Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 21/09/2018
Portada > noticia
CONFEDERAL ı COSTES LABORALES ı INE

Son necesarias políticas más coherentes que no deterioren el nivel de vida de la población española

Los costes laborales disminuyen continuamente y los excedentes empresariales no dejan de crecer

14/06/2013 | UGT ı Nota de prensa

Los datos de costes laborales publicados hoy por el INE correspondientes al primer trimestre del año señalan cómo el coste laboral ha disminuido un 1,4% respecto al mismo periodo de 2012, la segunda mayor caída en 12 años, y el coste salarial ha caído un 1,8%. Estos datos demuestran cómo la remuneración a los asalariados y los costes laborales y salariales caen pronunciadamente mientras los excedentes empresariales continúan creciendo, ganando 2,6 puntos porcentuales respecto al primer trimestre de 2012. Para UGT, estos datos son difícilmente explicables en el escenario de recesión, por lo que demanda al Gobierno otras políticas más coherentes que destinen los recursos existentes hacia inversiones públicas que ofrezcan rentabilidad a la economía y a la sociedad española. El sindicato considera que el fracaso de los recortes del Ejecutivo están deteriorando el nivel de vida de la población y está aumentando tanto las desigualdades como el riesgo de pobreza y exclusión social de nuestra ciudadanía.

Los últimos datos publicados por el INE (del primer trimestre de 2013) sobre costes laborales y salariales señalan que el coste laboral que las empresas pagaron por trabajador ha disminuido de nuevo, en esta ocasión un 1,4% respecto al mismo periodo de 2012, corroborando la tendencia que se venía observando desde el segundo trimestre de 2012, de caídas consecutivas de este indicador.

Como media, por cada trabajador, las empresas pagaron 2.480,22 €, casi 35 € menos que en el primer trimestre de 2012.

Por su parte, el coste salarial ha caído en un año un 1,8%, cuatro décimas más que el laboral. A cada trabajador, en promedio, las empresas le han pagado 1.809,22 €, cerca de 33 € menos que al inicio de 2012. Con estos datos se suman dos trimestres de cifras negativas desde que se iniciase la recesión económica.

El desglose del coste salarial permite conocer que son los costes salariales no ordinarios los que han mostrado un descenso interanual más acusado: un 11% los costes asociados a pagos extraordinarios y un 18% a pagos atrasados. Una cifra acorde con los recortes sufridos por los asalariados en materia de pagas extras (especialmente en el sector público) y con la trayectoria de moderación de incrementos salariales en el conjunto del a economía. Por su parte, el coste salarial ordinario se reduce también un 0,5% anual.

En cuanto a los costes laborales no salariales se mantiene sin cambios el coste por cotizaciones obligatorias y destacan la caída del coste por desempleo parcial (un 25,7%) y por I.T. (un 11,9%).

Asimismo, se produce un fuerte descenso de las subvenciones y bonificaciones de la seguridad social (un 53,2%) y del coste por despido (un 12,6%); en este último caso, asociado a las medidas incluidas en el RDL 3/2012 de 10 de febrero de 2012, de medidas urgentes de reforma del mercado laboral (posterior Ley 3/2012).

Al descenso nominal de los costes del factor trabajo que les supone la remuneración de asalariados al sector público y al privado, se une el incremento de los precios de consumo y, como consecuencia, la continua pérdida de poder adquisitivo que acumulan los trabajadores y las familias.

Los datos de la ETCL hay que considerarlos en el contexto económico actual. Sobre ellos, cabe resaltar algunos aspectos relativos, sobre todo, a los efectos de la recesión económica en el mercado de trabajo y, en concreto, en los costes laborales y salariales:

Si bien los costes salariales nominales descienden en los dos últimos trimestres, ya desde 2010 se venía produciendo un decrecimiento del coste salarial real (eliminando el efecto de los precios a través del IPC); con una caída que se intensifica desde 2011 debido tanto al descenso nominal en la variación de los costes salariales, como al efecto de la subida de los precios. Como consecuencia, las cifras señalan una pérdida de poder salarial de los trabajadores en el conjunto del periodo 2010 a 2013, que se acentúa notablemente en el último año. Entre 2012 y 2013 se acumula una pérdida salarial real de 10 puntos porcentuales.

Los anteriores datos encajan con las cifras mostradas en las Cuentas Nacionales sobre la distribución de la renta en España. El análisis de los dos indicadores principales de la renta así lo constata. Mientras el excedente bruto de explotación y rentas mixtas, variable que representa las rentas del capital empresarial y de la propiedad, al margen de lo ocurrido en 2009, ha ido esquivando el descenso del PIB durante la crisis y se mantiene en cifras de crecimiento (positivas); la remuneración de asalariados no ha conseguido mantener crecimientos y las cifras negativas se han ido acumulando desde 2008.

El resultado ha sido una pérdida de peso en el PIB de las rentas del trabajo frente a las del capital, que ha ido ganando representación en el PIB total.

Así, la remuneración a los asalariados y los costes laborales y salariales caen pronunciadamente (como consecuencia pierden un peso en el PIB de 3,4 p.p. en dos años), mientras el excedente bruto de explotación continúa creciendo (ganando un peso de 2,6 p.p.), un hecho que resulta difícilmente explicable en el escenario de recesión y caída de salarios y costes laborales.

Desde UGT defendemos un cambio en la política económica del Gobierno, hacia medidas expansivas que estimulen la actividad económica y el empleo. Sin políticas de demanda coherentes, que destinen los recursos existentes de manera eficiente, hacia inversiones públicas que ofrezcan rentabilidad a la economía y a la sociedad española, no será posible andar por la senda de recuperación.

El fracaso de las políticas de ajuste, de reformas y recortes, es cada vez más evidente y su insistencia está provocando una descapitalización económica y un deterioro significativo en el nivel de vida de la población, un incremento de las desigualdades sociales y un aumento sustancial del riesgo de pobreza y de exclusión social, además de no lograr el objetivo de déficit público ni la recuperación de la producción y del empleo.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek