Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Miercoles, 21/11/2018
Portada > noticia
El sistema financiero es la única parcela económica exenta de algún tipo de tributación

UGT considera urgente establecer un impuesto a las transacciones financieras y acabar con los paraísos fiscales

21/06/2011 | UGT

UGT considera imprescindible el establecimiento de un impuesto a las transacciones financieras y terminar, de una vez por todas, con los paraísos fiscales. Para el sindicato esto permitiría un reparto más justo de los costes de la crisis, una mejora de los ingresos de los Estados, y, además, ayudaría a que el sector financiero tuviese un nivel más acorde con la economía real. Se trata de identificar a los verdaderos causantes de la crisis y presionar para que no salgan impunes mientras que los trabajadores y los ciudadanos, que no han tenido ningún tipo de responsabilidad en lo sucedido, se ven amenazados por profundos recortes sociales y la reducción sustancial del Estado de Bienestar.

El sistema financiero ha sido uno de los grandes beneficiarios del proceso de globalización, ya que la creciente liberalización de los mercados de capitales ha supuesto un crecimiento sin precedentes de los intercambios financieros.

Se estima que, a pesar de la crisis, el volumen total de dichos intercambios supera actualmente el 70% del PIB mundial. Además, según los datos del Banco Internacional de Pagos de Basilea, cada día se realizan operaciones cambiarias por un valor total de alrededor de cuatro billones de dólares y pese a la enorme cantidad de capital y de activos que se mueven diariamente, tan sólo un 2% conllevan intercambios comerciales asociados, lo que demuestra el alejamiento que existe entre la economía real y la economía financiera.

El sistema financiero es la única parcela económica que se encuentra actualmente exenta de algún tipo de tributación, aunque cualquier consumidor o empresa que compra, por ejemplo, un bien o un servicio determinado, tiene la obligación de tributar por él. Sin embargo, cualquier operación que se realice en los mercados financieros está libre de cargas fiscales, sea cuál sea el tipo o el tamaño de la transacción.

Sólo una pequeña parte de las transacciones financieras se realizan en mercados organizados, quedando un gran número de operaciones al margen de la intervención pública y sin dejar ningún tipo de registro informático. Resulta extremadamente injusto que los ciudadanos europeos tengan que ser los únicos que soporten el coste de la crisis, pagando una tripe factura en forma de elevados niveles de desempleo, austeridad del gasto social, y profunda merma de los servicios públicos básicos como la educación, la formación o la sanidad, mientras que aquellos que gestaron y desencadenaron la crisis, las instituciones bancarias, han vuelto a obtener importantes márgenes de beneficios y a pagar millonarios bonus a sus directivos.

El hecho de que se hayan destinado importantes sumas de dinero público al rescate de un gran número de entidades, no ha provocado un cambio en sus políticas ni un comportamiento más responsable, sino más bien al contrario, se ha añadido un elemento peligroso como es el del riesgo moral, que puede llegar a tener una nociva influencia a la hora de planificar futuras decisiones por parte de las instituciones financieras, en la medida en que, sean cuales sean sus acciones, tendrán la red del Estado y del dinero público de los ciudadanos para, en el que caso de que fuese necesario, volver a acudir a su rescate.

UGT considera necesaria la creación de reglas comunes, eficientes, válidas para todos los países, y que antes de establecer un gravamen a nivel internacional, se implante, por un lado, una correcta y eficiente regulación del sector, y por otro, acabar de una vez por todas con los paraísos fiscales, ya que es imposible establecer ningún tipo de impuesto a nivel internacional sin que exista una mínima regulación en el sector.

Por ello, UGT ha lanzado, junto a CCOO, el movimiento ATTAC España y la Plataforma 2015 y más, una campaña a favor de la eliminación de los paraísos fiscales y del establecimiento de un impuesto internacional sobre las transacciones cambiarias (ITF) que debería reunir, entre otras, las siguientes características:

Actuar sobre todo tipo de transacciones financieras, ya que el volumen de transacciones financieras no para de aumentar, desligándose aún más de la economía real.

Plantear tipos impositivos que disuadan a los especuladores. No se debe quedar simplemente como un instrumento recaudatorio, sino que debe actuar firmemente contra la especulación financiera.

Debe ser un impuesto de carácter global, que exceda del ámbito regional, evitando fugas intencionadas a países con regulaciones más laxas.

Se debe crear un organismo democráticamente constituido para que gestione el fondo generado con este impuesto.

Unido a todo ello, y en lo que atañe a la lucha contra los paraísos fiscales, los organismos citados proponen que se lleven a cabo medidas como:

Exigir que se vuelvan a contemplar como paraísos fiscales efectivos a todos aquellos países que siguen actuando como centros offshore, abriendo el debate a que dentro del seno de la Unión Europea todavía existan países de este tipo.

Controlar más de cerca, dentro del ordenamiento español, a todas aquellas sociedades mercantiles y entidades financieras registradas en centros financieros offshore.

Publicar las cuentas de las corporaciones trasnacionales país por país, así como registrar de los beneficiarios efectivos de Fundaciones y fideicomisos.

Impulsar la cooperación judicial y fiscal efectiva a nivel internacional, y un mayor grado de transparencia pública.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek