Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Lunes, 21/05/2018
Portada > noticia
El medio ambiente es el gran olvidado en Río +20

UGT considera la Cumbre de Río de Janeiro una oportunidad perdida de cambiar el rumbo de este modelo insostenible

21/06/2012 | UGT

UGT considera que el texto acordado y que debe ser aprobado durante la Cumbre de Río de Janeiro por los jefes de Estado y de Gobierno es muy débil y se limita a hacer recomendaciones sin establecer obligaciones, ni recoger compromisos concretos. 

La justicia social y la protección al medio ambiente son dos caras de la misma moneda, no habrá justicia social si no se protege el medio ambiente y este es el gran olvidado del texto que ha sido acordado estos días por los equipos negociadores de 193 países, y sobre todo, por el Gobierno de Brasil y por la necesidad autoimpuesta de cerrar un texto antes de que llegasen los Jefes de Estado. 

Si bien es cierto que la Declaración de Río, contiene algunas de las principales reivindicaciones del movimiento sindical, incluyendo los derechos humanos y sindicales, la protección social para erradicar la pobreza, el trabajo decente como centro de las políticas de creación de empleo, la promoción de empleos verdes y el papel de los sindicatos, también hay que decir que esta Declaración no es capaz de recoger los tres aspectos del desarrollo sostenible y que deja fuera un conjunto de demandas claras como la puesta en marcha de medidas concretas para el apoyo a un piso de protección social, para la creación de empleos verdes y decentes y para la creación de un impuesto a las transacciones financieras. 

Incluso en algunos aspectos, como es el caso del derecho reproductivo de las mujeres, este texto da un paso atrás, respecto a lo ya acordado anteriormente. 

Esta Declaración de Río 20 no cambia la trayectoria del actual modelo de consumo y de producción. 

El sindicato considera que la agenda social y la ambiental deberían estar íntimamente conectadas, ya que los desastres naturales hacen que sea imposible garantizar la protección social universal. La falta de nuevos compromisos de inversión en ahorro y eficiencia energética, en energías renovables, en transporte sostenible o en agricultura ecológica va a empeorar la crisis del desempleo. 

La declaración no se compromete a buscar nuevas fuentes de ingresos a nivel mundial, como el impuesto sobre las transacciones financieras, dejando prácticamente inexistente cualquier posibilidad real para financiar las acciones que favorezcan el desarrollo sostenible. 

Tampoco genera un impulso en torno a la necesidad de una mejor gobernanza mundial, y muestra la falta de voluntad de los gobiernos a adoptar nuevos compromisos o fortalecer un marco vinculante para las decisiones ambientales, que una agencia de medio ambiente de las Naciones Unidas tendría que hacer. Es, por tanto, una oportunidad perdida para establecer una verdadera agenda del cambio que deseamos y que necesitamos. 

En definitiva, si esta Declaración no mejora en estos últimos días, estaremos ante una gran oportunidad perdida de cambiar el rumbo de este modelo insostenible. Este no es el texto que necesitamos para afrontar los cambios que nos exige el planeta.

Últimas noticias

Río+20 Diálogos pide acciones concretas respecto a la creación de empleos verdes y decentes

La protección social y el trabajo decente deben de formar parte integrante de las metas del desarrollo sostenible

Día de movilización internacional

Río+20 no puede ser una oportunidad perdida, comenta la Confederación europea de Sindicatos (CES)

Asamblea sindical reunida en Río exige compromisos reales de los gobiernos

Asamblea sindical reunida en Río exige un cambio urgente de modelo

El Foto sindical comienza en Río

Para que nuestras propuestas sean debatidas por los jefes de estado. Es importante emitir un voto

¿En qué punto se encuentran las negociaciones?

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek