Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Viernes, 20/07/2018
Portada > noticia
22 de marzo, Día Mundial del Agua 2012

UGT y CCOO abogan por un modelo de gestión pública, transparente y con participación social

21/03/2012 | UGT

En el Día Mundial del Agua 2012, que se celebra mañana bajo el lema “Agua y Seguridad Alimentaria”, UGT y CCOO abogan por un modelo de gestión pública, transparente y con participación social que garantice el servicio público de abastecimiento y saneamiento de agua y promueva el uso eficiente del recurso. Las organizaciones sindicales apoyan la incorporación al texto de la Ley de Aguas del reconocimiento al Derecho Humano Universal del Agua e impulsan la iniciativa ciudadana europea (ICE) en España con recogida de firmas por todo el país para reclamar a las Administraciones Públicas que garanticen el Derecho Humano al Agua y al saneamiento a través de servicios públicos de calidad.

UGT y CCOO se unen a la convocatoria de Naciones Unidas para el Día Mundial del Agua 2012, bajo el lema “Agua y Seguridad Alimentaria”.

La estrecha relación entre ambos conceptos brinda la oportunidad de reflexionar sobre los retos que plantea la gestión sostenible del agua para garantizar dos derechos humanos básicos, el acceso universal al agua potable y los servicios de saneamiento, y el acceso a la alimentación. También es una jornada de reivindicación de la responsabilidad de las administraciones como garantes de la gestión pública del agua para asegurar el acceso universal a este bien común respetando su triple funcionalidad ambiental, social y económica.

El agua es un factor esencial en la producción de alimentos. El 20% de las tierras cultivadas en el mundo son regadíos que consumen el 70% del agua dulce del planeta y aportan el 40% de la producción de alimentos.

En España la superficie de regadío representa el 15% de la superficie agraria útil total, consume alrededor del 70% de la demanda de recursos hídricos y aporta más del 50% de la producción final agraria, El impacto del cambio climático sobre la disponibilidad de agua para agricultura, la pérdida de suelos de cultivo por usos urbanísticos e industriales y la competencia entre demandas crecientes de los distintos usos del agua compromete la seguridad alimentaria de los 9000 millones de personas que habitarán el planeta en 2050 y que, según datos de la FAO, demandarán un aumento del 70% de la producción de alimentos.

Entre los efectos del cambio climático sobre los recursos hídricos, de acuerdo con las conclusiones del 4º Informe del IPCC, destacan la disminución de la escorrentía de los ríos y de la recarga de acuíferos en regiones del Mediterráneo y zonas semiáridas de América, Australia y África meridional; la pérdida de glaciares que afecta especialmente a Asia; y la severa afección de los deltas fluviales debido a la reducción del flujo de agua, el aumento de la salinidad y la elevación del nivel del mar.

Por otra parte, el aumento de la temperatura provocará un incremento de la tasa de evaporación y un aumento de las lluvias en los trópicos y en las zonas de mayor altitud, pero un descenso de la pluviometría en las zonas que ya sufren sequía, acentuándose el déficit hídrico en las zonas más secas.

Los escenarios climáticos para España confirman la evolución de incremento progresivo de temperaturas medias, disminución de precipitaciones y mayor frecuencia fenómenos meteorológicos extremos (sequías, inundaciones, olas de calor, etc.). Conforme a estas previsiones, se producirá una la reducción de los flujos de agua, estimada para las distintas cuencas hidrográficas, entre un 5 y 11% según el Plan Español de Adaptación al Cambio Climático. El conjunto de impactos mencionados aumentan la vulnerabilidad socioeconómica de España frente a los efectos del cambio climático, afectando significativamente al abastecimiento y a la totalidad de la actividad productiva.

Aunque los efectos del cambio climático afectan tanto a áreas urbanas como rurales, las poblaciones más vulnerables al riesgo de déficit hídrico e inseguridad alimentaria son las comunidades rurales que habitan en los países en desarrollo más expuestos al riesgo de episodios meteorológicos extremos y variabilidad de lluvias.

La respuesta a los desafíos que plantea la interrelación agua y seguridad alimentaria requiere, entre otras actuaciones, una gestión sostenible del ciclo integral de agua que asegure la disponibilidad del recurso en condiciones de calidad; mejora de la eficacia en el uso del agua en agricultura, a través de buenas prácticas agrarias; desarrollo de la investigación sobre el alcance y localización de los efectos del cambio climático en los recursos hídricos para agricultura particularmente afectados por este fenómeno; aprovechamiento de las tecnologías de desalación y desalinización bajo criterios de sostenibilidad, y mejora significativa de la tasa de depuración y reutilización de agua residuales.

Respecto a la gestión sostenible del agua, CCOO y UGT abogan por un modelo de gestión pública, transparente y con participación social, que garantice el servicio público de abastecimiento y saneamiento de agua y promueva el uso eficiente del recurso. En este sentido, rechazamos las iniciativas de privatización de la gestión del agua que persiguen principalmente el beneficio económico antes que garantizar el derecho al agua y la preservación de las funciones ambientales de este recurso.

UGT y CCOO apoyan la incorporación al texto de la Ley de Aguas del reconocimiento al Derecho Humano Universal al Agua. Consideramos que sería una actuación coherente por parte del Gobierno de España con la adhesión de nuestro país a la Resolución 64/292 de Naciones Unidas, en la que se reconoce el acceso al agua potable y al saneamiento como un derecho humano esencial para el disfrute de la vida y de todos los derechos humanos.

CCOO y UGT impulsan la iniciativa ciudadana europea (ICE) que reclama el derecho humano al agua y al saneamiento a través de unos servicios públicos de calidad presentada en el marco del VI Foro Mundial del Agua y que se solicitará el próximo 1 de Abril a la Comisión Europea por la Federación Europea de Sindicatos de servicios Públicos (EPSU).

La ICE es un nuevo instrumento de participación ciudadana en Europa que permite incluir cuestiones de interés general en la agenda política de la Comisión Europea si se consigue recoger 1 millón de firmas entre los ciudadanos de, al menos, 7 estados miembros de la Unión.

UGT y CCOO impulsarán la puesta en marcha de esta campaña en España recogiendo firmas por todo el país y reclamando a las distintas administraciones que asuman su responsabilidad garantizando el Derecho Humano al Agua y al Saneamiento a través de unos servicios públicos de calidad. UGT y CCOO con el resto de sindicatos de servicios públicos europeos recuerdan que son los gobiernos los responsables de garantizar este Derecho Humano, como ha reconocido en dos resoluciones la ONU.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek