Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Jueves, 15/11/2018
Portada > noticia
Mañana, 1 de diciembre, Día Mundial de la Lucha contra el SIDA

UGT reivindica la adopción de una estrategia nacional, en línea con la OIT, para proteger los derechos de los trabajadores afectados por VIH-SIDA

UGT destaca que este año se ha avanzado en la protección social y laboral de los trabajadores afectados por el VIH y el SIDA, al aprobar la OIT- en su 99 Conferencia, celebrada en junio- una norma internacional en esta materia. No obstante, el sindicato, consciente de que el éxito de esta norma dependerá de su aplicación, reivindica al Gobierno que adopte y desarrolle una estrategia política que asuma el contenido de la recomendación, mediante la participación de las organizaciones sindicales y empresariales. Esta norma internacional, vela para que no se discrimine a los trabajadores afectados por el VIH en el ámbito laboral. Así, el estado serológico no deberá ser un motivo para terminar una relación de trabajo; las ausencias temporales deberán tratarse de la misma manera que otras ausencias por otras razones de salud; y el trabajo se adaptará a las necesidades del trabajador en función de su salud y mientras sea médicamente apto para el desarrollo del mismo. Se trata de evitar la estigmatización social y laboral de estos trabajadores.

30/11/2010 | UGT

Este año, en el marco de la 99 Conferencia de la OIT celebrada en junio, se ha adoptado una nueva norma internacional del trabajo sobre VIH y SIDA. Esta norma, constituye el primer instrumento internacional de derechos humanos dedicado específicamente a abordar el VIH y el SIDA en el mundo del trabajo, estableciendo unos principios y unos derechos básicos en el mundo laboral, que actúan como directrices.

Desde UGT, damos un alto valor a esta norma por la consideración que tiene para todos los Estados y, lo mas importante, el reconocimiento a nivel mundial de lo que supone estar afectado del VIH y el sida; situaciones que abarcan desde un alto grado de desigualdad social y económica, hasta la falta de información y de sensibilización, la falta de confidencialidad y el acceso insuficiente a un tratamiento.

Uno de los puntos que consideramos básicos es que al establecer una norma internacional de estas características, se orienta a los gobiernos y a las organizaciones de empleadores y trabajadores a definir las responsabilidades y funciones respectivas en cada uno de los niveles. Con esta norma, obtenemos el reconocimiento de la Organización Internacional del Trabajo, que los trabajadores afectados por el VIH y el sida en el mundo del trabajo sufren de estigmatización, discriminación y la amenaza de perder el empleo, circunstancias todas ellas que venía denunciando nuestro Sindicato desde hace años.

Para evitar la discriminación en el empleo y tratar a todos los trabajadores en condiciones de igualdad, con independencia de su estado serológico y/o de enfermedad, se establecen en la norma una serie de principios generales, que deben ser asumidos por los respectivos Gobiernos nacionales, reconociendo expresamente aspectos tan fundamentales como la plena participación de las organizaciones de empleadores y de trabajadores, a la hora de abordar, tratar y reconocer el VIH y el sida como una cuestión relativa al lugar de trabajo; la protección de los trabajadores de su vida privada y la confidencialidad en relación con el VIH y el sida; la no exigencia a ningún trabajador que se someta a una prueba de detección del VIH ni que revele su estado serológico y el establecimiento de la prevención de transmisión como una prioridad.

Para UGT, es básico el tratamiento en la Recomendación que se hace respecto a la discriminación y promoción de la igualdad de oportunidades y de trato. Pero lo que es más importante, por primera vez se establecen y asumen unos principios básicos e ineludibles que van a impulsar la adopción de una política y estrategia nacional, en la que se va a salvaguardar el estado serológico del trabajador impidiendo la discriminación en la contratación, la permanencia en el empleo o el logro de la igualdad de oportunidades.

Asegurarnos la igualdad de oportunidades y de trato para estos trabajadores se traduce en la eliminación de la gran estigmatización que sufren las personas afectadas, por este motivo la recomendación es firme, respecto a

  • El estado serológico, real o supuesto, respecto del VIH no deberá ser un motivo para terminar una relación de trabajo

  • Las ausencias temporales del trabajo motivadas por la necesidad de prestar cuidados a terceros o por enfermedad relacionadas con el VIH o el sida deberán tratarse de la misma manera que las ausencias por otras razones de salud.

  • A las personas con enfermedades relacionadas con el VIH no se les deberá negar la posibilidad de realizar su trabajo, para ello deberán establecerse los ajustes razonables, de ser necesario, mientras sean médicamente aptas para ello.

  • Desde UGT, hemos considerado que cualquier normativa que se establezca a este respecto debe abordar y dar respuestas, desde la perspectiva del afianzamiento de los derechos humanos, a las desigualdades, la estigmatización y la discriminación que produce esta enfermedad dentro del ámbito laboral.

    Somos conscientes que el éxito de esta norma va a depender de la aplicación y promoción efectiva de sus disposiciones en cada uno de los Estados Miembros, para ello es imprescindible la implicación directa a la participación que ha asumido la OIT, tanto de forma económica como técnica; por nuestra parte, reivindicamos al Gobierno la adopción de estas políticas, así como el establecimiento de una estrategia nacional que aborde y asuma lo contenido en la recomendación, con la participación activa de los Interlocutores Sociales sobre esta materia tal y como se recoge en la norma.

    CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
    chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek