Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 14/12/2018
Portada > noticia
CONFEDERAL ı PENSIONES

UGT pide al Gobierno que deje de hacer juegos de palabras para ocultar el recorte brutal de las pensiones

Con la reforma del Gobierno las pensiones habrían perdido en dos años todo el poder adquisitivo ganado en 14 años de crecimiento económico

En los próximos 10 años, con estimaciones prudentes, la reforma del Gobierno hará que los pensionistas pierdan entre el 20 y el 28 por ciento de su poder adquisitivo

18/09/2013 | UGT ı Nota de prensa

El Gobierno se ha embarcado en un juego de artificios verbales para intentar ocultar a la sociedad que su reforma del sistema público de pensiones provocará un recorte brutal del poder adquisitivo de los pensionistas actuales y futuros. El estudio realizado por UGT demuestra que si las medidas del Gobierno hubieran estado en vigor durante los últimos dieciséis años las pensiones habrían perdido en tan solo dos años todo el poder adquisitivo ganado en 14 años.

La reforma del sistema público de pensiones que ha planteado el Gobierno supone dejar de garantizar unas pensiones dignas y suficientes para atender motivaciones meramente presupuestarias. Esa es la razón por la que, a partir del próximo año las pensiones dejarían de actualizarse automáticamente según la inflación), que es la única manera de mantener su capacidad de compra, para hacerlo teniendo en cuenta además los ingresos y gasto de la Seguridad Social, la pensión media que percibirán los jubilados, y el número total de pensiones contributivas del año en curso y de los cinco siguientes.

En el cuadro adjunto analizamos cómo habrían evolucionado las pensiones en los últimos 16 años si hubiera estado vigente la propuesta de revalorización del Gobierno, resultando como conclusión que en catorce años de bonanza económica habrían ganado un 3,5% de poder adquisitivo, en dos años de crisis habrían perdido -5,3%.

Cuando el Gobierno asegura que su reforma del sistema de pensiones está destinada a la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social, a garantizar las pensiones del futuro, a garantizar que las pensiones suban, y a proteger y asegurar más al sistema de las decisiones políticas, está haciendo juegos de palabras y ocultando la realidad:

– Garantizar la sostenibilidad del sistema no es lo mismo que garantizar las pensiones. Si el sistema pervive pero pierde cobertura, reduce sus prestaciones, y no garantiza a sus beneficiarios poder vivir dignamente no tendrá el valor que tiene a día de hoy y que la ciudadanía quiere conservar. Es una manipulación muy similar a la que se hace recurrentemente en relación con el empleo: el empleo precario es empleo, pero si no proporciona los recursos necesarios para vivir dignamente es subempleo.

– Ninguna fórmula preserva las pensiones de las decisiones políticas. Aunque el Gobierno asegura que la fórmula que propone para la revalorización de las pensiones es objetiva y preserva al sistema de decisiones políticas, la realidad demuestra algo diferente. En primer lugar, su propuesta incorpora al cálculo de las pensiones variables basadas en hipótesis que no son contrastables más que en un futuro, estimaciones que no son totalmente asépticas, como se demuestra diariamente con las previsiones económicas que se realizan desde infinidad de instancias. Y en segundo lugar, la ley vigente ya asegura en el artículo 48 de la Ley de Seguridad Social preservar las pensiones de decisiones políticas vinculando su revalorización automática al IPC, y el propio Gobierno del PP ha incumplido ese mandato legal. De la misma forma que está incumpliendo el mandato de la ley 27/2011 que mandataba a desarrollar un factor de sostenibilidad para el futuro -ligado a la esperanza de vida, no a indicadores económicos-, pero no un cambio inminente del sistema de revalorización de las pensiones como está planteando.

– Subir o bajar depende de la dirección respecto al punto actual. El Gobierno afirma que se garantizará la subida de las pensiones porque cada año se incrementarán al menos un 0,25%. Eso significaría subir las pensiones si no existiera un sistema que garantizase la revalorización y las mantuviera congeladas. Pero como el sistema de revalorización sí existe y establece que las pensiones se subirán tanto como el IPC, garantizar que se subirán sólo un 0,25% es bajarlas. Hay que recordar que cuando el Gobierno ha congelado las pensiones o ha establecido una revalorización inferior al IPC ha incumplido la ley.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek