y ellos mismos lo obvian para aplicar sin paliativos los postulados mas duros de la reforma laboral.

Cada día tenemos más presente la sensación de que quienes encabezaron en el bando patronal la firma de este convenio son ahora los principales interesados en su liquidación. Lo verdaderamente inquietante no es que se cuestione su contenido y se pretenda sustituirlo por otro más retrógrado en cuanto a derechos. Lo que verdadramente nos alarma es que se está poniendo en serio peligro la propia existencia de este ámbito de negociación.  

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek