Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Martes, 11/12/2018
Portada > noticia
HUELGA GENERAL 29-S

UGT rechaza los Presupuestos de la Seguridad Social para 2011, que evidencian la congelación de las pensiones y suponen un retroceso en la protección social de los trabajadores y pensionistas

Una muestra más de porqué hay que secundar la Huelga General del 29-S

24/09/2010 | UGT

UGT rechaza el Anteproyecto de Presupuestos de la Seguridad Social para el año 2011 por ser insuficientes, regresivos y no ajustarse a las necesidades de protección social que demandan los trabajadores y pensionistas. Aunque el Gobierno, saltándose el consenso parlamentario y político del Pacto de Toledo y la negociación social, ha congelado las pensiones para 2011, el gasto en pensiones aumenta un 3,99%, debido entre otras razones a la paga extra que deben recibir los pensionistas por la desviación del IPC, a la revalorización de las pensiones mínimas del 1% y al previsible incremento del número de pensionistas. Por lo demás, el resto de las prestaciones sufren importantes caídas, siendo significativo el riesgo de que el permiso de paternidad (establecido en 4 semanas) se vea afectado. El Sindicato denuncia, además, el incumplimiento de los compromisos alcanzados en el marco del Diálogo Social en julio de 2006 , como la integración del Régimen Especial Agrario y el Régimen Especial de Empleados del Hogar en el Régimen General de la Seguridad Social; o la rebaja de la edad de jubilación en actividades penosas, tóxicas, peligrosas e insalubres.

Ayer tuvo lugar el Consejo General del Instituto Nacional de la Seguridad Social, en el que se nos entregó el Anteproyecto de Presupuestos de la Seguridad Social para el año 2011. A falta de un análisis más pormenorizado de los datos consolidados, UGT rechaza el Anteproyecto de Presupuestos de la Seguridad Social para el año 2011 por considerarlos insuficientes, regresivos y no ajustados a las necesidades de protección social que demandan los trabajadores y pensionistas.

De forma previa, hay que significar que se trata de unos presupuestos que parten de un escenario económico para el año 2011, que se antoja erróneo y demasiado optimista, en materia de crecimiento económico y de empleo (lo que repercute en el incremento de la afiliación y, de los ingresos por cotizaciones) y que choca con las estimaciones: efectuadas por otros organismos nacionales e internacionales de diversa índole.

El gasto en pensiones (jubilación, viudedad, orfandad, invalidez, pensión a favor de familiares) experimenta un crecimiento del 3,99% con respecto a 2010, siendo la única prestación económica que crecerá en el ejercicio 2011, ya que se prevé un crecimiento del gasto de aproximadamente 4.000 millones de euros. Sin embargo, este incremento del gasto se debe, entre otras razones, a la paga extra por desviación del IPC, al previsible incremento del número de pensionistas y a la revalorización de las pensiones mínimas del 1%.

Subrayar aquí, que la revalorización de las pensiones mínimas para 2011 de tan solo el 1%, es claramente insuficiente, situándose incluso por debajo del IPC de gran parte del año. Lo cual, tendrá dos graves consecuencias, primero, la imposibilidad de que el Gobierno cumpla con su compromiso de revalorizar las pensiones mínimas en esta legislatura hasta alcanzar una media del 26% y segundo, se pone en peligro el mantenimiento de una mínima calidad de vida para más de dos millones y medio de pensionistas.

Todas las demás prestaciones del sistema (incapacidad temporal, prestaciones por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y lactancia natural, prestaciones familiares y otras prestaciones) sufren importantes caídas.

Es significativo el descenso del gasto en las prestaciones por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y lactancia natural, que disminuyen un 12,42%, siendo el principal afectado por esta reducción, la ampliación del permiso de paternidad a 4 semanas que debería entrar en vigor en el año 2011 y que será, previsiblemente, suspendida por el Ejecutivo, incumpliendo así un mandato legal.

Otra de las prestaciones que se ve especialmente afectada por el recorte presupuestario, son las prestaciones familiares, las cuales descienden un 8,93% debido, por un lado, a la eliminación del “cheque bebé” de 2.500 euros y, por otro, a la supresión de las ayudas por hijos a cargo.

Este recorte en el gasto afecta indiscutiblemente a la política de protección familiar, elemento clave para la sostenibilidad a largo plazo del sistema, que tratado de forma distinta, ayudaría a mejorar las tasas de empleo, especialmente entre las mujeres y el índice de natalidad.

Asimismo, resulta de una grave injusticia social reducir las ayudas destinadas a familias con escasos recursos como la ayuda por hijo a cargo, ya que no ponen de ningún modo en peligro a la Seguridad Social.

Respecto a los ingresos presupuestados para el año 2011, las optimistas previsiones del Gobierno en materia de empleo, suponen una previsión de crecimiento de las cotizaciones sociales del 2,99% en el total del Sistema, y de un 4,59% en el Régimen General, fruto también de la elevación de las bases máximas en un 1%.

Otra cuestión de suma importancia es la concerniente a la financiación vía Presupuestos Generales de los complementos a mínimos, que para 2011 se prevé crezca en sólo 100 millones de euros, quedándose lejos el compromiso adquirido por el Gobierno de financiar el 100% para el año 2013.

Para finalizar, desde la Seguridad Social también se avanzó la previsión de superávit del Sistema para el año 2011, expresando que rondaría el 0,35 % del PIB.

En conclusión, UGT rechaza estos Presupuestos de la Seguridad Social por regresivos e insuficientes, pues, en la práctica, conllevan una reducción y retroceso de la protección social de los trabajadores y pensionistas de este país.

El Gobierno, basándose únicamente en criterios y orientaciones económicas marcadas desde la Unión Europea, no sólo se ha equivocado al elaborar estos Presupuestos, sino que sigue incumpliendo determinados compromisos alcanzados en el marco del Diálogo Social en julio de 2006, como la integración del Régimen Especial Agrario y el Régimen Especial de Empleados del Hogar en el Régimen General de la Seguridad Social, o el establecimiento de un procedimiento para rebajar la edad de jubilación a aquellos trabajadores en actividades penosas, tóxicas, peligrosas e insalubres. Además, también incumplirá el mandato legal de elevar el permiso de paternidad a 4 semanas y hará caso omiso a la petición de la mayoría parlamentaria y social de dar marcha atrás en su decisión de congelar las pensiones para el año 2011.

Todo ello hace necesario una respuesta contundente de la sociedad con su participación en la Huelga General convocada para el 29 de Septiembre.

UGT rechaza los Presupuestos de la Seguridad Social para 2011, que evidencian la congelación de las pensiones y suponen un retroceso en la protección social de los trabajadores y pensionistas

UGT rechaza los Presupuestos de la Seguridad Social para 2011, que evidencian la congelación de las pensiones y suponen un retroceso en la protección social de los trabajadores y pensionistas

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek