Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Martes, 22/05/2018
Portada > noticia

UGT y CCOO rechazan la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica e Innovación 2013-2016

El Consejo Asesor de la Ciencia ha ignorado a los sindicatos en la elaboración final de los textos

29/01/2013 | UGT

UGT y CCOO rechazan la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica de Innovación 2013-2016 aprobados por el Consejo Asesor para la Ciencia y denuncian que dicho Consejo ha ignorado a las organizaciones sindicales al no admitir ninguna de sus propuestas en la elaboración final de los textos.

Para CCOO y UGT, el plan refleja, entre otras cuestiones, la ausencia de una reflexión concreta sobre la situación real por la que atraviesa nuestro sistema científico técnico y la falta financiación, compromiso presupuestario y objetivos que estabilicen la ciencia y la investigación en nuestro país, haciendo de la misma motor de la recuperación económica.

Además, tanto el Plan como la Estrategia están centrados casi exclusivamente en el sector empresarial y excesivamente orientados hacia la innovación en detrimento de la investigación, con una visión cortoplacista que hipoteca el futuro de la I+D+i en nuestro país.

La posición mantenida por UGT y CCOO como miembros del Consejo Asesor para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, ha sido la de proponer la introducción de numerosas correcciones y modificaciones a dichos borradores sometidos a informe en dicho Consejo, que se concretan en: 

  • El Plan refleja la ausencia de una reflexión concreta sobre la situación real por la que atraviesa nuestro sistema científico técnico, el impacto que ha supuesto la crisis sobre sus recursos institucionales, humanos y financieros y su capacidad para interactuar con el conjunto de la sociedad española. Da pues una visión atemporal, poco adecuada para afrontar la gravedad de la situación porque atraviesa el sistema. 
  • Una de las principales razones por las cuales ambos sindicatos no pudieron aprobar los planteamientos del MINECO es la falta de financiación y la carencia de un compromiso presupuestario que fuese capaz no solamente de mantener los puestos de trabajo y los equipos de investigación, sino que además estabilizase la Ciencia y la Investigación en nuestro país, haciendo de la misma motor de recuperación económica que tanto necesitamos. Esta imprecisión con que se afrontan los recursos económicos puestos a disposición del Plan, condiciona su credibilidad y el papel referente que debería suponer para la comunidad científico técnica y el conjunto de la sociedad española. En este punto coincidimos con la opinión mayoritariamente expresadas por los miembros del Consejo Asesor, que demandan una mayor ambición en los recursos disponibles, un mayor desglose de las diferentes partidas que lo componen y su evolución histórica y una visualización de nuestra posición relativa respecto a los países de nuestro entorno. 
  • Todo ello supondría que, a la finalización del Plan en el año 2016, nos situaríamos en una cifra del 1.41% del PIB dedicado a I+D, sólo dos décimas por encima del 1.39% que se alcanzó en 2009 y que nos distancia de las políticas de expansión del gasto en I+d seguidas por los países de nuestro entorno. La inclusión de los temas de innovación en los objetivos del Plan, de muy dudosa evaluación y cuantificación, incorpora una mayor imprecisión en los objetivos a cubrir y en los recursos y retornos a implementar. 
  • No entendemos cómo no se refleja en el Plan los recursos financieros concretos de que se dispone para su primer año de vigencia y tampoco se incluyan los objetivos a cubrir en ese primer año.
  • No se incluyen indicadores globales ni desagregados para cada uno de los programas, entre ellos los recursos financieros y humanos. 
  • En el programa sobre cultura científica y sociedad, no se incorpora el objetivo de ampliar la negociación colectiva a los aspectos de políticas de innovación y cambio tecnológico de las empresas. En la acción estratégica de salud no se hace énfasis en los aspectos relacionados con la salud laboral y prevención de riesgos laborales. 
  • En el capítulo de recursos humanos, si bien se recoge el objetivo de impulsar el crecimiento, formación y movilidad del conjunto de personal de investigación, científicos, tecnólogos, técnicos y gestores, no se incluye ninguna previsión de las plazas previstas para el sector público, que concreten las medidas para detener el envejecimiento de las plantillas y la fugas de personal formado. 
  • Tanto la Estrategia como el Plan, están excesivamente orientados hacia la innovación en detrimento de la investigación básica, con una visión cortoplacista que lastra el futuro de la I+D+i en nuestro país. Además, tanto UGT como CCOO consideramos que se centran, casi exclusivamente, hacia el sector empresarial lo que nos pone en riesgo de externalización de las estructuras públicas de investigación, como está sucediendo en otros muchos sectores. Aunque coincidimos en el planteamiento de que la empresa debe incorporal la I+D+i a su sistema productivo y que esta debe aumentar la financiación privada a niveles de la media de los países desarrollados, sin embargo no encontramos ningún mecanismo por el cual estas inversiones de dinero público vayan a tener un retorno para la sociedad española. 

Por todo lo anterior, dado que en el seno de este Consejo no se introdujeron en los documentos las propuestas de nuestras organizaciones, CCOO y UGT no aprobaron la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología y de Innovación, ni el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek