Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Miercoles, 14/11/2018
Portada > noticia

UGT y CCOO rechazan la propuesta del Gobierno y le instan a que los perceptores del SMI y del IPREM recuperen el poder adquisitivo perdido

Toni Ferrer y Ramón Górriz remiten una carta al Director General de Empleo

27/12/2012 | UGT

Los Secretarios de Acción Sindical de UGT y CCOO, Toni Ferrer y Ramón Górriz, respectivamente, han remitido hoy una carta al Director General de Empleo, Xavier Thibault, en la que muestran su desacuerdo con la propuesta planteada de aumentar el SMI un 0,6% para 2013 pues supondrá nuevas pérdidas de poder adquisitivo para estos trabajadores.

Ambos sindicatos instan al Gobierno a que el SMI recupere el poder de compra perdido desde 2009 y se mantenga en 2013.

Asimismo, critican la congelación, por tercer año consecutivo, de la cuantía del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM), referente para la concesión de ayudas, becas, subvenciones y subsidio por desempleo, etc. y recuerdan al Gobierno su obligación de informar y realizar una consulta con los interlocutores sociales sobre la cuantía del IPREM, obligación que ha incumplido.

Para evitar que se produzcan pérdidas de poder adquisitivo del SMI solicitan la reforma del artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores para asentar sobre nuevas bases la determinación anual del SMI, así como que se aborde la negociación planteada por el RDL 3/2004 sobre criterios para la revisión del IPREM.

En este sentido, proponen un mecanismo de actualización automática, similar al que se aplica para las pensiones públicas. 

Adjuntamos el documento conjunto sobre esta materia y os trasladamos el contenido íntegro de la carta: 

En relación al Proyecto de Real Decreto por el que se fija el Salario Mínimo Interprofesional para 2013, remitido el 21 de diciembre de 2012, le comunicamos nuestro descuerdo con la propuesta planteada. 

El Gobierno del Partido Popular ha planteado aumentar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) un 0,6% para 2013, lo que previsiblemente supondrá nuevas pérdidas de poder adquisitivo para los trabajadores que perciben el SMI, que se suma a las que ya han soportado en 2012 (cuando el SMI se ha congelado y los precios han aumentado un 2,9% interanual en noviembre de 2012) y anteriormente en 2010 y 2011, años en los que el fuerte aumento del IPC unido al moderado incremento nominal del SMI, originaron una pérdida de su poder real. 

Según el artículo 27.1 del Estatuto de los Trabajadores, la actualización anual del SMI debe tener en cuenta el índice de precios al consumo, la productividad media nacional alcanzada, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional y la coyuntura económica general. El índice de precios al consumo se sitúa en el 2,9% interanual en noviembre de 2012, la variación de la productividad media en el 3,1% en el tercer trimestre de 2012, la participación de los salarios en el PIB ha caído hasta el 45,6% en ese mismo trimestre, y la previsión oficial para 2013 de descenso del PIB real es del 0,5%. Además, la Carta Social Europea establece que el SMI alcance el 60% del salario medio neto, objetivo lejano para España, ya que en 2012 el SMI solo supone el 40,3% del salario medio neto. 

El Gobierno debe tener en cuenta las cifras anteriores para fijar el SMI, ya que estos datos refuerzan la petición sindical de que el salario mínimo interprofesional debe aumentar en 2013 al menos al ritmo de la inflación prevista, permitiendo al reducido número de trabajadores y trabajadoras que perciben el SMI (apenas 124.500 personas en el tercer trimestre de 2012 según datos del Gobierno) mantener su poder adquisitivo y no deteriorando más las condiciones salariales y vitales de los sectores de la población que perciben el salario mínimo interprofesional. 

La subida propuesta por el Gobierno no garantiza el poder adquisitivo del SMI en 2013 según las previsiones de inflación previstas. Además, el artículo 27.1 señala también que teniendo en cuenta los anteriores datos, “El Gobierno fijará, previa consulta con las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales más representativas, anualmente, el salario mínimo interprofesional…”. Es por tanto obligación del Gobierno establecer la subida del SMI, mediante el trámite de información y consulta. 

Así, la referencia al aumento del 0,6% del SMI tomada por el Gobierno, vinculada al II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) firmado por sindicatos y empresarios para los años 2012, 2013 y 2014, es claramente interesada, y no tiene ningún tipo de justificación, ya que el Gobierno es el que tiene la obligación legal de determinar el salario mínimo. Especialmente cuando a la firma de este acuerdo el 25 de enero de 2012 entre sindicatos y empresarios, el gobierno respondió apenas dos semanas después en sentido contrario promulgando el RDL 3/2012, de 10 de febrero de medias urgentes para la reforma del mercado laboral. 

El AENC apostaba por mecanismos de flexibilidad interna en el marco de la negociación colectiva para hacer frente a la crisis, con el objetivo del mantenimiento y recuperación del empleo, en un marco de moderación de todas las rentas (salarios, beneficios) y un control de los precios y un compromiso de reinversión productiva de los excedentes empresariales. En ese contexto se planteaba una moderación de los incrementos salariales, que en todo caso añadía además una cláusula de actualización salarial en función de diversas variables. 

IPREM 2013

Respuesta a la propuesta de actualización del Gobierno 

De igual modo, en los Presupuestos Generales del Estado para 2013 se congela, por tercer año consecutivo, la cuantía del Indicador Público de Rentas Múltiples, a pesar de los datos sobre inflación y su previsión. 

El RDL 3/2004, que desvincula el IPREM del SMI, indica que “Anualmente, en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, se determinará la cuantía del citado indicador teniendo en cuenta, al menos, la previsión u objetivo de inflación utilizados en ella. Con anterioridad a la aprobación del proyecto de Ley anual de Presupuestos Generales del Estado, el Gobierno consultará a las organizaciones empresariales y sindicales más representativas sobre la cuantía del IPREM”. Como consecuencia, el Gobierno está en la obligación de informar y realizar una consulta con sindicatos y empresarios sobre la cuantía del IPREM, obligación que ha incumplido. 

Propuesta sindical de revisión del Salario Mínimo Interprofesional y el IPREM 

Dado que la mejora del poder de compra del SMI contribuye al fortalecimiento de la cohesión social y a la reducción de desigualdades, la crisis económica no puede servir de excusa para no avanzar progresivamente hacia la consecución del objetivo del 60% del salario medio neto suscrito en la Carta Social Europea. 

La contención de las rentas de la propiedad y el trabajo (ya se produzca a través de la primera o segunda distribución de la renta) tiene que repartirse de manera proporcional, salvaguardando a quienes pierden su empleo o a aquellos otros cuyo nivel salarial les sitúa por debajo del mínimo exento de participar en dicho esfuerzo, en cuyo caso se encuentran los trabajadores y trabajadoras retribuidos con el SMI. 

Por tanto, dadas las circunstancias actuales, UGT y CC.OO. instan al Gobierno a que el SMI recupere el poder de compra perdido desde 2009 y se mantenga en 2013, impidiendo que su capacidad adquisitiva real prosiga con la caída experimentada. 

Además, con el fin de evitar que se produzcan pérdidas de poder adquisitivo del SMI, solicitamos la reforma del artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores para asentar sobre nuevas bases la determinación anual del SMI, así como que se aborde la negociación planteada por el RDL 3/2004 sobre los criterios para la revisión del Indicador Público de Rentas Múltiples (IPREM). 

En esta línea, las organizaciones sindicales expresamos que, como mínimo, la actualización del IPREM debe garantizar el mantenimiento de su valor real a lo largo del tiempo, para lo cual se podría emplear un mecanismo de actualización automática, similar al que se aplica para las pensiones públicas. De tal manera que en noviembre de cada año se corregiría la posible desviación entre el IPC real y el incremento inicial del IPREM. 

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek