Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Jueves, 18/10/2018
Portada > noticia

UGT y CCOO demandan al Gobierno conocer el Plan sobre Responsabilidad Social de las Empresas

 

09/07/2012 | UGT

UGT y CCOO reclaman la convocatoria de forma inmediata de la Comisión Permanente y el Pleno del CERSE para que el Gobierno dé a conocer, de una vez por todas, cuál va ser su estrategia en torno a la RSE, y que finalicen los trabajos pendientes del Consejo sobre indicadores de las memorias de RSE y funcionamiento interno del CERSE. 

UGT y CCOO denuncian que, tras más de seis meses de la toma de posesión, el Gobierno todavía no ha hecho ninguna indicación sobre sus intenciones en materia de Responsabilidad Social de las Empresas (RSE) ni sobre sus criterios de funcionamiento de Consejo Estatal de RSE y, sin embargo, hace declaraciones periódicas sobre la importancia de las políticas de RSE, dice que está elaborando un plan nacional de RSE o diseñando procesos formativos sobre la materia. Simultáneamente, desatiende la petición de los sindicatos, que desde el pasado 7 de junio, en que solicitaron la convocatoria del Pleno del Consejo, no tienen noticias oficiales: es decir, propaganda e inacción. 

CCOO y UGT critican esta forma de proceder por parte del Gobierno y consideran que esta actitud esconde la voluntad de corregir y empeorar la Ley de Economía Sostenible. Además, recuerdan que el artículo 39 de la citada ley y su cuerpo dispositivo avanzan muy significativamente en las actuaciones básicas de la RSE, desarrollando temas de suma importancia, entre los que cabe destacar: 

  • Se señala al CERSE como el ámbito donde definir criterios de homogenización en materia de elaboración y autoevaluación de las memorias de sostenibilidad, definición de una serie de indicadores para ajustar los objetivos de transparencia, buen gobierno, compromiso social y con el medio ambiente. 
  • Partiendo de la premisa de que las prácticas de RSE son voluntarias, se orienta en cómo realizar los informes, la necesidad de su verificación y si han de ser verificadas por terceros. 
  • Las empresas de más de 1000 trabajadores que realicen memorias de RSE, deberán comunicarlo al CERSE para realizar el oportuno seguimiento. Además cualquier empresa puede ser reconocida como socialmente responsable, de acuerdo a las condiciones que determine el CERSE. 
  • La difusión de las políticas de inversión socialmente responsable de los fondos de pensiones, en las que el impulso del CERSE ha tenido un papel muy importante. 

Ambos sindicatos recuerdan que la Ley de Economía Sostenible fue apoyada por la inmensa mayoría de los partidos parlamentarios, incluido el Partido Popular, y entienden la dificultad de que una ley elaborada en el ámbito del Ministerio de Economía sea desarrollada, en parte, por el Ministerio de Empleo, pero creen que este conflicto de competencias no puede ser excusa para bloquear cualquier tipo de desarrollo de las RSE. 

UGT y CCOO acusan a CEOE de bloquear el CERSE, cuestionándolo día sí, día también por su supuesta ineficacia, y obviando que buena parte de la falta de actividad es de su exclusiva responsabilidad al negarse a participar en uno de los grupos de trabajo y abandonar otro, sin haber sido impugnado por ello y habiendo ocasionado retrasos injustificables, que en ningún caso son responsabilidad de los sindicatos y que deterioran el funcionamiento del CERSE y el diálogo social, tan necesario en estos tiempos de crisis. 

Para ambos sindicatos las expectativas de CEOE se reducen a considerar que la RSE es materia exclusiva de las empresas, defendiendo un concepto de RSE-beneficencia-altruismo, donde se destacan las buenas prácticas pero se ocultan las contrarias a la responsabilidad social, lo que convierte la RSE en parte del marketing empresarial, y que explica la oposición a desarrollar la Ley de Economía Sostenible. Parece como si los empresarios españoles, representados por CEOE, piensan en invalidar todo mecanismo que cuestione o les obligue a rectificar conductas impropias en unas relaciones de carácter democrático. En honor a la verdad, nos consta que existen muchas empresas que sí se toman en serio sus prácticas de RSE, aunque admitan simultáneamente estas prácticas obstruccionistas de su organización empresarial. 

Para CCOO y UGT, el ejercicio de la RSE es fundamental para el buen gobierno de las empresas y debe ser clave en la salida de la crisis. Por ello, consideran de vital importancia continuar con los trabajos iniciados en el CERSE, como objetivo inmediato, y desarrollar sus cometidos futuros en una estrategia a medio plazo. En esta línea se mueven los desarrollos legislativos pendientes que emanan de la Ley de Economía Sostenible que buscan la generalización de las prácticas de RSE y su transparencia, así como la consolidación del diálogo con los Grupos de Interés. Y entre ellos, de forma destacada, las relaciones y diálogo con los trabajadores y sus representantes. 

Independientemente de las dificultades puestas por CEOE, es responsabilidad del Gobierno conseguir que lleguen a buen puerto los objetivos establecidos en la Ley de Economía Sostenible, complementados por el plan nacional de RSE. Paralelamente, es también responsabilidad del Gobierno revitalizar el CERSE, reanudando sus actividades a la mayor brevedad posible y dejando fuera de toda duda que es un órgano consultivo del Gobierno y de composición participativa, donde ha de residenciarse la promoción, evaluación, y dirección de las políticas de RSE en nuestro país. Y aunque en estos momentos no hay ningún diálogo con CEOE y han fracasado, uno tras otro, los intentos para restablecer líneas de comunicación y salir de esta situación de bloqueo, UGT y CCOO están siempre dispuestos al diálogo y vuelven a emplazar a la patronal a recuperarlo.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek