Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Jueves, 18/10/2018
Portada > noticia
El sindicato llevaba tiempo alertando sobre la política de inversiones y la ausencia de un plan industrial en la aerolínea

UGT exige responsabilidades en el cierre de Spanair

30/01/2012 | UGT

Unos 4.000 trabajadores de la aerolínea Spanair y la empresa de handling Newco (que presta sus servicios de asistencia en tierra a la primera) están en una situación de incertidumbre laboral ante la nefasta gestión económica y estratégica por parte de los directivos de la compañía y de los inversores institucionales que la sustentan económicamente, con la Generalitat de Catalunya a la cabeza.

El problema de Spanair no ha surgido de la noche a la mañana y eran muchas voces (incluyendo la de esta Organización) las que advertían de que puntuales inyecciones de capital a la empresa no servirían de mucho si no se definía un plan industrial realista y se llevaba a la práctica por un equipo gestor competente y conocedor de la realidad del sector aéreo español.

Por ello, resulta indignante que ahora, como siempre, sean los trabajadores los damnificados por la incapacidad y la nula visión de negocio de un equipo directivo que no supo redimensionar y hacer competitiva una entidad que podría haber sido viable si se hubieran atajado los problemas desde su origen, es decir, en el proceso de venta de SAS (anterior propietaria) al conglomerado de inversores institucionales que asumieron la titularidad de la compañía con la única intención de hacer una aerolínea de bandera catalana, sin reparar en los condicionantes económicos y de mercado que exigían entonces un proceso de redefinición tanto en el volumen de la empresa como en su estrategia en el medio y largo plazo. Y así lo advertía UGT cuando se veía en la obligación de negociar reajustes de plantilla que había que costear con el dinero público que se inyectaba periódicamente. Aquello era una huída hacia adelante, y así lo hemos venido denunciando desde UGT.

Además, el repentino cese de actividad de Spanair ha vuelto a poner de manifiesto la irresponsabilidad y la falta de escrúpulos (y de empatía) de los gestores de compañías aéreas de nuestro país. Una vez más, se echa el cierre sin reparar en las consecuencias para miles de pasajeros que tenían contratado su billete con la citada aerolínea. ¿Tan difícil es ejecutar un cese de actividad ordenado?

En este nuevo despropósito de una compañía aérea española hay muchos responsables. Los primeros, los actuales gestores de Spanair y los inversores institucionales ,los del actual Gobierno catalán y los del anterior. En segundo lugar, los responsables de AENA que deberían tener la capacidad y los recursos para detectar este tipo de situaciones extremas y, por último, el Ministerio de Fomento que no ha sabido definir un sector aeroportuario bajo criterios de complementariedad modal y sostenibilidad económica, propiciando así una demanda irreal que ha sido el mejor caldo de cultivo para la creación de empresas en un sector aéreo incapaz de generar rentabilidad para todos sus integrantes.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek