Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 21/09/2018
Portada > noticia
CONFEDERAL ı PARO DE AGOSTO DE 2013

UGT reitera la necesidad de situar el crecimiento económico y el empleo en el centro de las políticas

Reducir el número de modalidades de contratación no resolverá los problemas del mercado de trabajo y la economía

03/09/2013 | UGT ı Nota de prensa

Los datos publicados por los Servicios Públicos de Empleo indican que en este mes se han registrado como desempleadas 31 personas, registrando el mejor comportamiento desde el año 2000. A pesar de lo positivo del dato, UGT considera que debe ser tomado con cautela ya que el número total de parados registrados se sitúa en 4.698.783 trabajadores y además, hay 99.069 afiliados menos a la Seguridad Social, lo que hace pensar que las caídas en el número de parados se deban más al efecto desánimo que a la creación de empleo. El sindicato alerta de la precarización del empleo, el aumento de la temporalidad, la continua caída de la contratación indefinida -en mínimos históricos y que representa sólo el 5,99% de los contratos-, y la pérdida en la cobertura por desempleo, algo que evidencia el creciente abandono por parte del Estado, un incremento de la desigualdad y un notable riesgo de exclusión social y generalización de la pobreza.

Los datos publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo indican que en este mes se han registrado como desempleadas 31 personas menos que en el pasado mes de julio, registrando el mejor comportamiento desde el año 2000. En la comparación interanual, en cambio, se registra un incremento del 1,58%, es decir, de 73.149 personas más. Con estas cifras, el número total de parados registrados en las oficinas del SEPE se ha situado en 4.698.783 trabajadores.

Distinguiendo según género, en agosto aumenta el desempleo entre los hombres en un 0,05%, lo que supone 1.229 desempleados más, mientras que entre las mujeres disminuye en un 0,05%, es decir, en 1.260 parados menos que en el mes de julio. En la comparación con el mes de agosto de 2012, en cambio, el comportamiento es el contrario, ya que mientras que aumenta el paro registrado entre las mujeres en un 3,25% (75.799 desempleadas más), disminuye entre los hombres en un 0,12% (lo que implica 2.650 parados menos).

En lo que respecta a los jóvenes (menores de 25 años), cae el número de desempleados tanto en términos mensuales (un 2,21%, es decir, 9.199 parados registrados menos) como en términos interanuales (un 6,87%, lo que supone 29.957 desempleados menos).

Entre los extranjeros también se ha registrado un descenso del número de desempleados, tanto si tenemos en cuenta la variación con respecto a julio, en cuyo caso ha caído en 2.905 personas (-2,01%), como si lo comparamos con el mes de agosto de 2012 (-6,44%).

Por sectores de actividad, el desempleo se ha reducido en el último mes en la agricultura en un 1,10% (2.165 parados menos), y en la construcción, en un 0,41% (2.816 desempleados menos), mientras que se ha incrementado en número de parados en la industria, en un 0,66% (3.427 parados más), y en los servicios, en un 0,37% (10.743 desempleados más). En la comparación con el mismo mes del año anterior, se produce un incremento del desempleo en la agricultura (un 19,51%, que supone un aumento del número de desempleados de 31.881 trabajadores) y en los servicios (en un 4,76%, que implica un incremento del paro de 133.236 personas); mientras que disminuye en la industria (un 1,59%, es decir, en 8.398 personas) y en la construcción (un 10,64%, que supone 81.655 parados menos).

En cuanto al número total de contratos registrados en agosto, se produce una caída del 30,79% respecto al mes de julio; disminuyendo aún en mayor medida los contratos de carácter indefinido (-35,17%) que aquellos que tienen carácter temporal (30,50%). La comparativa con el mes de agosto de 2012 tampoco es positiva ya que se ha reducido el número total de contratos en un 0,06%, disminución que corresponde íntegramente a la evolución de los contratos indefinidos, que disminuyen un 16,10%, mientras que los contratos temporales han crecido (un 1,17%). Todo ello provoca que sólo el 5,99% de los contratos que se han firmado en agosto sean indefinidos.

Por último, la tasa de cobertura (correspondiente al mes de julio) se reduce en 4 puntos porcentuales respecto a la registrada el año anterior al situarse en el 64,54%. El total de desempleados que no tiene cobertura se alza hasta 1.822.226, cifra que sigue aumentando mes a mes.

Valoración

El dato del paro registrado conocido en la mañana de hoy, pese a ser positivo, como lo es toda reducción en el número total de desempleados, debe ser tomado con especial cautela y ser analizado en su conjunto para conocer las razones que subyacen tras esta muy ligera disminución del número total parados. 

Si bien es cierto que se ha reducido por primera vez en un mes de agosto desde 2000, los datos que hemos conocido también hoy referentes a la afiliación a la Seguridad Social, que arrojan una pérdida de 99.069 afiliados, nos hacen ser poco o nada optimistas y confirma lo que desde UGT venimos denunciando desde hace unos meses, que las caídas en el número de parados registrados no se está produciendo, como sería lo deseable, gracias a que se esté empezando a crear empleo, como demuestran los datos, sino que puede imputarse a la generalización del efecto desánimo que se está dando entre los trabajadores, principalmente, por lo que señalan los datos, en los jóvenes. Buena parte de las bajas producidas en el paro registrado de los últimos meses están motivadas porque muchas personas dejan de registrarse en las oficinas de empleo, al no percibir ningún tipo de prestación y carecer de expectativas reales y efectivas de encontrar un empleo. 

Asimismo, la disminución del número de desempleados no puede tampoco ocultar lo que la caída de la afiliación revela: que nuestra economía continua presentando un fuerte carácter estacional, por lo que perpetúa las mismas debilidades año tras año, al depender el empleo en exceso de sectores muy ligados a la estacionalidad (turismo, comercio…) por lo que, al terminar la temporada, se destruye el poco empleo creado, siendo esta explicación la que de hecho ha utilizado el Ministerio de Empleo y Seguridad Social para explicar la caída de la afiliación a la Seguridad Social.

Por otro lado, los datos publicados hoy por el SEPE también revelan dos realidades tremendamente preocupantes. Por un lado, que la contratación indefinida cae hasta representar sólo el 5,99% de los contratos, lo que revela la generalización de la temporalidad que ha traído consigo la reforma laboral aprobada en el 2012. Y por otro lado, se está produciendo una perdida continuada en la cobertura del sistema de protección a los desempleados, tal y como indica la reducción de cuatro puntos de la tasa de cobertura, que implica que 1.822.226 trabajadores no perciben ningún tipo de prestación y evidencia así, un creciente abandono por parte del Estado, un incremento de la desigualdad, y un notable riesgo de exclusión social y generalización de la pobreza.

Atrás quedan, así, todos los esfuerzos del Gobierno por tratar de presentar los datos de los Servicios Públicos de Empleo como positivos y esperanzadores, en un vano intento por legitimar la nefasta reforma laboral que implantó a comienzos del año pasado, y que ha sido la causa de tan importante destrucción de empleo desde entonces.

El escenario que se presenta en los próximos meses no es, tal y como nos pretende vender el Gobierno, esperanzador, sino más bien todo lo contrario. Los datos de Contabilidad Nacional que conocimos la semana pasada confirmaron que la actividad económica continúa en caída libre, que el empleo, una vez pasado el periodo estival, continúa deteriorándose, y la protección del Estado muestra un claro retroceso.

Y para salir de esta espiral, la única alternativa que se le ocurre ahora presentar al Gobierno es la de reducir el número de modalidades de contratación laboral, reiterando el error de pensar que una reforma en la normativa laboral va a mejorar la situación del mercado de trabajo y de la economía.

Es hora de que tanto el Gobierno de España como las instituciones de la Unión Europea, y los gobiernos de los países que siguen abogando por la austeridad a ultranza, especialmente el gobierno alemán, asuman sus errores y apuesten por un cambio de políticas. En este sentido, cada vez son más las críticas al modelo neoliberal impuesto y más los que piden un cambio sustancial que priorice el crecimiento económico y el empleo.

Y el primer paso en ese cambio, indudablemente, debe darlo el Gobierno español retirando la reforma laboral e introduciendo medidas dirigidas a la generación de empleo de calidad. El fracaso de su política de devaluación salarial y de recorte de derechos laborales es cada vez más evidente y, lo que es peor, tiene unos costes sociales difícilmente asumibles y que no pueden seguir perdurando en el tiempo. UGT solo apoyará las políticas que apuesten por el crecimiento económico y el empleo.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek