Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Martes, 18/09/2018
Portada > noticia
No se creará empleo a base de reformas laborales, sino reactivando la actividad económica

UGT demanda políticas de recuperación de la economía y el empleo en un contexto de mayor cohesión social

02/12/2011 | UGT

Los datos de paro correspondientes al mes de noviembre, publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo, muestran un aumento de 59.536 desempleados más respecto al mes anterior y un 7,5% más que el mismo periodo del año anterior, situando la cifra total de personas sin empleo en 4.420.462. UGT recuerda que a pesar de las reformas laborales impuestas durante el año pasado, el nivel de empleo ha empeorado, por lo que no se creará empleo a base de reformas laborales, sino reactivando la actividad económica. Además, el sindicato considera que las políticas de ajuste y de recorte no favorecen la mejora de la actividad económica, ya que recortar el gasto como forma de ajustar el presupuesto público solo logra debilitar aún más la economía y el empleo. Por ello, UGT reclama centrar los objetivos políticos en la recuperación económica y del empleo en un contexto de mayor cohesión social, mediante políticas consensuadas en el diálogo social, que posibiliten recuperar la centralidad de un empleo de calidad sin olvidar la protección de los trabajadores.

Los datos publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo indican que en el mes de noviembre se han registrado como desempleadas 59.536 personas más que en el pasado mes de octubre (un aumento del 1,4%). El incremento respecto al año anterior es del 7,5%, o lo que es lo mismo, 310.168 personas. Con estas cifras, el número de parados registrados es de 4.420.462 personas registradas.

Distinguiendo según género, es mayor el aumento del desempleo entre los hombres que entre las mujeres, pues hay 31.610 parados más (un 1,5% más que en octubre), mientras que las mujeres desempleadas son 27.926 más que en octubre (un incremento del 1,3%).

Aumenta el número de jóvenes (menores de 25 años) desempleados, en 9.455 frente al mes anterior y en 24.794 respecto a noviembre de 2010.

Por lo que respecta a los extranjeros, también aumenta el número de desempleados en términos mensuales en 9.664 personas (una subida del 1,6%), que en la comparación con el año anterior se eleva al 3,2%.

Salvo en el sector agrícola, hay más desempleados respecto al mes anterior en todos los demás sectores: en el sector servicios, se registra el mayor aumento relativo en términos mensuales, de 1,9% (lo que supone 48.788 desempleados más que en octubre); en la construcción, el incremento es del 0,8% (5.769 desempleados más); y en la industria, el aumento es del 0,7% (lo que equivale a 3.389 desempleados más). Por el contrario, en la agricultura hay 2.571 desempleados menos que en el mes de octubre (una reducción del 1,7%).

El número total de contratos registrados en noviembre disminuye en un 5,9% respecto al mes pasado y en un 3,2% en términos interanuales, lo que determina un total de 1.217.830 contratos registrados. En este mes, se reduce el número de ambos tipos de contratos respecto al mes anterior: hay 13.346 contratos indefinidos registrados menos que en octubre, lo que supone además una reducción del 22,4% respecto a noviembre de 2010; en el caso de los temporales, se han registrado 63.625 menos que en octubre, es decir, un 1,3% menos que hace un año. Cae también la contratación a tiempo parcial, tanto indefinida (un 13,9%) como temporal (un 16,7%). Los contratos temporales celebrados han supuesto el 93,1% del total de contratos. Y del total de contratos temporales, el 30,4% han sido contratos a tiempo parcial.

Conclusiones:

Las cifras hoy registradas por los Servicios Públicos de Empleo muestran las graves dificultades de la economía y el empleo. Tras las reformas laborales ya realizadas durante el año pasado el nivel de empleo ha empeorado. La contratación indefinida en este mes de noviembre es la más baja registrada en esta época del año (apenas un 6,9% de los contratos del mes fueron indefinidos). Y no solo cae la contratación indefinida, sino también la contratación temporal.

Porque no son las reformas laborales las que crean empleo: por mucho que se pretenda facilitar la contratación, si no hay actividad económica que producir no habrá necesidad de contratar a los trabajadores. La clave pues no está en la normativa que facilita la contratación, sino en la estructura productiva, y en las condiciones económicas, tanto internas como externas.

Y las políticas de ajuste presupuestario y de recortes por encima de cualquier otro objetivo, no favorecen la mejora de la actividad económica, más bien al contrario.

Desde UGT, estamos convencidos de que recortar el gasto como forma de ajustar el presupuesto público solo logra debilitar aún más la economía, dificultando con ello las posibilidades de recuperación del empleo y la mejora social que tanto necesitamos.

Aquí no ayuda en absoluto las malas decisiones que en Europa se han tomado. Quizá la reciente acción conjunta de insuflar liquidez al sistema, permita reducir las dificultades de crédito. Pero la incertidumbre de las decisiones europeas, sujetas a la voluntad de la cancillera alemana, no favorecen la estabilidad de los mercados y el sistema financiero en general. Este tipo de actuaciones coordinadas ya se propugnaron al inicio de la crisis financiera (en las reuniones del G-20 de noviembre de 2008 y abril de 2009) y habían quedado en nada. Si de nuevo se rescata la necesidad de actuar de forma coordinada quizá logremos superar esta crisis.

Por otra parte, los datos muestran el fracaso de las políticas de ajuste, que relegan los objetivos de crecimiento económico, de creación de empleo y de cohesión social a muy lejanos planos. UGT propone centrar los objetivos políticos en la recuperación económica, del empleo y una mayor cohesión social, lo que permitirá también ajustar las cuentas públicas. Pretender cumplir los objetivos de recortar el déficit a través de reducción de gastos sin que se incrementen los ingresos (que no lo hará si no se recupera la economía y si no se lleva a cabo una reforma fiscal integral) solo nos llevarán a una espiral recesiva a la que parece que nos encaminamos.

Hay que recuperar, sin más demora, como principal objetivo de la política económica el rescate de la actividad económica, y por tanto, del empleo, en un contexto de mayor cohesión social. Para lo cual, las políticas consensuadas a través del diálogo social suponen el camino más acertado, pues las reformas impuestas, además de ser socialmente injustas, no logran alcanzar los objetivos que pretenden, tal y como se está demostrando con las reformas laborales recientes.

Hay que recuperar la centralidad del empleo, y del empleo de calidad, sin olvidar la necesidad de proteger a los desempleados: la tasa de cobertura sigue descendiendo peligrosamente, en más de 7,6 puntos en un solo año. La atención a los desempleados y la búsqueda de políticas que prioricen la actividad económica y el empleo son los verdaderos retos a los que debemos enfrentarnos.

 

 

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek