Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Lunes, 23/07/2018
Portada > noticia

UGT considera que los cambios introducidos en la ley que regula el empleo doméstico puede provocar que este colectivo caiga en la economía sumergida

La afiliación al Régimen Especial de Empleados de Hogar ha crecido en el último año un 41% con la anterior regulación

30/01/2013 | UGT

UGT considera que la convalidación en el día de hoy del Real Decreto Ley de Mejora de la gestión y protección social en el Sistema Especial para Empleados de Hogar supone un paso atrás en la equiparación de derechos y obligaciones de estos trabajadores.

El sindicato recuerda que en un año de crisis y recesión la afiliación al Régimen Especial de Empleados de Hogar ha crecido un 41%, pero las modificaciones introducidas por el PP, que afectan tanto a las bases de cotización como a la obligación de comunicar la afiliación, altas, bajas y variaciones de datos a una entidad gestora o colaboradora (algo que producirá inseguridad jurídica tanto a trabajadores como a empleadores), supone que los trabajadores del hogar soportarán una mayor cotización que el resto de los trabajadores del Régimen General y puede provocar que este colectivo caiga en la economía sumergida, diluyendo los efectos positivos obtenidos con la anterior regulación y perdiendo los derechos que habían conseguido en el último año. 

El Parlamento, gracias a los votos del grupo Parlamentario Popular, ha aprobado en la mañana de hoy la convalidación del Real Decreto Ley 29/2012, de 28 de diciembre, de mejora de gestión y protección social en el Sistema Especial para Empleados de Hogar. Este texto, que introduce modificaciones sustanciales en la regulación del nuevo Sistema Especial de Empleados de Hogar (SEEH), supone un evidente paso atrás en la consecución de la equiparación de derechos y obligaciones de los trabajadores que se encuadran en este sistema especial. 

Los datos de los que disponemos hasta el día de hoy nos permiten afirmar que, gracias a la conversión del Régimen Especial (REEH) en un Sistema Especial integrado dentro del Régimen General, se produjo un efecto doblemente positivo en cuanto a que se amplió el campo de protección, dando cabida a un mayor número de trabajadores que anteriormente se encontraban fuera del sistema de protección de nuestro país, a la vez que se ampliaron significativamente sus derechos, equiparándolos a los del resto de trabajadores. 

Observando la evolución de la afiliación, comprobamos que el sistema de Seguridad Social ha pasado de registrar 294.916 trabajadores afiliados al REEH a 31 de diciembre de 2011 a tener 416.124 afiliados el último día del año 2012. Es decir, en sólo un año la afiliación ha crecido en un 41,1%, y ello en un contexto en el que la afiliación total del sistema de Seguridad Social ha caído un 4,6% (que hubiese sido del 5,4% si excluimos de los cálculos a los trabajadores del hogar), lo que supone que un mayor número de trabajadores quedan bajo la protección del sistema de Seguridad Social, ampliándose su derechos y equiparándose sus obligaciones con las del resto de trabajadores. 

No obstante, pese al efecto tremendamente positivo que ha producido la integración, el Gobierno ha decidido introducir una serie de modificaciones sustanciales que pueden afectar a la afiliación y derechos de estos trabajadores. A ello se une el riesgo de que muchos de ellos caigan en la economía sumergida, siendo esta una materia en la que se habían producido grandes avances gracias a la reforma legal. No es asumible que estos trabajadores y empleadores de hogar coticen por encima de los empresarios de cual otra actividad economica. 

Los cambios que se introducen afectan a: 

Las bases de cotización 

Se ha reducido el número de tramos para calcular la base de cotización, lo que provoca una gran divergencia entre salarios y cotizaciones. A ellos se une la propia configuración de la tabla, que establece bases próximas al extremo superior de cada tramo, provocando con ello una clara sobrecotización, tanto a cargo de los trabajadores como por parte de los empleadores y titulares del hogar familiar. 

Por poner un ejemplo, un trabajador que cobra 375 euros al mes se encontraría en el tramo 4, cotizando como si cobrara 438,17 euros mensuales. Habría que aplicarle el tipo de cotización (22,9% en este caso), por lo tanto, sobre esos 438,17 euros, es decir, como si dicho trabajador cobrase mensualmente dicha cantidad. Si se hubiera hecho siguiendo el criterio anterior (siendo la base la mitad de cada tramo), la base de cotización debiera haber sido 414,01. Esto provoca que ahora tenga que pagar 100,34 euros al mes, mientras que si se siguiera el mismo criterio anterior tendría que pagar 94,80 euros. 

Es más, si comparamos en qué situación se encuentra este trabajador -con la tabla de 8 tramos- con la que se encontraba antes de la aprobación del Real Decreto Ley -cuando había 15 tramos-, llegamos a conclusiones aún más sorprendentes. Con la tabla de 15 tramos, este trabajador estaría en el tramo 8, con lo que su base de cotización sería de 387,46, teniendo que pagar 88,73 euros. Las diferencias, como se puede comprobar son más notables, siendo el perjuicio aún mayor. 

Así pues, todos aquellos trabajadores que cobren un salario que se encuentre entre la cuantía menor del tramo y la base de cotización establecida, tiene incentivos para bajar a un tramo inferior ya que en esta situación soportaría una mayor carga social, mayor que cualquier otro trabajador del sistema de Seguridad Social. A efectos de cotización, estos trabajadores soportan un claro sobrecoste ya que cotizan por un salario “teórico” mucho mayor. 

Obligación de comunicar la afiliación, altas, bajas y variaciones de datos, así como de cotizar y de formalizar la cobertura de las contingencias profesionales con una entidad gestora o con una entidad colaboradora. 

Se ha introducido también un importante cambio normativo que afecta a todos aquellos trabajadores que presten sus servicios durante menos de 60 horas mensuales. A partir del 1 de abril de este año, deberán formular directamente su afiliación, altas, bajas y cuantas variaciones de datos se produzcan cuando así lo acuerden con los empleadores. A lo que habría que añadir que estos trabajadores deberán asumir, también, la obligación de cotizar al sistema especial, siendo el sujeto responsable de ingresar la aportación propia y la correspondiente al empleador o empleadores, tanto por contingencias comunes como por contingencias profesionales. 

Así mismo, cabe destacar otra importante modificación. Se ha establecido que este colectivo de trabajadores deberán formalizar la cobertura de las contingencias profesionales con una entidad gestora (es decir con la Seguridad Social) o con una entidad colaboradora (una mutua). 

Con todos estos cambios, se han retomado elementos que habían desaparecido tras la extinción del Régimen Especial de Empleados de Hogar, cargando sobre los trabajadores del hogar más vulnerables (con jornadas de trabajo inferiores a 60 horas al mes) una serie de responsabilidades que no asumen los demás trabajadores del Régimen General en similar situación. 

Sorprende, en cualquier caso que, dado que la obligación del empleador de cotizar no generado ningún tipo de problemas, se aprueben medidas de este tipo que van en contra de la homogenización de derechos entre los trabajadores del Régimen General, que podría llevar a la expulsión de trabajadores del sistema y su vuelta a la economía sumergida. 

En definitiva, la convalidación del Real Decreto Ley implica que los trabajadores del hogar soportarán una mayor cotización que el resto de trabajadores encuadrados dentro del Régimen General, y recaerán sobre ellos una serie de obligaciones extras que no son soportadas por el resto de afiliados. 

Es de lamentar que todos estos cambios puedan provocar que este colectivo pudiera caer de nuevo en la economía sumergida, diluyendo los efectos tremendamente positivos que se habían obtenido con la anterior regulación, y perdiendo todos los derechos que habían ganado en el último año.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek