Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 21/09/2018
Portada > noticia
BALEARES | HOSTELERÍA -TURISMO

"Si quieren paz social, tendrán que rascarse el bolsillo"

13/04/2012 | preferente.com

Este jueves se ha retomado en Baleares la negociación del XIV Convenio Colectivo de Hostelería, que afecta a unos 112.000 trabajadores del alojamiento, la restauración y las salas de fiesta del archipiélago. Tras la reunión, los sindicatos han calificado de “bestialidad” la propuesta de las patronales y han prometido “huelga y lo que haga falta” si los empresarios no ceden a sus pretensiones antes del mes de julio. “Si quieren paz social, tendrán que rascarse el bolsillo”, ha sentenciado Antonio Copete, responsable de Hostelería de UGT en las Islas, en declaraciones a preferente.com.

La reunión entre los sindicatos y las patronales del sector se ha celebrado por la mañana y ha sido un breve intercambio de impresiones, en el que las centrales además han entregado la propuesta de su plataforma conjunta. Una propuesta “de extrema izquierda” para contrarrestar la plataforma empresarial “de extrema derecha”, según Copete.

Sin embargo desde la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), la organización más representativa, han señalado a preferente.com que su propuesta “se ajusta totalmente a la realidad económica actual” y critican que los sindicatos les planteen la suya como si fueran “un sector privilegiado, cuando el único privilegio que tenemos es que generamos empleo”.

Pese a lo “alejadas” que están las posturas de patronal y sindicatos, la gerente de la FEHM, Inma de Benito, confía en que se llegue a un acuerdo satisfactorio lo más pronto posible por el bien de todos, “porque hay que dar un mensaje de tranquilidad a los mercados emisores”.

Respecto a la posibilidad de que los sindicatos pudieran hacer una huelga de no llegar a un acuerdo, De Benito afirma que “sería una irresponsabilidad con consecuencias desastrosas para todos”. “Nosotros vamos a trabajar mucho para que las negociaciones lleguen a buen puerto”, señala De Benito.

Posturas alejadas

Entre otras cosas, los empresarios han pedido que los trabajadores fijos discontinuos puedan trabajar según las necesidades de la producción, interrumpiendo su contratación a lo largo del período de entre 6 y 8 meses durante los que actualmente están dados de alta. Así, dice el sindicalista, “casi habría que tramitar el paro cada semana”, para acto seguido recordar que algo parecido “costó una huelga en 1.985”.

Además, las patronales quieren congelar los salarios en el Sector durante los próximos años, algo que los representantes de los trabajadores critican duramente porque consideran que “hace tiempo que la hostelería salió de la crisis y da beneficios”. Sin embargo Inma de Benito recuerda que la subida salarial del cero por ciento está contemplada en el acuerdo interfederal que firmaron las centrales sindicales en Madrid, por eso no entiende que UGT y CCOO Baleares no reconozcan el documento.

Por otro lado, los sindicatos de Baleares reconocen que su alternativa, como contrapeso, es también extrema. Por ejemplo, han propuesto la jornada laboral de 35 horas semanales y un aumento del IPC más un punto en los salarios. También exigen el mantenimiento de las condiciones actuales de los fijos discontinuos (cuyo colectivo alcanza los 55.000 trabajadores en temporada alta) y de derechos como las excedencias y permisos.

Antonio Copete ha señalado que los sindicatos están dispuestos a ceder en sus exigencias, pero fijan la ‘línea roja’ en que se conserve la jornada laboral de 40 horas semanales continuas y que se incrementen las retribuciones.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek